Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tragedia de La Palma Entrega de la Medalla de Oro a título póstumo

La viuda del agente forestal critica la falta de medios en la prevención de incendios

Juana Millares reprocha a la Administración que gaste más en apagar fuegos que en evitarlos

La viuda del agente forestal critica la falta de medios en la prevención de incendios

La viuda del agente forestal critica la falta de medios en la prevención de incendios

"A Francisco Santana le hubiera gustado haber conocido una Administración en la que existiera un punto intermedio entre la carencia de medios para los trabajos previos y el despliegue que necesita la extinción de un incendio. Un punto intermedio entre la escasa inversión en prevenir las causas y la fortuna que se gastan ahora en las consecuencias. A Francisco Santana le hubiera gustado haber conocido una Administración en la que existiera un término medio entre ignorar, cuando no dificultar, el trabajo de los agentes de Medio Ambiente y entregar una Medalla de Oro al mérito a título póstumo. Nunca podremos saber si Fran hubiera aceptado o rechazado esa Medalla, pero yo y mi familia la recogemos y la agradezco de corazón. Porque, en su nombre, la quiero compartir con todos sus compañeros, y para tratar de visibilizar el trabajo del personal de Medio Ambiente y del resto del personal que intervino en la extinción del incendio de La Palma de 2016". Juana María Millares, la viuda del agente forestal Francisco José Santana, fallecido el 4 de agosto en el incendio forestal recogió ayer con una reprimenda política la Medalla al Mérito de la Protección Civil en su categoría de Oro y Distintivo Rojo, concedido por el Ministerio del Interior a título póstumo.

El acto institucional celebrado ayer en la Delegación del Gobierno de Las Palmas de Gran Canaria estuvo cargado de emotividad. Muchos de los integrantes de la extensa familia del agente dependiente del Cabildo palmero no pudieron reprimir las lágrimas ante el recuerdo del agente forestal grancanario. "Es muy emocionante y emotivo", afirmaba tras el acto su madre Francisca Álvarez, una de las más afectadas junto a su marido, Francisco Santana. Al igual que su viuda, que hizo un gran esfuerzo por contener las lágrimas mientras recibía un largo aplausos de los muchos presentes, sobre todo compañeros de profesión. Junto a sus hijos y demás familiares, se encontraban el delegado del gobierno en Canarias, Enrique Hernández Bento; el presidente del Cabildo de La Palma, Anselmo Pestana; y de Gran Canaria, Antonio Morales; y la consejera de Seguridad del Gobierno de Canaria, Nieves Barreto, entre otras muchas autoridades civiles y militares.

Durante su discurso, el subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera, recordó que el incendio afectó a 4.700 hectáreas de los municipios palmeros de Fuencaliente, El Paso, Los Llanos de Aridane y Mazo, lo que equivale al 7% de la Isla, además de obligar a la evacuación de 2.500 habitantes. Y recordó que el operativo tardó seis días para estabilizar el fuego, y nueve para darlo por controlado. Además, hizo una mirada en el tiempo hasta el año 2009 para recordar el anterior incendio en la isla, que dejó dos heridos y 2.500 hectáreas afectadas. "No se pagó un precio tan alto como este, con un muerto", recordó.

Luis Aguilera aprovechó estos datos para alertar de "la cara humana de los incendios". Y recordó que el profesional de Medio Ambiente era un profesional con 20 años de experiencia y amante de la naturaleza, que se vio sorprendido por el brusco giro del viento.

El director general de la administración del Estado en La Palma, Miguel Ángel Morcuende, quiso hacerse eco del sentir de los compañeros del agente, que era "una persona que aparece una vez en la vida" por su humanidad. Y, en lo profesional, que "hacía lo que amaba, y amaba lo que hacía".

La viuda, Juana María millares, no pudo ocultar que "me gustaría no estar aquí hoy como alguno de los presentes porque eso significaría que mi compañero, padre, hermano, hijo y familia estaría todavía con nosotros".

La distinción concedida el 5 de agosto por Interior reconoce a personas que intervienen en emergencias y catástrofes; y su categoría de oro y distintivo rojo se concede a quienes protagonizan actos de especial valor y solidaridad.

Compartir el artículo

stats