La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

Kiessling obtiene tres licencias para el parque acuático de El Veril

El Ayuntamiento otorga permiso al promotor para rehabilitar la casa de La Maleza, vallar las obras y colocar un mástil en el recinto

Kiessling obtiene tres licencias para el parque acuático de El Veril

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana ha otorgado tres de las cuatro licencias que le ha solicitado el grupo Kiessling para construir un parque acuático similar al Siam Park de Tenerife en la zona de El Veril, en la entrada de Maspalomas. El dueño del Loro Parque ya cuenta con permiso para rehabilitar la denominada casa de La Maleza, vallar el terreno y colocar un mástil en el acceso principal de la infraestructura. Tras obtener el visto bueno del servicio de Carreteras del Cabildo, el proyecto continúa a la espera de autorización municipal para canalizar el barranco.

Con casi un año de retraso, provocado por la aparición de conflictos judiciales, el grupo que preside Wolfgang Kiessling consigue sus primeros permisos en el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana para levantar un parque acuático en El Veril valorado en 60 millones de euros.

Aunque el promotor confió en un principio poder inaugurar el recinto durante este año, lo cierto es que el proceso se ha alargado más de lo previsto.

Tras casi tres años de trámites burocráticos, en el que han intervenido las tres administraciones (Gobierno de Canarias, Cabildo y Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana), el proyecto comienza a caminar sobre terreno firme.

La administración sureña acaba de otorgar a la empresa las tres licencias de obra menor que incluye la iniciativa. Una de ellas autoriza la instalación de vallas alrededor de los terrenos de El Veril, para impedir el acceso ajeno a las obras, y otra permite la colocación de un mástil en la puerta del parque en la que ondeará una bandera de grandes dimensiones.

La tercera licencia municipal da vía libre al inversor alemán para rehabilitar la denominada casa de La Maleza, una de las pocas viviendas labriegas que quedan en la zona turística de San Bartolomé de Tirajana. Este inmueble, construido a finales del siglo XIX, fue morada de los medianeros de la familia condal. En sus inicios la planta de la vivienda estaba integrada por un patio, alpendre y horno de leña. Uno de sus inquilinos más popular fue Periquito Fabelo, conocido también como el mayordomo de La Maleza. A día de hoy muchos de los vecinos de la zona consideran que la localidad de Maspalomas -antes de convertirse en ciudad turística- comenzaba con La Maleza en El Veril y acababa en la Casa de Aurelito en el estadio de fútbol.

Ante el avanzado estado de deterioro que presenta el inmueble, la empresa turística ha destinado 60.000 euros para su rehabilitación. La idea es "respetar la estructura" y conservar el inmueble como un "vestigio histórico" dentro del conjunto del proyecto. Aunque la compañía aún no ha definido el cometido que le asignará a este edificio, por el momento descarta cualquier uso comercial.

A pesar de que el proyecto fue declarado el año pasado por el Gobierno de Canarias como inversión estratégica para el Archipiélago, lo que supone la reducción a la mitad de los plazos de su tramitación, la compañía espera desde hace dos meses por la autorización municipal que le permita canalizar el barranco de El Veril. Es esta licencia de obra mayor, valorada en 2,8 millones de euros, la que realmente permite comenzar con los cimientos del proyecto.

Compartir el artículo

stats