Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecindario

Bruselas posibilita que 14 estudiantes de Santa Lucía vayan a trabajar a Italia

Los jóvenes estarán dos meses en Padua en negocios de telecomunicaciones y electricidad

Catorce jóvenes del IES Santa Lucía inician este martes sus prácticas en diversas empresas de telecomunicaciones y electricidad de Padua, después de que ayer conocieran la ciudad y visitaran los lugares donde iban a trabajar durante dos meses. El instituto de Vecindario viene promoviendo desde 2007 proyectos de movilidad, al amparo del programa Erasmus+ y del antiguo programa Leonardo da Vinci, que permiten que sus alumnos de Formación Profesional puedan realizar su periodo de prácticas en empresas del extranjero.

Su coordinador, Luis Vega, apuntó que con tal experiencia se pretende conocer nuevos lugares, nuevas formas de tecnologías y una visión diferente del mercado laboral europeo, del que van a formar parte al finalizar sus estudios. En años anteriores este proyecto se desarrolló en la ciudad alemana de Chemnitz,, en Dublín, capital Irlandesa, o Ascoli Piceno en Italia. Los 14 alumnos del IES Santa Lucía que estarán hasta el 10 de junio son Anaïs Suárez, Paula Hernández, Pedro Herrera, Michael Zapata, Kilian Santana, Diego Abarca, Echedey Guedes, Marcos Delgado, Romen Ojeda, Carlos Pérez, Amalia Adeva, Yeray Álamo, Raúl Rodríguez y Marcos Sánchez.

Se trata de alumnos de ciclos formativos de Grado Medio y Superior de las familias profesionales Edificación y Obra Civil y Electricidad y Electrónica. Se trata de que en 10 semanas conozcan otra cultura y aprendan a desenvolverse en un entorno distinto al suyo y a trabajar en empresas del sector sobre el que se han formado.

Algunas de estas empresas son: Estudio de Arquitectura Michele Gambato, G-Make SRL, ARCA Restauri SPA empresa de Restauración y conservación Artística, Tecnosystem SRL, Marconatti Impianti, DB-Elettronica e Communicazioni SPA y algunas empresas más del sector de las instalaciones eléctricas y automáticas.

Los alumnos reciben una beca Erasmus para los gastos de viaje, alojamiento y manutención. Esta experiencia supone un plus de maduración y crecimiento personal. "El certificado que reciben de sus prácticas es un elemento más que les facilitan un empleo. e incluso algunos se quedan en la empresa que trabajan", apuntó Vega.

Compartir el artículo

stats