Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabildo de Gran Canaria Nueva etapa política

El cabeza de lista de Podemos afronta una denuncia por abusos sexuales

La hija de una expareja acusa a Juan Manuel Brito de aprovecharse de ella cuando tenía cinco años - La madre revela los hechos a un médico 15 años después

Juan Manuel Brito atiende a los periodistas en una comparecencia como candidato de Podemos.

Juan Manuel Brito atiende a los periodistas en una comparecencia como candidato de Podemos. LP/DLP

El consejero electo y futuro vicepresidente segundo de Podemos en el Cabildo, Juan Manuel Brito, deberá afrontar una denuncia por abusos sexuales a la hija de una expareja. Los supuestos manoseos se remontan tres lustros atrás, cuando la afectada tenía cinco años, pero su madre ha revelado los hechos al médico de cabecera de su hija y éste ha denunciado el caso al juzgado de guardia.

Isabel Martín se entrevistó con el doctor el pasado 15 de mayo, cuando las formaciones políticas afrontaban la última semana de la campaña electoral. Le dijo que su hija sufrió "agresiones sexuales repetidas con cinco años de edad", incluso dio el nombre del presunto responsable: Juan Manuel Brito Díaz, "actualmente candidato de Podemos al Cabildo de Gran Canaria", según recoge el parte lesiones enviado por el médico al juez, que ha encargado al Grupo de Atención a la Familia de la Policía Nacional que investigue la veracidad de la denuncia.

El médico añade que la joven, de 19 años, se encuentra en tratamiento psiquiátrico con antidepresivos y con sedantes, pero especifica que desconocía los abusos revelados ahora por su madre. De ahí que remitiera el parte de lesiones al juzgado de guardia, tal y como establece el protocolo de actuación en estos casos, pues aprecia una "depresión crónica" asociada a una posible "agresión sexual en la primera infancia".

La Policía Judicial citó a la perjudicada el pasado 27 de mayo, tres días después de las elecciones. La joven ratificó los episodios de abusos, pero con lagunas y ambigüedades al concretar los hechos. Asegura que sus problemas actuales son fruto de una situación familiar "difícil", con conflictos entre sus padres biológicos, una madre con "fuertes depresiones" y cambios continuos de casas y de colegios.

La perjudicada añade que sus "recuerdos" son "lejanos" y los ha ido "desarrollando a lo largo de todos estos años", puesto que "al ser tan pequeña no era consciente en ese momento de la gravedad de la situación". En ese contexto, la víctima sostiene que Brito "entraba por las noches en su habitación y la manoseaba y la lamía por todo el cuerpo", según consta en su declaración policial.

Agresión sexual

Luego agrega que tiene "un recuerdo claro" de un intento de agresión sexual en el salón de la vivienda. En concreto asegura que Brito trató de forzarla, pero "no pudo llegar a más porque ella era "muy pequeña", detalla en su testimonio.

La joven afirma que los hechos sucedieron cuando tenía "cinco o seis años" y, en ese entonces, Brito convivía con su madre. De ahí que lo viera como un "referente" paterno. Luego, a los ochos años, se fue a vivir con su padre a la Península y regresó poco después con su madre a la capital grancanaria. Fue en ese momento cuando empezó a ser consciente de su "realidad", es decir, de los supuestos abusos sexuales que ahora denuncia.

La joven habló por primera vez con su progenitora sobre estos hechos cuando tenía 17 años. Afirma que no lo hizo antes porque siempre la veía decaída. Asimismo vincula esos hechos y la inestabilidad familiar con su actual "trastorno de ansiedad".

Su testimonio, que ya ha sido remito al juez de instrucción, obedece a una "recomendación" para "cambiar" esa situación familiar. Ninguna de las dos partes enfrentadas han querido comentar la situación.

Compartir el artículo

stats