Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran Canaria a vista de dron

El lituano Karolis Janulis gana con una panorámica de la playa de Mogán el tercer premio del concurso de fotografías realizadas con drones que celebra National Geographic

Vista aérea de la playa de Amadores, que ha convertido a Karolis Janulis en ganador del tercer premio de la categoría de Viajes del concurso internacional.

Vista aérea de la playa de Amadores, que ha convertido a Karolis Janulis en ganador del tercer premio de la categoría de Viajes del concurso internacional. KAROLIS JANULIS

Kanolis Janulis (Lituania, 1980) es una de esas personas que concibe la fotografía no como un trabajo sino como un "estilo de vida". No le tiene miedo a las alturas y cree que "solo desde arriba se puede apreciar el mundo en miniatura". Ha sobrevolado todo tipo de paisajes a bordo de helicópteros o globos aeroestáticos con el afán de componer imágenes que se escapan del ojo humano. Desde que los drones se han convertido en una tecnología asequible para la sociedad, su visión de la fotografía alzó el vuelo. En febrero de este año, durante una de sus frecuentes visitas a Gran Canaria, congeló una perspectiva aérea de la playa de Amadores, anclada en el municipio de Mogán, que le ha convertido en el ganado del tercer premio en la categoría de viajes del concurso internacional de fotografía que celebra National Geographic en colaboración con la red social Dronestagram. La imagen ha sido galardonada entre más de 6.000 muestras. Su autor espera que el galardón sirva para mostrar al mundo los encantos naturales de la Isla, uno de sus destinos preferidos.

Volar como los "pájaros" y observar los recovecos de la tierra desde el cielo siempre ha sido el sueño de Janulis. Al principio el joven se subía a las azoteas de edificios altos para captar el movimiento a tamaño microscópico de todo los elementos que pueden llegar a configurar un paisaje urbano. Luego se aventuró a sacar fotos de playas y montañas subido a bordo de helicópteros y avionetas. A veces con una cámara y otras con su teléfono móvil. Sin embargo, la irrupción de las pequeñas aeronaves no tripuladas (drones) en el mercado le ha permitido explorar el mapa mundi con mayor libertad, aunque sin dejar de tener los pies sobre la tierra.

De su Lituania natal acumula decenas de estampas aéreas de senderos nevados, campos de cultivo y ríos caudalosos que se abren camino por bosques casi vírgenes. En Croacia ha retratado la soledad de un faro, en Bulgaria cascadas majestuosas y en México fuentes urbanas en mitad de carreteras colapsadas por el tráfico. Tras el trabajo de campo sube luego las imágenes a las redes sociales, donde atesora seguidores de los cinco continentes. Publicaciones como The Telegraph (Reino Unido), La Depeche (Francia) o Peoples Daily (China) ya se han hecho eco de sus trabajos.

Desde hace unos años Janulis pasa largas temporadas en Gran Canaria. Tiene un primo que vive en Maspalomas, la "excusa perfecta" para escapar de las gélidas aguas del mar Báltico y disfrutar de las vistas panorámicas que ofrece el Atlántico desde cualquier latitud de la Isla. Con su DJI Phantom ha inmortalizado atardeceres en las Dunas de Maspalomas, la fuerza del mar a su entrada en Los Charcones, en Arucas, el verde de Tejeda y composiciones de lo más "coloridas", como las sombrillas y hamacas de la playa de Amadores. Este último enclave, capturado a 32 metros de altitud, le ha otorgado el tercer puesto del podio de uno de los certámenes fotográficos más prestigiosos del mundo. "Me encanta la isla, su contraste de paisajes y de colores. Desde que saqué la foto supe que iba a ser una de las ganadoras del concurso por eso no dudé en mandarla", aseguró el joven entusiasmado desde la ciudad de Vilnius tras recibir el fallo del jurado.

Redes sociales

Con este reconocimiento Janulis espera "compartir" con el resto del mundo "la belleza" de un enclave que le tiene casi hipnotizado. "Mucha gente suele preguntarme en las redes sociales sobre los lugares que aparecen en mis fotos. Yo les informo con mucho gusto sobre el destino y por eso creo que puedo contribuir a difundir una imagen de Gran Canaria distinta quizás a lo que hayan visto hasta ahora en folletos publicitarios", señaló el fotógrafo.

Esta vista aérea de la Playa de Amadores, alejada de cualquier mirada convencional del enclave, supone un "ejemplo" de la tendencia que siguen a día de hoy todas aquellas acciones de promoción turística a nivel mundial. La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, no dudó ni un segundo en colgar en la cuenta de Facebook del Ayuntamiento la imagen ganadora ya que el mundo de la "inmediatez digital" permite compartir y difundir las bondades del destino entre ciudadanos del mundo, turistas repetidores y también potenciales del municipio de Mogán. Se trata de una iniciativa que ofrece una perspectiva "original" y alternativa a todo aquel material en papel, que si bien sigue cumpliendo una función importante en feria y eventos internacionales, ya no consigue las mismas repercusiones mediáticas que las nuevas tecnologías de la información, como pueden ser las redes sociales o webs con recursos interactivos. La alcaldesa además desveló que a la vuelta de las vacaciones, durante el mes de septiembre, el consistorio dará a conocer un plan estratégico para la promoción turística del municipio, que va en la línea de esta iniciativa espontánea de Janulis. La idea es "aprovechar las herramientas de Internet" para captar nuevos amantes de actividades náuticas, senderismo, gastronomía y, quién sabe, hasta del ámbito de la fotografía.

El presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros (AEH) de Las Palmas, José María Mañaricúa, cuya actividad profesional se extiende también a Amadores con la gestión del hotel Gloria Palace Royal, añadió que son este tipo de acciones precisamente las que ofrecen "visibilidad" al destino turístico entre millones de usuarios de las nuevas tecnologías. Con este tipo de distinciones Mogán consigue no solo consolidar su posicionamiento en el sector turístico sino avanzar hacia una "apuesta de futuro". Este gesto desinteresado del joven lituano permitirá colocar en el mapa mundi el "microdestino" en el que se ha convertido en los últimos años la costa suroeste de la Isla, matizó el empresario.Además de este reconocimiento Janulis consiguió este año también un puesto en la final del concurso que celebra la Organización Mundial de la Fotografía. En esta ocasión su ojo de pájaro reparó en una clase de yoga en un parque de Vilnius.

Son muchos los proyectos que este apasionado de la imagen aérea tiene en mente. Muchos lugares que visitar y que enseñar al resto del mundo desde las alturas. Sin embargo, el cielo del sur de Gran Canaria, "siempre azul", destaca, figura entre sus destinos preferidos para "descansar" y componer "nuevos horizontes".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats