Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santana Cazorla rechaza una oferta de Barceló por los tres hoteles de Taurito

El grupo canario negoció con la cadena balear la gestión de los establecimientos por 120 millones

Hotel Costa Taurito, de cuatro estrellas, también en Taurito.

Hotel Costa Taurito, de cuatro estrellas, también en Taurito. SANTI BLANCO

Santana Cazorla ha rechazado la oferta de la cadena Barceló de gestionar los tres hoteles que tiene en el barranco de Taurito: Hotel Paradise Lago Taurito, de tres estrellas, el Hotel Paradise Costa Taurito, de cuatro estrellas, y el Hotel Paradise Valle Taurito de la misma categoría, que conforman la mayor oferta en esta zona de la costa de Mogán. Tras varios meses de negociaciones, la cadena hotelera, que sólo cuenta en Gran Canaria con el Hotel Margaritas, situado en Playa del Inglés, y desde hace tiempo vienen buscando aumpliar su negocio en el Sur de la Isla, ha descartado esta operación puesto que el grupo que preside Santiago Santana Cazorla no está interesado en ceder la gestión por quince años sino que lo que pretende es vender estos establecimientos de Taurito por una cifra que ronda los 120 millones de euros, cantidad que fue considerada como "algo elevada" por el grupo hotelero.

Los tres hoteles construidos en el Valle de Taurito conforman el mayor emporio hotelero de Santana Cazorla, puesto que el negocio de Anfi, en Tauro, lo comparte con socios noruegos. En Taurito, cuenta con una oferta alojativa de 1.222 camas, y en el sector, la plaza de cotiza a unos 60.00 euros, lo que hace que la operación podría rondar en torno a los 72 millones de euros. Si bien, en Playa del Inglés se ha pagado menos por plaz, el hecho de que en esta zona haya siempre buen clima y la calidad de los alojamientos influyen en que se pueda elevar el valor.

En Santana Cazorla no han querido dar ningún tipo de detalles de estas negociaciones que finalmente no fructificaron, y con las que según fuentes bancarias el grupo pretendía ganar liquidez financiera. También un fondo de inversión se ha interesado recientemente en hacerse con la propiedad de los hoteles de Taurito, pero también la operación fracasó debido al precio que pide el empresario por el lote.

Por su parte, fuentes de Barceló explicaron que dentro de la estrategia de expansión están teniendo en cuenta las tres opciones: la gestión, el alquiler y la compra. Si bien, insistieron en que si encuentran algo que esté bien de precio, que sea razonable están dispuestos a comprar, subrayaron que "nuestro objetivo en la actualidad se centra más que nada en la gestión".

De hecho, el próximo lunes 15 de agosto comienzan a llevar la explotación del Barceló Corralejo Sands, y también desde el pasado 21 de julio empezaron a dirigir el Occidental Lanzarote Playa, que es propiedad de Hispania Activos, con la que la cadena suscribió en 2015 un acuerdo para crear la primera Sociedad Anónima de Inversión (Socimi) dentro del segmento vacacional para el desarollo de la marca BAY.

Asimismo, la cadena ha anunciado que en noviembre de 2017 tiene previsto hacerse cargo de un hotel de cinco estrellas que están construyendo inversores privados en Adeje, en el Sur de Tenerife. En Santa Cruz también dirigen el Hotel Contemporáneo, mientras que en el suroeste, en Santiago de Varadero, disponen de otro establecimiento en propiedad.

Tras el acuerdo entre Hispania y Barceló, BAY adquiró varios hoteles de categoría de cuatro estrellas en Canarias como son: Barceló Fuerteventura, Barceló Castillo, Barceló Margaritas, Barceló Lanzarote y un centro comercial en Fuerteventura.

Además, el acuerdo prevía un ambicioso plan de expansión para seguir incrementando el valor de la Sociedad de Inversión. En el caso de Gran Canaria, Hispania consigue disponer de más plazas con la compra al grupo Dunas de cuatro hoteles por importe de 75 millones de euros.Los hoteles fueron el Don Gregory (cuatro estrellas y 241 habitaciones), el Dunas Suites & Villas (cuatro estrellas y 301 habitaciones), el Dunas Maspalomas (cuatro estrellas y 205 habitaciones) y el hotel Dunas Mirador (tres estrellas y 436 habitaciones), todos en San Bartolomé de Tirajana.

Al mismo tiempo, Barceló ha aprovechado el Plan de Modernización de este municipio para renovar el Hotel Margaritas de Playa del Inglés. Con una inversión de 9 millones de euros logró unificar en un solo establecimiento de cuatro estrellas los 168 apartamentos repartidos en dos edificios colidantes. La cadena ha intentado seguir ampliando su cartera de gestión hotelera en Gran Canaria y por eso, se interesa por la explotación de los tres hoteles de Santana Cazorla.

Compartir el artículo

stats