Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Brígida

Cae el drago de Las Meleguinas, uno de los más viejos del mundo con 490 años

El tronco se secó hace varios años al cambiar las condiciones del terreno en el que vivió

Cae el drago de Las Meleguinas, uno de los más viejos del mundo con 490 años

Cae el drago de Las Meleguinas, uno de los más viejos del mundo con 490 años LA PROVINCIA / DLP

Gran Canaria ha perdido uno de sus principales emblemas naturales, el drago de Las Meleguinas. Situado en los jardines de Las Grutas de Artiles, en La Angostura, era uno de los más viejo de la isla y, según algunos expertos, de los más antiguos del Archipiélago canario y posiblemente del mundo, con una edad que rondaba los 490 años. A las 14.30 horas del pasado miércoles, tras años de deterioro y de abandono, su tronco marchito cayó definitivamente.

A primera hora de la tarde, dos camareros del restaurante Las Grutas de Artiles estaban preparando una mesa cuando escucharon un gran estruendo seco. El drago de Las Meleguinas, con casi cinco siglos de existencia, ya era historia. "La última vez que fui a verlo, hace un par de años, ya estaba bastante deteriorado", recordó ayer David Bramwell, exdirector del Jardín Botánico Viera y Clavijo.

"Era muy viejo y posiblemente se secó porque las construcciones que se realizaron a su alrededor cambiaron las condiciones naturales en las que creció, aunque también pudo ser víctima de alguna plaga o enfermedad que hay por aquella zona", explicó Bramwell, quien consideró que es una perdida lamentable para la botánica.

Eugenio Reyes, portavoz de la Federación Ecologista Ben Magec y técnico del Jardín Canario, apuntó que con la muerte anunciada del drago de Las Meleguinas "se pierde un emblema y un patrimonio" de la isla, por lo que reclamó que se permita realizar un análisis de sus restos para investigar las causas de su deterioro y caída final.

Reyes consideró que ese ejemplar ha muerto por abandono, pues al estar en un finca privada tampoco pudieron intervenir las administraciones públicas en su protección. Para evitar nuevas pérdidas del patrimonio vegetal, el representante de Ben Magec propuso que el Cabildo apruebe una normativa que permita salvar esos ejemplares emblemáticos cuando los dueños no puedan hacerlo, tal como ocurre con un edificio histórico o un yacimiento arqueológico.

Se trata de la tercera pérdida de un drago centenario en Santa Brígida en la última década, recordó el cronista oficial de la villa, Pedro Socorro. "Primero, con la tormenta tropical Delta de finales de 2005, aquella que se cargó el Dedo de Dios en Agaete, perdimos el que estaba junto a la ermita del Carmen en Las Goteras, que tenía más de 300 años. Luego, cuatro años después, el 25 de febrero de 2009, se cayó el que estaba en un chalé a la entrada del pueblo, que había sido plantado por el vecino Juan Lemes Sabina, un conocido industrial harinero, para decorar el jardín de su casona de verano, situada a la entrada del pueblo. Aquel señero ejemplar contaba con 105 años. Y ahora este, el más viejo, con cerca de 480 años. Era el icono de todos los dragos. Ahora nos queda el de Pino Santo, en el barranco Alonso, que tiene unos 300 años", señaló.

Pedro Socorro asegura que Santa Brígida es uno de los municipios con más dragos de Canarias. "Yo en un estudio contabilicé más de 500 dragos. Además, contamos con lugares y barrios cuyos nombres hacen referencia a estos árboles tan nuestros, como El Dragonal o El Draguillo".

El viejo drago de Las Meleguinas, era "uno de los símbolos del patrimonio natural de Canarias y de la antigua y extraordinaria naturaleza de las islas", apuntó. El tronco largo y delgado, de unos doce metros, junto con su pequeña copa, ya completamente seca, cayeron sobre una de las grutas del restaurante, por lo que causó algunos daños, afortunadamente solo materiales. Sus raíces mitológicas no pudieron mantenerse más en pie, al borde del risco y escorias del ciclo volcánico post Roque Nublo.

"A estas notables pérdidas en los últimos diez años de algunos de los árboles más queridos por los satauteños se ha unido ahora el del drago de Las Meleguinas, que probablemente había crecido después de la conquista de Gran Canaria, formando parte de un hermosísimo conjunto paisajístico que a mediados del siglo XX fue motivo de postales y pinturas", añadió el cronista.

Compartir el artículo

stats