Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo hotel destinará parte del agua reciclada a regar los jardines de Mogán

El Ayuntamiento y la empresa noruega Wenaasgruppen, que promueve la construcción de un hotel de cinco estrellas en puerto de Mogán, acordaron ayer afrontar la escasez de agua en el municipio de forma conjunta

El Ayuntamiento y la empresa noruega Wenaasgruppen, que en estos momentos promueve la construcción de un hotel de cinco estrellas en puerto de Mogán, acordaron ayer afrontar la escasez de agua en el municipio de forma conjunta. El excedente de aguas grises del establecimiento será reutilizado por la administración para regar los jardines y limpiar las calles de la localidad. Ante la incapacidad del EDAR de playa de Mogán para tratar las aguas residuales de 912 nuevas camas, el inversor turístico ha optado por incluir en el proyecto su propio sistema de depuración hidráulica.

Aún no ha culminado ni la primera de sus 422 habitaciones y el hotel de los noruegos en el puerto de Mogán ya despunta en el sector de la eficiencia energética. La alcaldesa Onalia Bueno lo ha definido como un establecimiento "modélico", ya que ha demostrado su compromiso con el entorno que le rodea tras solo haber puesto su primera piedra.

Mientras el grupo de gobierno "gana" tiempo para encontrar los medios necesarios que permitan la ampliación de la estación de depuración de aguas residuales de Mogán playa, la iniciativa privada ha decidido asumir el coste del tratamiento de los vertidos y el abastecimiento de agua de sus huéspedes de forma autónoma.

Por un lado, el grupo incorporará en sus instalaciones tecnología de última generación con la que convertirá las aguas negras que emitan sus clientes en grises, para luego reutilizarlas en el riego de sus jardines y otros servicios internos. En vez de tirar al barranco lo que sobre de este agua reciclada, el hotel donará al consistorio el excedente para que los empleados municipales puedan aprovecharla en la limpieza de calles y otras tareas de mantenimiento. Asimismo, los promotores se han comprometido a "racionalizar" la descarga de estas aguas fecales a lo largo del día para no colapsar la red de alcantarillado. Así, solo por las noches, mientras el resto de hoteles no presenta gran actividad de evacuación hidráulica, el establecimiento expulsará al sistema de saneamiento general los vertidos que ha acumulado a lo largo de la jornada en sus depósitos. El hotel contará con dos unidades de almacenamiento con capacidad de 40 metros cúbicos para cada uno.

Y, por otro lado, los inversores también han encontrado la fórmula para autoabastecerse de agua potable. "En los meses de verano, con los pozos vacíos, el municipio no dispone de agua suficiente para cubrir las necesidades de su población; por lo que el consistorio se ve con la obligación de comprar agua a otros proveedores. Sin embargo, con el futuro crecimiento de la urbanización del puerto, la situación se complica", explicó Bueno. Es por ello por lo que el hotel dispondrá de aljibes, con capacidad aproximada de 1.500 metros cúbicos, ubicados debajo de una de sus piscinas.

El puerto de Mogán cuenta con terrenos aún sin construir para otros cinco hoteles. La escasez de agua se presenta como el principal hándicap, que tendrán que sortear sus futuros promotores.

Compartir el artículo

stats