Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Premios del Centro de Iniciativas Turísticas Medallón a la excelencia

"El Faro lleva mucho tiempo en obras y perjudica a los negocios de la zona"

"Hay que reinvertir en las empresas para renocarlas, aquí se ha visto todo fácil cuando todo iba muy bien", afirma Stefan Larsson, socio del grupo Café París

Stefan Larsson ayer en el centro de producción de pasteles para los Cafés de París, ubicado en Arinaga. s

Stefan Larsson ayer en el centro de producción de pasteles para los Cafés de París, ubicado en Arinaga. s ANTI BLANCO

Tengo entendido que la primera cafetería la abre su padre en Playa del Inglés en los años 70. ¿Sabe porqué decidió dejar Suecia para montar un negocio en el Sur grancanario?

Bueno, mi padre vino primero a trabajar, en 1966, al restaurante Bellman, que estaba en Guanarteme. Es en 1974 cuando decide montar Café de París en los apartamentos Corona Blanca, en Playa del Inglés, cuando estaba en pleno auge. Aunque él se dedicaba más a la cocina uno de los socios del restaurante le convenció que era más fácil montar una cafetería , y así fue como abrió el primer local en el Sur.

¿Sigue su padre viviendo en el Sur o volvió a su país?

Es como los pájaros que migran de un lado a otro. Se va el verano a Suecia, y luego viene a pasar el invierno a Gran Canaria.

¿Cuándo se hizo cargo del negocio usted?

Pues, me crié aquí, pero fui a Suecia a estudiar en 1984 Ingeniería Física Superior, y regresé en 1992 a la Isla, y ya me incorporé al negocio. Hoy en día, el grupo tiene cuatro cafeterías, que están ubicadas en Playa del Inglés, en el Centro Comercial Yumbo, en el Faro, y en el Hotel Ifa Faro, y las llevó con mi socio José Monroy, que empezó como freganchín,y entró a formar parte de la propiedad.

¿Es usted el que impulsa la expansión de Café de París?

No, cuando volví de Suecia estaban abiertas las cuatro cafeterías, más tarde se cierra una que estaba en el Centro Comercial Faro II, y hace siete años abrimos en el Hotel Ifa Faro. Hubo un momento en que mantuvimos cinco cafeterías,y estaban trabajando mi padre y madre, que ya falleció.

¿Cuaál es el secreto para que le hayan ido tan bien las cosas con las cafeterías?

Pues, ofrecemos sobre todo 'konditori', la pastelería típica de Suecia y Alemania , hecha con mucha nata, aunque ahora le ponemos menos azúcar; los sandwiches abiertos con salmón y gambas, y también hemos empezado a ofrecer coctelería, y si todo eso se ofrece en un ambiente agradable el éxito está asegurado. El nombre de Café de París viene de que mi padre vivió un tiempo en Francia, y por eso en la primera que abrió utilizó los colores de la bandera de este país para decorarlo, y además porque pensó que era un nombre fácil y sencillo, que se dijera igual en todos los idiomas, puesto que Café de Gottemburgo sería más largo.

¿Cómo ve el turismo que está llegando a pasar sus vacaciones en el Sur de Gran Canaria?

Desde que empezó el boom de Meloneras entró en declive Playa del Inglés. También es cierto que vienen más turistas porque ofrecemos seguridad y tranquilidad. Puedo decir que la crisis no la hemos sentido al mismo tiempo que los demás, quizás fue en 2012 cuando notamos una bajada de la clientela, pero en 2014 cambió la tendencia y ahora va todo mejor.

¿Percibe que la renovación turística se está notando?

En Playa del Inglés es necesario mejorar más complejos de apartamentos y también centros comerciales. Hay que reinvertir en los negocios para renovarlos de forma constante, pero aquí todo se ha visto muy fácil cuando todo iba bien y solo en momentos de crisis se ha pensado en mejorar la oferta El problema es que la administración dice que hay que renovar y luego pide grandes cantidades por las licencias urbanísticas en lugar de facilitar las actuaciones.

¿Qué opina de como está el entorno del Faro?

Me parece perfecto que el Cabildo haya decidido convertir en museo el Faro de Maspalomas, pero no es de recibo que el único monumento histórico que tiene el Sur permanezca en obras tanto tiempo y parece que se alargarán mucho más. Me preocupa mucho como está toda esa zona del Faro, y además, a todos los que tenemos negocios al lado nos perjudica. También hay que cambiar el centro comercial Oasis, porque la zona más bonita del Sur es toda la que va desde el Faro a Meloneras.

¿Y qué piensa de que Riu no pueda llevar a cabo el derribo y construcción del hotel Oasis?

Me parece bien que Lopesan, que me alquila los locales de las cafeterías, no quiera que la competencia construya un hotel más grande o de más altura que el actual, pero también considero que el hotel de Riu no es tan emblemático para mantenerlo así.

Compartir el artículo

stats