Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Presidente de Ascoive

Juan Pérez: "Cultivar, cuidar, ver crecer tus frutos y recoger al final una buena cosecha es algo mágico"

"Los isleños cada vez son más conscientes y sensibles sobre la importancia de la soberanía alimentaria", afirma el agricultor

Juan Pérez.

Juan Pérez. JUAN CARLOS CASTRO

Varios visitantes de la XII Feria del Sureste me han chivado que a su puesto de frutas se llega simplemente siguiendo el aroma de sus naranjas y sus tomates de Casa Santa.

Hombre, es que son productos cultivados aquí mismo, que no pasan por ninguna otras manos, ni por cámaras de frío, ni transportes innecesarios, directamente de la tierra al cereto. Aquí puede ver estas mandarinas, estos aguacates, o las naranjas de zumo y de comer.

Pero como la de usted, o de la familia Pérez Pérez que es como se denomina su negocio, ocurre con una buena tanda de puestos, ¿no tiene usted la impresión de cada vez hay más, tanto productores cómo clientes interesados en adquirir las producciones locales?

Sí que hay más. Los isleños cada vez son más conscientes y sensibles sobre la importancia de la soberanía alimentaria, de apostar por los productos que da tu tierra no solo por su calidad, que es de primera, sino por el tejido económico que representa para el desarrollo local. Y sí, cada año se supera un poquito, pero tanto la oferta de estas producciones como la propia feria en sí.

Y dígame, ¿qué consejos o, mejor, cómo engatusaría usted a un joven para agarrar el sacho y ponerse a pie de mato?

Yo le digo a usted que dedicarse a la agricultura es un tema que va más allá de la recompensa económica, que también es cierto que hay que buscarle un rendimiento para poder continuar en la actividad, evidentemente, pero con todo es más la propia satisfacción personal que te produce cultivar, cuidar, ver crecer tus frutos y recoger al final una buena cosecha porque es algo absolutamente mágico. Es, como le podría decir, como sentirse conectado directamente a la tierra. Y esto no tiene precio.

Compartir el artículo

stats