Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un estudio plantea explotar las salinas de Arinaga para obtener hidrógeno

Un trabajo científico de la Universidad de La Laguna propone usar energía solar como fuente de combustible verde

Jorge Méndez Ramos.

Jorge Méndez Ramos. LP / DLP

Las tradicionales salinas de Arinaga se han convertido en un foco de investigaciones internacionales para lograr una explotación semiindustrial y sostenible con la que obtener hidrógeno del agua del mar usando energía solar como fuente de combustible verde. Así se plantea en un trabajo científico publicado en la prestigiosa revista alemana Advanced Science de la editorial Wiley-VCH.

La investigación la está coordinando Jorge Méndez Ramos, que es profesor titular del Departamento de Física de la Universidad de La Laguna y uno de los ponentes recurrentes en el Seminario Internacional de Comarcas Sostenibles organizado por la Mancomunidad del Sureste. Según apuntó ayer, la investigación la realizan con un equipo multidisciplinar europeo encabezado por Lothar Wondraczek, de la Universidad de Jena (Alemania).

Hoja artificial

"Hace un año y medio pedimos una subvención para realizar una investigación sobre la hoja artificial, que imita la fotosíntesis de las plantas, hablamos por tanto de fotosíntesis artificial, a partir de la cual será posible obtener energía de forma barata y abundante; así como el proyecto Magec (Materiales para una Avanzada Generación de Energía en Canarias), en el que se enmarca la investigación sobre las salinas".

Méndez precisa que se trata de una "investigación de frontera" más allá de usar combustibles fósiles (gas natural o reformado del metano) para obtener hidrógeno con energía solar, que ya utilizan las grandes marcas de automóviles. Su departamento de Física cuenta con una subvención pública de 80.000 euros para la investigación básica hasta 2016 y que esperan renovar, a la que se añaden otros 400.000 de otros grupos de España con los que se coordinan.

En tal sentido, el profesor recuerda que ya adelantó en el Seminario de Comarcas Sostenibles del Sureste que "las investigaciones están centradas en romper el agua para obtener hidrógeno, mediante fotólisis, que es una descomposición de una sustancia por acción de la luz, que al mezclarlo nuevamente con oxígeno hace posible que funcione una pila, la cual consume hidrógeno para convertirlo en electricidad y agua".

En el proyecto también trabajan investigadores y doctorandos de la ULL y ULPGC, con importantes colaboraciones internacionales con la Universidad de Nottingham (Inglaterra) y la Academia Rusa de las Ciencias. Y gracias a la publicación en Advanced Science se han unido a un grupo alemán encabezado por Lothar Wondraczek, que acaba de recibir una Consolidator Grant del Consejo Europeo de Investigación Científica dotada con más de dos millones de euros para la investigación en fotosíntesis artificial.

Méndez asegura que la idea le surgió hace cuatro años a partir de que grupos de las universidades de Stanford y Harvard presentaron, en 2009, un proyecto al Congreso de los EE UU sobre una explotación sostenible para sacar hidrógeno de agua de mar con piscinas de agua poco profundas de entre 10 y 15 centímetros. "Así vimos que las instalaciones apropiadas eran nuestras salinas, y, en concreto, las del Sureste, ya que en apenas diez kilómetros hay cuatro salinas con una profundidad óptima de unos 10 centímetros".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats