Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Aldea

Los túneles del Andén Verde se abren con dos caravanas de solo 35 vehículos

Los aldeanos desconfían de las fechas prometidas para la finalización de la nueva carretera

Un total de 35 vehículos, 24 desde La Aldea y 11 desde El Risco de Agaete, cruzaron los túneles del Andén Verde en la tarde de ayer en los primeros convoyes organizados para circular por la nueva carretera de La Aldea, una medida provisional que evita el aislamiento del municipio con el norte de la Isla. Como ha ocurrido con toda la obra, que acumula ya un retraso de cuatro años, la organización de estas caravanas también se pospuso en varias ocasiones y cogió por sorpresa a muchos de los usuarios de esta ruta, lo que explica el reducido número de coches.

"Los aldeanos llevamos 50 años esperando por la nueva carretera y ya no nos creemos nada", comentó Jesús Rodríguez Camejo mientras esperaba en la fila formada en la entrada a los túneles. A las 18.00 horas, su furgoneta Mercedes, de la empresa Mensajería La Aldea, fue la primera en salir desde El Risco, seguida de nueve coches pequeños y una guagua de Global con una única pasajera.

Media hora antes había partido el primer convoy desde La Aldea hacia Agaete, también con la guagua de servicio público en el último lugar y prácticamente vacía. En ambos sentidos, los vehículos fueron escoltados por dos unidades de la Guardia Civil de Tráfico, una ambulancia y varios coches de la empresa constructora.

La apertura de los túneles dos veces al día lleva aparejado un plan de autoprotección para garantizar la seguridad y una solicitud previa para poder integrarse en los convoyes, que ayer no se requirió a los chóferes porque el dispositivo no funcionará a pleno rendimiento hasta el próximo lunes. De hecho, tres vehículos iban ocupados por turistas extranjeros que se enteraron en Agaete al preguntar cómo podían llegar a Mogán.

Al volante de uno de los coches de alquiler estaba el italiano Alexio, procedente de la ciudad de Florencia, que intentaba dar la vuelta a la Isla con dos compatriotas y desconocía que ese largo tramo de la carretera GC-200 está cerrado al tráfico desde hace casi dos meses por una avalancha de piedras en la zona más alta del Andén Verde.

Míriam Rodríguez Santana, una aldeana residente en Gáldar, aprovechó la apertura provisional para llevar a su madre al pueblo y evitarse "la paliza de ir por el sur", con lo que ahorró más de una hora de camino. También podrá presumir de ser una de las primeras en circular por los nuevos túneles, que no se abrirán de forma definitiva hasta finales de febrero, según la última previsión de la constructora.

Promesas

El resto del tramo hasta la playa de La Aldea no estará finalizado hasta el mes de junio, aunque los vecinos se conformarían con que acaben la obra para las próximas fiestas de El Charco, en septiembre, un año después de la última fecha prometida por el Ministerio de Fomento, el Gobierno de Canarias y el Cabildo.

"Cuando vea terminada la carretera lo creeré, porque a los aldeanos nos tienen olvidados y estamos hartos de oír fechas que nunca se cumplen", recalcó Rodríguez Camejo. Desde hace 14 años recorre la vía casi a diario y ya había tenido la suerte de cruzar los túneles porque también realiza el servicio de mensajería para la UTE que construye ese tramo.

"Les he traído muchas cosas, desde documentos hasta tornillos para una máquina", explicó el transportista, quien aseguró que en 14 años de profesión ha sufrido "muchas calamidades" en los precipicios del Andén Verde y el Macizo de Faneque. "Me han caído piedras y una vez me hirieron en un brazo; también he tenido que bajarme durante una intensa lluvia a quitar piedras de la calzada para que pudieran pasar los camiones de los tomates", resaltó el mensajero, que en condiciones normales tarda poco más de una hora en cubrir la ruta desde la capital porque conoce a la perfección las 365 curvas desde Agaete a La Aldea. "La furgoneta ya se sabe el camino", bromeó.

La Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias recordó ayer el protocolo y los requisitos para poder circular en los convoyes. El paso será previa inscripción, que se solicitará en el teléfono 691.443.355, operativo de lunes a viernes de 9.00 a 16.00 horas. Los túneles se abrirán desde La Aldea a las 7.00 y 17.30 horas; y desde El Risco, a las 7.30 y 18.00 horas.

Cada convoy estará integrado por un máximo de 80 vehículos, que estarán custodiados por fuerzas de seguridad que colaborarán en la implantación del plan de autoprotección junto a responsables de los Cuerpos de Seguridad del Estado y del Consorcio de Emergencias, además de responsables en materia de seguridad del Gobierno de Canarias.

Al llamar al teléfono indicado, la persona deberá especificar nombre y apellidos del conductor, número de ocupantes del vehículo, matrícula, motivo y horario del paso. Podrán circular por el túnel turismos, guaguas de hasta 3.500 kilos y furgonetas de hasta 6 metros y hasta 1.200 kilos de carga.

Se han establecido una serie de prioridades de paso: motivos sanitarios (citas médicas), laborales, administrativos y servicio público de transporte (guagua y taxi) que tendrán que ser debidamente justificados en el trámite de autorización de paso.

Las prioridades de paso no quieren decir que sólo pasen personas con estos motivos o en estos medios de transporte, sino que pasarán primero y después el resto hasta cubrir las 80 plazas. Las personas que deban pasar más de un día por alguno de los motivos señalados sólo tendrán que llamar una vez especificando las fechas y horarios.

Se recomienda llegar a la salida del convoy, que estará debidamente señalizada, con 30 minutos de antelación para facilitar las labores de comprobación y organización del convoy. También se solicita utilizar el transporte público y el compartido. El acuerdo con Global para establecer un servicio de transporte público de viajeros es el siguiente: salida desde La Aldea a las 6.30 y 17.30 horas, en las paradas habituales; y salida desde Gáldar hacia El Risco a las 6.45 y 17.15 horas para cruzar el túnel.

Compartir el artículo

stats