Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PP y CC critican el aumento de cargos políticos en el gobierno del Cabildo

Los grupos del Partido Popular y de Coalición Canaria en el Cabildo criticaron ayer el aumento de directores generales y altos cargos de perfil político en el gobierno insular de Antonio Morales y consideraron que el coste para las arcas públicas es mayor que el calculado por el consejero de Hacienda, Pedro Justo, que aseguró que en el presupuesto de este año habrá un ahorro de 82.000 euros respecto a 2015 y a los demás años del mandato del PP.

El portavoz de los populares, Felipe Afonso El Jaber, señaló que el pacto tripartito de NC, PSOE y Podemos ha tenido que reducir el número de asesores a un máximo de 27 personas porque así se lo exige la ley (antes había 43), pero a cambio ha incrementado el número de consejeros de área, de 15 a 18, y de altos cargos de designación política, de 19 a 26. "Por tanto, el gasto en estos últimos, fundamentalmente directores generales elegidos a la carta entre simpatizantes y compañeros de partido, se incrementará un 41,35%", apuntó.

"El exceso de nombramientos de directores generales explica la desconfianza del gobierno hacia los funcionarios del Cabildo, además de colocar a los compañeros que se han quedado sin puesto tras las elecciones, pero eso solo sirve para entorpecer el funcionamiento de la administración porque se pone en un puesto intermedio a una persona que elige el partido, muchas veces sin experiencia en la materia que tiene de llevar", declaró Afonso, quien recalcó que el mantenimiento de varios altos cargos de la etapa del PP tras seis meses del gobierno del tripartido de izquierda, "es precisamente porque son personas de perfil técnico".

Fernando Bañolas, portavoz de CC, acusó al tripartito de aumentar el número de directores insulares para "dar cabida a las peticiones y necesidades" de los propios partidos. "En el mandato 2007-2011, con el PSOE y NC, fue cuando hubo más liberados políticos en este Cabildo, casi 80 personas; ahora se ven en la obligación de limitarlos a 27, pero han buscado otra puerta que no está controlada, la de los directores insulares, que además son mucho más caros que los asesores", añadió.

El grupo Unidos, del expresidente José Miguel Bravo de Laguna, consideró que "si los cargos directivos tienen suficiente capacidad y profesionalidad para desempeñar sus respectivos puestos, no debería existir ningún problema".

De hecho, la consejera de Unidos Esther Monzón aplaudió ayer en una tertulia la posible designación del exalcalde de Teror, Juan de Dios Ramos Quintana, como gerente de la Fundación del Transporte Adaptado. El consejero de Transportes, Francisco Trujillo, respondió que no le consta que Ramos opte a ese puesto, pero no descartó su nombramiento.

Compartir el artículo

stats