Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Podemos aplaza el reparto de sus áreas en el Cabildo

La cúpula del partido, que baraja revisar el pacto, pospone hasta el lunes la reunión con sus consejeros

Podemos aplaza el reparto de sus áreas en el Cabildo

La dirección regional de Podemos ha aplazado la nueva distribución de sus áreas de gobierno en el Cabildo de Gran Canaria y no descarta plantear una revisión del pacto tripartito con Nueva Canarias y el PSOE para intentar intercambiar algunas consejerías, según explicaron ayer varias fuentes de la organización morada.

Podemos reunió ayer a su consejo de coordinación autonómico para abordar, entre otros asuntos, la situación del grupo del Cabildo tras la dimisión de Juan Manuel Brito. Sin embargo, no convocó a sus cuatro representantes en el gobierno de Antonio Morales y se limitó a fijar "la hoja de ruta" ante la mesa de seguimiento del pacto del próximo lunes, sin cerrar ninguna propuesta hasta conocer la opinión de los otros dos socios.

Ante la necesidad de redistribuir las áreas que gestionaba Brito -la Vicepresidencia Segunda y la consejería de Medio Ambiente, Emergencias y Participación Ciudadana-, Podemos no quiere que el nuevo consejero, Miguel Ángel Rodríguez, asuma todos los departamentos que llevaba Brito, sino únicamente el de Medio Ambiente. Puesto que el partido y los cuatro consejeros están de acuerdo en que María Nebot ocupe la Vicepresidencia y mantenga Igualdad, el debate se centra en el reparto de Emergencias y Participación Ciudadana entre Miguel Montero e Ylenia Pulido.

El principal problema, según las mismas fuentes, está en el área de Emergencias, pues ninguno de los cuatro consejeros desea asumirla si previamente no hay "un compromiso claro" de los tres partidos del pacto, incluida la cúpula de Podemos, de apoyar las decisiones que se tomen ante el conflicto de los bomberos del Consorcio, que ya han presentado un preaviso de huelga para el mes de marzo.

Brito no se sintió respaldado por la dirección de Podemos en las negociaciones con el comité de empresa del Consorcio e incluso sospechó que desde el propio partido se animó a los sindicatos de los bomberos a criticar su gestión, al igual que ocurrió con las medidas para el control de las cabras asilvestradas.

Una vez más, la falta de comunicación entre el partido y los consejeros quedó ayer en evidencia. La convocatoria del consejo de coordinación de Podemos fue anunciada el miércoles por el portavoz de NC, Carmelo Ramírez, y se entendió que en ella iban a participar los cuatro consejeros para consensuar la propuesta que se llevará a la reunión del lunes con NC y los socialistas.

Nebot, Montero, Pulido y Rodríguez ni siquiera fueron llamados a la comisión de coordinación que se celebró en la tarde de ayer viernes, pero, para su sorpresa, a mediodía fueron "desconvocados". Tampoco estarán en la mesa de seguimiento, sino en otra reunión con los negociadores de Podemos.

Frente al interés del presidente Morales por cerrar la crisis del pacto lo antes posible, las mismas fuentes no descartaron que Podemos retrase su decisión hasta después del lunes, una vez se hallan conocido las propuestas de los socios del pacto y las preferencias de los consejeros. Éstos aseguraron desconocer las intenciones de cúpula y se limitaron a señalar que esperan instrucciones. Hasta anoche se desconocía si la reunión entre el partido y los consejeros será antes o después de mesa de seguimiento del pacto.

En cualquier caso, la reestructuración del gobierno no se podrá realizar hasta el viernes 24 de febrero, una vez que tome posesión Miguel Ángel Rodríguez como sustituto de Brito. Morales pretendía cerrar la crisis esta misma semana, pero la mesa de seguimiento del pacto se aplazó hasta el lunes para que pudiera asistir el vicepresidente primero y secretario general del PSOE, Ángel Víctor Torres, apuntaron las mismas fuentes.

Compartir el artículo

stats