Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Honores y Distinciones del Cabildo Roque Nublo del Deporte

Las guerreras de Las Remudas

El club de balonmano del barrio teldense recibe el reconocimiento de la Isla a los 37 años de su creación

Las jugadoras y el cuerpo técnico del Club Balonmano Remudas, el pasado jueves antes de un entrenamiento.

Las jugadoras y el cuerpo técnico del Club Balonmano Remudas, el pasado jueves antes de un entrenamiento. QUIQUE CURBELO

El origen del Club Balonmano Remudas es una pelota de trapo, una destartalada cancha escolar y unas camisetas verdes que regalaba algún patrocinador de los juegos del Beñesmen. El barrio de viviendas sociales estaba recién construido y carecía de las mínimas infraestructuras, por lo que la vida giraba alrededor del primer colegio, el actual IES Juan Negrín. "Un grupo de maestros buscamos una salida a los chicos y como yo había jugado al balonmano decidimos crear un equipo", rememora Antonio Moreno, quien considera que este premio del Cabildo es un reconocimiento a todas las personas que durante estos 37 años han luchado por mantener el club en la élite y mejorar el barrio, que se siente muy orgulloso de sus jugadoras.

"Hemos tenido muchas ofertas para salir de Las Remudas. Por ejemplo, cuando el Granca se fue del Pabellón Insular, el Cabildo quiso que nos marcháramos para allí, pero existe la cuestión sentimental, este es un barrio obrero y nos quedamos aquí con nuestra gente", comenta Moreno.

Diez años después, en 1988, tras lograr el campeonato del mundo escolar, aquellos maestros presionaron al Ayuntamiento y al entonces consejero de Deportes del Cabildo, Gonzalo Angulo, y lograron el pabellón cubierto, en el que aún juegan pese a sus deficiencias. El club, pese a mantenerse de forma ininterrumpida en la División de Honor desde la temporada 87/88, se sigue a nutriendo de la cantera, como lo demuestra que 18 de 20 jugadoras sean de la tierra. Solo se ha reforzado con dos foráneas, la portera valenciana Silvia Navarro y y pivote dominicana Jacaira Tejeda. El Remudas-Rocasa es ahora en referente de cualquier balonmanista canaria que quiera dedicarse a este deporte de forma profesional y en sus filas militan cuatro internacionales españolas, las guerreras Silvia Navarro, Almudena Rodríguez, Davinia López y Tiddara Trojaola. De Las Remudas también salieron, entre otras, Marta Mangué, medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Rita Hernández, diploma olímpico en Barcelona 1992.

¿Y cómo se mantiene un equipo campeón en un barrio tan modesto? Responde su presidente: "Pues siendo muy austeros, gastando lo mínimo posible y gracias a Rocasa, que no nos ha abandonado en los últimos 28 años pese a ser una empresa local". También recibe ayudas del Cabildo para poder viajar, porque el Ayuntamiento de Telde no ha podido darle ni un euro en los últimos cinco años. Moreno hace extensible el premio del Cabildo a sus tres antecesores, Fernando Ojeda, Rafael Suárez (Vanyera) y Francisco Moreno.

Lo demás está en la historia. 16 campeonatos de España, un campeonato del mundo sub-18 o la Copa de la Reina de 2015. Y sobre todo, "el orgullo de pertenecer a un barrio humilde y trabajar día a día para mejorarlo", concluye Moreno.

Compartir el artículo

stats