Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ciudad de Chengdú ofrece guaguas eléctricas y más turismo

El acuerdo de cooperación con el Cabildo permite utilizar a Gran Canaria como puerta de entrada a Europa

Un mercado turístico y comercial de más de 100 millones de personas, una potente industria automovilística especializada en guaguas eléctricas, tecnología punta relacionada con las energías limpias o biomedicina. Estos son los principales atractivos que ofrece la ciudad china de Chengdú a la isla de Gran Canaria, que se plasmaron ayer con la firma de un acuerdo de cooperación entre el Cabildo y una delegación del país asiático para promover el intercambio de inversiones y las relaciones culturales entre ambos territorios.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, declaró que el convenio con Chengdú "es solo el inicio de una estrecha relación" con esa ciudad, la más importante del oeste de China, y resaltó las posibilidades de captar inversiones de industrias relacionadas con el transporte público, las energías sostenibles, la lucha contra el cambio climático o el turismo.

Lu Sheng, director general de la oficina municipal de Asuntos Exteriores de Chengdú, se comprometió a promocionar a Gran Canaria en su país para incrementar el número de turistas y anunció que ya existen negociaciones para mejorar las conexiones aéreas, sin descartar vuelos chárter directos ante la complejidad de establecer lineas regulares.

El acuerdo de amistad y cooperación rubricado por Morales y Sheng tiene tres puntos. El primero tiene el objetivo de promover vistas de alto nivel para mejorar y alentar el intercambio entre los dos gobiernos. El segundo establece que ambas partes apoyarán y "darán facilidades a las empresas de Chengdú y Gran Canaria para que inviertan y desarrollen negocios en ambas regiones". Por último, se acuerda "expandir la cooperación en las áreas de cultura, turismo y educación".

Tras la firma -en presencia de los otros seis miembros de la delegación china, las consejeras Inés Jiménez y Minerva Alonso, el alcalde Gáldar Teodoro Sosa, y los representantes de la empresa Tulaoge en Canarias-, el presidente Morales dijo que el acuerdo "trata de buscar alternativas para la internacionalización de Gran Canaria, abrir camino a los inversores locales y captar inversiones para la isla en sectores como el comercio, la industria y las energías renovables".

Por su parte, el jefe de la delegación china, Lu Sheng, explicó que la ciudad de Chengdú tiene 16 millones de habitantes y que en su alrededores viven otros 100 millones. Es la urbe más importante del oeste de China y un centro económico, tecnológico y cultural, actualmente muy comprometida con la lucha contra el cambio climático pues en sus alrededores habita el oso panda, una especie en peligro de extinción y emblema de su país.

Guaguas eléctricas

Aunque el acuerdo no concreta ninguna inversión inmediata, Lu Sheng adelantó que Gran Canaria puede ser una puerta de entrada en Europa de la industria automovilística de Chengdú, que actualmente está centrada en el desarrollo del transporte público con guaguas eléctricas ante los problemas de contaminación que sufren las grandes ciudades del mundo. Incluso se podrían experimentar esos vehículos en la isla.

En el ámbito turístico, el representante de Chengdú explicó que el número de visitantes chinos a Gran Canaria es un porcentaje ínfimo, solo unas 300 personas de las más de 120 millones que salen cada año de su país para hacer turismo o trabajar. Por tanto, Lu Sheng consideró que Gran Canaria tiene un gran potencial para atraer inversiones y se comprometió personalmente a promocionar los atractivos hoteleros, paisajísticos y culturales de la isla en cuanto regrese a su país.

Uno de los mayores inconvenientes para ese intercambio turístico es la falta de conexiones aéreas entre España y China, que en este caso se han atenuado con dos vuelos semanales de Iberia entre Chengdú y Madrid. La idea es conectar esa linea con Gran Canaria, de forma que no haya que realizar escalas de mucho tiempo en la capital española. La segunda fórmula, explicó Lu Sheng, es fletar vuelos chárter directos porque solo con la población de su ciudad se podría llenar un avión al día.

En su visita de dos días, la delegación china ha conocido las zonas hoteleras de Maspalomas y Meloneras, donde se alojaron, y también se ha informado del sistema económico y fiscal canario para poner en común hasta una decena de propuestas, resaltó Morales, quien recordó que el turista chino se interesa especialmente por la historia y la cultura.

Al respecto, subrayó que Gran Canaria ofrece como atractivo adicional la ruta de la escritora china Sanmao, que vivió durante diez años en la localidad teldense de Playa del Hombre. Morales también citó hitos medioambientales y culturales como la Reserva de la Biosfera y la posible declaración de Risco Caído como Patrimonio de la Humanidad.

La visita de la delegación de la ciudad de Chengdú, impulsada por el grupo empresarial Tulaoge Internacional , se produce dos meses después del paso por la isla del presidente de la República Popular China, Xi Jinping.

Compartir el artículo

stats