Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Juan Naranjo

"Puerto Rico no cuenta con suficientes turistas para tantos locales comerciales"

"Se trata de una cuestión injusta que afecta a los que sí abogamos por la renovación turística", asegura el presidente de la comunidad de propietarios del centro comercial de Puerto Rico

Juan Naranjo, ayer en las oficinas administrativas de la primera fase del centro comercial de Puerto Rico. SANTI BLANCO

¿Por qué los propietarios de la primera fase del centro comercial de Puerto Rico han impugnado el Plan de Modernización de Mogán?

Consideramos que la definición de las siglas PMM (Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad de Costa de Mogán) no son las correctas. Sobre papel el título de este documento queda muy bien, pero no coincide con la realidad que promueve. Este plan está diseñado para impulsar proyectos, que nada tienen que ver con la modernización y mejora de Puerto Rico. Lo único que persigue es aumentar la oferta de negocio en una coyuntura en la que no existe tal demanda. En estos momentos, en Puerto Rico no hay suficientes turistas para tantos locales comerciales.

Sin embargo, Canarias cerró el año pasado con casi 15 millones de turistas.

Sí, pero un porcentaje muy elevado de esos visitantes llegan a las Islas con paquetes de todo incluido. Basta con preguntar a los restaurantes para hacerse una idea de los beneficios reales que dejan los turistas en destino. Si, además, a este fenómeno le sumamos que en Puerto Rico cada día hay menos complejos en régimen de explotación turística y más con uso residencial, las cuentas no cuadran. Y, es bien sabido, que el residente no es precisamente el perfil de cliente que gasta en los centros comerciales.

Al amparo del Plan de Modernización se van a abrir dos nuevos centro comerciales en la urbanización.

Sí y nos oponemos a ello. Lo que el destino necesita no son más centros comerciales, sino zonas ajardinadas y lugares de ocio donde el turista, además de sol y playa, pueda relajarse y disfrutar de otro tipo de actividades.

¿Cree que el documento no aboga por un modelo de crecimiento turístico diversificado?

Claro que no, pues impulsa una homogeneización de los usos de suelo frente a la pretendida diversificación de la oferta. Creo que lo que necesitamos no son nuevas construcciones, sino mejorar las que ya existen. Por eso digo que no se busca una modernización de los edificios antiguos de las zonas turísticas, al contrario, parece que beneficiamos las nuevas iniciativas y abandonamos las viejas. Pero no es la primera vez que esto ocurre en la Isla. La historia se repite. Cuando nació Playa del Inglés, se hundió San Agustín y cuando nació Meloneras, Playa del Inglés cayó en el abandonó. Lo mismo pasó en Puerto Rico cuando se creó Amadores y hoy en día continúa ocurriendo: los denominados ciclos de tierra quemada.

Pero ¿impugnar un plan de esta naturaleza no puede ser inlcuso hasta contraproducente para el destino?

No, porque no impulsa los conceptos de modernización y mejora. Alguien que no conozca el documento puede plantearse el por qué los empresarios impugnan el plan, pero es que se trata de una cuestión injusta que nos afecta a los que sí realmente abogamos por la renovación.

Entonces, ¿qué fin persigue este plan turístico?

Satisfacer intereses económicos particulares. Se prioriza la nueva construcción, que beneficia solo a unos cuantos, en detrimento de la modernización de las instalaciones. Ni la parte pública del documento cuenta en estos momentos con previsión de mejora de la zona. Aún la administración no ha diseñado los proyectos para rehabilitar el entorno.

La comunidad que preside ha invertido cerca de cuatro millones de euros en un proceso de renovación de sus instalaciones que comenzará a ejecutarse en breve. ¿El proyecto se beneficia de los incentivos del PMM?

No, porque entendemos que no necesitamos más volumen de edificabilidad, como incentiva el plan. Cierto es que tenemos zonas comunes dentro del centro comercial que se pueden edificar, pero consideramos que no es necesario. Es que ahora mismo hasta nos sobran locales. Lo que pretendemos es estar a la altura de las circunstancias al margen de las nuevas infraestructuras que se van a construir al amparo de este plan.

Algunos podrían interpretar la impugnación de esta figura urbanística como una reacción a la entrada de nuevos inversores en la urbanización.

En absoluto. Es más, entiendo que la competencia es saludable siempre y cuando sea necesaria. Lo que no podemos hacer es abrir en un barrio de 100 habitantes cinco tiendas, porque entonces los números no cuadran para que todos puedan vivir del mismo sector. Si se construyeran más complejos en Puerto Rico, tendría sentido. Pero no es el caso.

Antes de acudir a la vía judicial, ¿presentaron alegaciones al documento?

Claro, y a día de hoy todavía no nos han contestado. Nos hemos reunido con la alcaldesa y la anterior corporación. Pero claro, cuando alguien está dentro del grupo de gobierno piensa de una manera y, cuando está fuera, piensa de otra.

¿Qué solución propone para resolver el desajuste entre oferta y demanda en Puerto Rico?

Elaborar un nuevo un nuevo documento orientado a satisfacer el interés general y no el de cuatro empresarios.

¿Qué otras necesidades presenta la zona, aparte de la renovación turística?

Puerto Rico es la gallina de los huevos de oro del municipio, por lo que no se puede entender por qué se permite la venta ambulante y la presencia de estupefacientes y tiqueteros en el entorno.

Compartir el artículo

stats