Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Marco Aurelio Pérez

"El pecado de Morales es que solo rema a favor de su partido y no de la Isla"

"El Cabildo fue a inspeccionar El Veril porque tenía indicios de cuando realizaron el plan del tren", explica el alcalde de San Bartolomé de Tirajana (PP-AV)

Marco Aurelio Pérez, en el despacho de alcaldía de Maspalomas.

Marco Aurelio Pérez, en el despacho de alcaldía de Maspalomas. LA PROVINCIA/DLP

San Bartolomé de Tirajana comenzó 2017 con un hallazgo de restos arqueológicos en la parcela donde el grupo Kiessling promueve la construcción del Siam Park. Parece que el año llegó cargado de sorpresas.

Efectivamente. El 31 de diciembre, último día del año, llegó al registro del ayuntamiento un informe de Patrimonio Histórico del Cabildo en el que se nos informa de un hallazgo casual de restos prehispánicos en la parcela de El Veril. Un documento que paraliza el proyecto del Siam Park justo en el momento en el que esperábamos el informe de Carreteras del Cabildo y nos disponíamos a otorgar la autorización al promotor para comenzar las obras de canalización del barranco. Tras estudiar el escrito, el ayuntamiento no cuestiona el valor de los elementos encontrados, dado que no es un asunto de su competencia. Lo que realmente sorprende es el momento en el que se realiza esa inspección. Un 7 de diciembre, en medio de un puente, en el que creo que pocos funcionarios de este país trabajaron ese día.

¿Cree que fue una inspección premeditada?

Claro, que sí. Y, además, creo que fueron a tiro hecho. De modo que el ayuntamiento lleva esperando más de 18 meses por los informes del Cabildo y, de repente, llega de la noche a la mañana este documento cuando nos disponíamos a iniciar los trámites para la licencia. ¡Qué casualidad! Días después de recibir el informe, tenemos constancia de que los técnicos del servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo fueron a inspeccionar esa zona porque ya tenían indicios que advertían de la presencia de restos arqueológicos en la zona de cuando realizaron el informe para el plan insular del tren. Es decir, hace ocho años los arqueólogos vieron algo y en ningún momento actuaron para preservar ese posible yacimiento. Ahora, justo cuando estaba todo preparado para conceder la licencia del Siam Park, se produce el hallazgo casual.

¿Estos indicios constan en algún informe del plan del tren?

No, en ningún lado. Al menos, a mí no me consta.

Con este hallazgo, ¿cuánto tiempo puede retrasarse el inicio de las obras en El Veril?

Espero que el menor tiempo posible, pero no lo sé con exactitud. Ya hemos contactado con la dirección general de Patrimonio Histórico del Gobierno de Canarias y el próximo lunes van a realizar una visita a El Veril para asumir la labor de supervisión de los restos encontrados por el Cabildo.

¿Y quién tiene la última palabra en este nuevo procedimiento administrativo?

No lo sé, porque no soy ningún experto en esta materia. Lo que sí sé es que cuando aparece algún elemento de patrimonio histórico en un suelo que se va a desarrollar, hay que parar automáticamente el resto de proyectos hasta que los especialistas emitan sus correspondientes informes.

En el caso de que el Ejecutivo respalde el informe del Cabildo, ¿qué efectos tendría sobre el proyecto?

Tras observar el perímetro de la zona que se indica en el informe, habría que modificar entonces el proyecto del cauce del barranco.

En la rueda de prensa que ofreció el pasado martes culpó al presidente del Cabildo, Antonio Morales, de paralizar con este documento no solo el Siam Park sino también el desarrollo económico de la Isla.

Realizamos precisamente esa rueda de prensa para dar un toque de atención a Antonio Morales y exigirle que tenga un poco más visión de futuro para la Isla. La ciudadanía y el empresariado le han dicho a Morales que está equivocado y, automáticamente, él ha recogido las velas y ha dicho que el yacimiento quizás pueda ubicarse a un lateral del parque sin afectar su construcción.

¿Y cómo se explica que un Cabildo quiera obstaculizar un proyecto denominado estratégico para las Islas?

Es una cuestión que no entiendo. Hay que tener en cuenta que todavía no hemos empezado a examinar el expediente del parque. Simplemente estamos hablando de los expedientes colaterales (renovación de la casa de La Maleza, instalación de un tótem y canalización del barranco) y ya nos estamos encontrando con este tipo de problemas. No quiero ni imaginar lo que pueda salir de determinados estamentos cuando comencemos con el parque en sí. Por eso le pido a Morales que deje de mirar solo para los suyos y de despreciar el trabajo de los demás, porque le guste o no, el desarrollo de la Isla está en el sur de Gran Canaria.

Sin embargo, hasta la fecha nunca le había recriminado nada a Morales en público...

Durante este año y medio de mandato que ha transcurrido, he sido muy comedido. Le he dejado todo el tiempo del mundo para que se asiente en el Cabildo y conozca la institución. Sin embargo, la realidad es que en este tiempo el Cabildo todavía no termina de arrancar. Las partidas presupuestarias que se ejecutaron en 2016 fueron mínimas. Después de año y medio es ahora cuando las autopistas se están empezando a alquitranar y en cuanto al sector turístico, a pesar de que le hemos ofrecido plena disposición y coordinación, nos hemos llevado la desagradable sorpresa de que no cuentan con nosotros. Pero como San Bartolomé de Tirajana no busca protagonismo, nos hemos mantenido callados con una posición de espera. Hasta con el reparto del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan), que preferimos callarnos a sabiendas de que la posición que estaba tomando Gran Canaria era egoísta y en absoluto solidaria.

¿Se arrepiente de no haber seguido los pasos de Mogán o San Mateo que pidieron dinero al Fdcan en solitario?

No me arrepiento, pero sí que veo que este reparto de los fondos va a tener consecuencias nefastas para Gran Canaria. Mientras en el resto de las Islas ningún ayuntamiento va a tener que poner ni un euro para proyectos, Gran Canaria es la única Isla donde los municipios van a tener que financiar el 50% de las iniciativas. Y con esto, al final, uno se da cuenta que Morales no estaba mirando por el bien de los ayuntamientos ni por Gran Canaria cuando solicitó los fondos del Fdcan, sino por desarrollar una política frentista contra Fernando Clavijo. Por eso invito a Morales a hacer una profunda reflexión, ya que creo que es necesario volver a una posición de centralidad, en el que el desarrollo de Gran Canaria sea la meta.

En la última edición del Foro Internacional de Turismo de Maspalomas, tanto San Bartolomé como Mogán confesaron que estaban cansados del trato de tutelaje que recibían del resto de instituciones. ¿Aquello era un mensaje al Cabildo?

En aquel coloquio lo que quisimos transmitir los municipios turísticos fue que estábamos hartos de que los cabildos decidan por nosotros qué infraestructuras turísticas necesitamos sin preguntarnos al respecto. Son este tipo de actuaciones las que demuestran que Nueva Canarias al final solo mira por los suyos y no por los municipios donde realmente se necesitan infraestructuras. El gran pecado de Morales es que solo rema a favor de su partido, Nueva Canarias, y no por el bien común y la isla de Gran Canaria. Y que conste con esto que San Bartolomé de Tirajana no es ningún pedigüeño. No le estoy pidiendo al Cabildo más dinero sino simplemente haciéndole un llamamiento a Morales para que entienda cómo funcionan las cosas más allá del municipio de Agüimes.

Maspalomas cerró el 2016 a la cabeza de los destinos turísticos de España con mayor tasa de empleo. ¿Es viable mantener este récord con los planes de modernización bloqueados en los tribunales?

No sé cuáles son las pretensiones de Nueva Canarias y del Cabildo, pero lo cierto es que ese récord de empleo es fruto de la modernización de la industria turística. Y si ahora paramos la economía y asustamos a los promotores...no sé qué es lo que vamos a hacer hasta los próximos comicios de 2019. En la legislatura anterior fuimos capaces de ponernos de acuerdo Ayuntamiento, Cabildo y Gobierno de Canarias para sacar adelante un plan de modernización que ha mejorado la competitividad del destino turístico. Independientemente de lo colores políticos, lo conseguimos. Pero como Nueva Canarias no puede permitir que se desarrolle algo que no sea de ellos y, en aquel momento no gobernaban en ninguna de las tres administraciones, decidió ir a los tribunales para tumbar el plan. Es este ego personal de Nueva Canarias el que está consiguiendo paralizar la economía y generar más incertidumbre a la seguridad jurídica que tiene en estos momentos el suelo del Sur.

¿Puede algún proyecto del plan de modernización salvarse a través de la Ley del Suelo?

Estamos buscando la fórmula. Al respecto, ya le hemos dicho a Clavijo que nos gustaría que el articulado de la ley mantuviste a la consejería de Política Territorial como órgano competente para desarrollar los planes de modernización y no el área de Turismo, tal y como estipula la nueva normativa.

Pero hasta que se aplique la nueva normativa pueden pasar dos años...

Lo sé, por eso estamos negociando con el Gobierno de Canarias para ver si somos capaces de hacer un nuevo plan de modernización con la documentación que ya tenemos. Habría que transformar algunas consultas en informes y elaborar un nuevo documento. Pero para ello tenemos que esperar que se apruebe la nueva ley.

¿Qué fórmula le permite conceder licencia a los dos hoteles que el grupo Seaside promueve en Pasito Blanco?

Estamos planteando al Gobierno de Canarias que los declare estratégicos a los dos para a partir de ahí poder realizar una modificación puntual del plan general de 1996, por la delimitación con la zona de costa. Ahora en enero tendremos una reunión con el Gobierno para que nos diga si ése es el camino que están dispuestos a asumir y poder comenzar el trámite administrativo.

Los problemas entre Cabildo y San Bartolomé de Tirajana no son nuevos. Desde el mandato de Bravo de Laguna , la franja del Oasis de Maspalomas permanece paralizada.

El tema del Oasis es un asunto que se ha complicado con el tiempo. El expediente comienza con la protección de un edificio, en el cual el ayuntamiento estaba en contra porque pensábamos que el edificio no tenía valor que proteger. Y, por otro lado, el Cabildo planteaba la protección del Oasis. Eran dos cuestiones distintas. Luego una sentencia desestima la licencia municipal que se le otorga al Hotel Riu, pero no porque el ayuntamiento había obrado mal sino porque el plan urbanístico de 1996 está mal hecho en este ámbito.

¿Va a recurrir el ayuntamiento la sentencia de Riu?

Por supuesto. Es que tenemos el deber de recurrirla. Ahora, que se incorporan los funcionarios tras las navidades, lo haremos.

Parece que este tipo de bloqueos urbanísticos no sucede en Tenerife. Con la inversión que el grupo Riu tenía destinada a la rehabilitación del Oasis, renovó dos hoteles en Adeje.

Yo creo que en Tenerife la sociedad lucha por su desarrollo. No hay que olvidar que el turismo en Tenerife nació más tarde que en Gran Canaria y que, sin embargo, luego nos adelantaron desde el punto de vista de camas hoteleras. Y lo hicieron porque la sociedad civil, el empresariado y la administración se dieron cuenta de que el turismo es una fuente de riqueza. Tanto que han hecho playas donde no las había e infraestructuras que no existían. Nosotros que tenemos playas, porque la naturaleza nos las ha dado, somos los que hemos puesto cortapisas al desarrollo de la industria. Aún cuando la industria solo ocupa el 3% del suelo del Archipiélago, frente a otros sectores que son mucho más invasivos, hemos creado una percepción mala del turismo. Y la realidad es justamente lo contrario. La diferencia con Tenerife es que allí los sectores (empresarios, administración y sociedad) se ponen de acuerdo y son capaces de negociar para llegar a un consenso.

¿Qué futuro inmediato le depara al Oasis?

Un futuro incierto. Habrá que esperar a las resoluciones judiciales. La solución que existe en este momento es que el Gobierno de Canarias acometa una revisión de la Ley de Espacios Naturales de Canarias y deje claramente delimitado cuál es el espacio del Oasis.

Morales atribuye sus acusaciones contra el Cabildo por el Siam Park a una estrategia del Partido Popular para acercase a Coalición Canaria. ¿Qué tiene que decir al respecto?

Aquí no hay ninguna estrategia. Morales está viendo fantasmas donde no los hay. Y más si se tiene en cuenta que todos los concejales de mi grupo de gobierno proceden de Agrupación de Vecinos. Nuestra reacción es fruto de una documentación que nos remite el Cabildo. Y ante un informe de estas características, ¿qué debemos hacer? ¿Echarnos a llorar? Lo que tenemos que hacer es protestar y conseguir que Morales diga públicamente que sigue apoyando el parque y que realmente va a partir de ahora a trabajar por la Isla.

Esta semana también lanzó un mensaje al Partido Socialista del Cabildo.

Hemos desenmascarado a Morales y por eso creo que sus socios de gobierno también tienen que reflexionar. Tienen que decidir si siguen apoyando a un señor que paraliza proyectos estratégicos en la Isla y que solo mira para los suyos o si quieren un socio de gobierno comprometido con la Isla. Quizás el Partido Socialista del Cabildo debería tomar ejemplo de sus compañeros de Telde.

Compartir el artículo

stats