Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

El centro comercial Oasis reforma su entorno ante el bloqueo por el BIC

Los propietarios señalan que no les queda más opción que dar un "cambio de cara" a los negocios

La comunidad de propietarios del Centro Comercial Oasis ha solicitado licencia urbanística al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana para remodelar los locales comerciales y restaurantes a la vista de que el proyecto, que preveía de derribo y nueva construcción de un moderno establecimiento, se ha quedado bloqueado a raíz de que el Gobierno canario rechazara en 2014 la declaración del lugar como Bien de Interés Cultural (BIC), y considerara más adecuado llevar a cabo una reordenación urbanística del entorno, cuestión que no se ha abordado. La demolición iba a coincidir incluso con la del hotel Oasis de Riu, que también se ha quedado en un limbo.

"Después de tantos años de litigio, y tras tener incluso diseñado el proyecto para tirar los locales y edificar un nuevo centro, en base a lo que permitía el Plan de Modernización de San Bartolomé de Tirajana, hemos decidido que no podíamos seguir en stand by y se ha considerado que había que dar un cambio de cara a todo", destacó ayer el secretario de la comunidad de propietarios de este centro comercial, Santiago Fernández. Explicó que se pintarán todos los locales, tanto el interior como las fachadas y techos, y se realizarán mejoras en los negocios. Además, se cambiarán las terrazas, "puesto que en muchos casos se han quedado obsoletas", observó.

También comentó el representante de estos empresarios que si bien es un hecho que el Plan Territorial Parcial de Playa del Inglés (PTP-8 ) del Cabildo de Gran Canaria advierte que todos los locales de este establecimiento deben ser demolidos, y que el establecimiento nuevo deberá retranquearse para dejar espacio para el paseo marítimo, "dado que el tiempo pasa y nadie mueve un dedo, ni en el Gobierno canario, ni en el Cabildo, se ha decidido realizar obras de mejora porque lo que no tiene sentido es dejar que sigan deteriorándose los locales, entre otras cosas porque hay que dar mejor servicio y calidad al turista, y son muchas las familias que viven de esto".

El centro comercial Oasis se construyó en 1973 y ocupa entre las tiendas, locales de restauración y terrazas unos 2.500 metros cuadrados, y al lado el Ayuntamiento dispone de otros 1.700 metros cuadrados, donde está ubicado el balneario, el puesto de la Cruz Roja y una oficina de la Policía Local.

Al mismo tiempo, estos empresarios han llegado a un acuerdo con el grupo de gobierno municipal para hacer frente a la sustitución de todo el pavimento del paseo interior que va desde el Faro hasta las escaleras de acceso a la playa de Maspalomas.

Más de 300.000 euros han tenido que desembolsar estos empresarios para cambiar el suelo del paseo público que recorre todo el interior del centro comercial por uno semejante al que ha colocado el Consorcio de Rehabilitación Turística en el acceso a la arena de Maspalomas y otros espacios de Playa del Inglés. Las obras, que comenzaron el pasado mes de junio, se han ido realizando por tramos para evitar el cierre de estos negocios y el coste se ha distribuido en función del tamaño de los locales. Con todo, el secretario de la comunidad de propietarios señaló que la inversión total de este cambio de imagen se podrá elevar a unos 500.000 euros.

Para compensar esta inversión el Ayuntamiento va a dejar exenta a esta actuación del impuesto por la licencia de construcción, según explicó el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, Fernando González. El edil comentó que no se aplicará el cobro del impuesto porque se trata de una intervención en un espacio público. Asimismo, aseguró que el asunto se llevará al próximo pleno municipal.

Compartir el artículo

stats