Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Riu prepara un diseño alternativo para renovar el hotel Oasis Maspalomas

La nueva propuesta de los arquitectos reduce las alturas y recorta la longitud de la fachada - La cadena pide al Gobierno que se declare inversión estratégica

Luis Riu.

Luis Riu. LA PROVINCIA / DLP

La cadena Riu prepara una propuesta alternativa para la rehabilitación de su hotel en el Oasis de Maspalomas con una reducción de las alturas y con una fachada "considerablemente más corta" que la que figura en el proyecto original, lo que reduciría su impacto visual en la zona, según confirmaron ayer fuentes empresariales.

Conscientes de que el diseño de su nuevo hotel tiene "muy mala prensa" por las críticas de sus competidores y de grupos ecologistas, así como por la polémica entre el Cabildo y el Gobierno de Canarias respecto a la declaración del Oasis como Bien de Interés Cultural (BIC), los directivos y arquitectos de la empresa han empezado a trabajar en una propuesta con menor impacto sobre el palmeral y el entorno de la Charca y el Faro de Maspalomas.

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, a propuesta de la cadena Riu y con el respaldo de las organizaciones empresariales y de los sindicatos, ha solicitado al Gobierno de Canarias que declare ese hotel de cinco estrellas como inversión estratégica, lo que reduciría los plazos administrativos de su autorización y desbloquearía un proyecto de renovación turística que ronda los 50 millones de euros.

Con esas dos iniciativas -la solicitud de inversión estratégica al nuevo Gobierno regional de Fernando Clavijo y el cambio del diseño arquitectónico- la cadena Riu pretende mostrar "su firme voluntad" de seguir adelante con el proyecto de renovación de su hotel Grand Palace Oasis Maspalomas y reiterar que desde el principio del conflicto ha estado abierta a modificar el proyecto, según apuntaron las mismas fuentes.

Hace cuatro años que Riu presentó ante el Ayuntamiento de San Bartolomé la solicitud de los permisos necesarios para su proyecto de renovación del hotel Oasis. La cadena mallorquina tramitó el derribo y reconstrucción del viejo establecimiento, edificado en el año 1968, para sustituirlo por un hotel moderno que cumpliera con las expectativas del cliente actual.

Desde entonces, el proyecto ha pasado por innumerables fases y sigue paralizado, a pesar de contar con todos los permisos y licencias de las tres administraciones y de ajustarse a la normativa vigente en su momento. La inversión de Riu quedó definitivamente bloqueada por la propuesta del anterior gobierno insular de José Miguel Bravo de Laguna de declarar el Oasis como BIC.

El Gobierno regional de Paulino Rivero rechazó la solicitud del Cabildo y se comprometió a presentar, en septiembre de 2015, un Plan Especial para la rehabilitación turística de toda esa zona de Maspalomas. Más de un año después, el Ejecutivo canario sigue sin elaborar ese nuevo planeamiento urbanístico, mientras que su rechazo al BIC está recurrido por el Cabildo en los tribunales.

Compartir el artículo

stats