Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mogán triunfa en la feria de los sabores con la venta de 300 kilos de aguacates

La muestra atrae a más de 9.000 visitantes tras reunir a 18 cocineros y triplicar la superficie de sus expositores

Mogán triunfa en la feria de los sabores con la venta de 300 kilos de aguacates

Mogán triunfa en la feria de los sabores con la venta de 300 kilos de aguacates

La feria Gran Canaria Me Gusta, que organizó este fin de semana el Cabildo en las instalaciones de Infecar, en Las Palmas de Gran Canaria, cerró ayer sus puertas con una afluencia de más de 9.000 personas, lo que supone un aumento de un 38% de visitantes con respecto a la edición anterior. La muestra gastronómica gana adeptos tras reunir en su segunda edición a 18 cocineros de la Isla y triplicar la superficie de sus expositores. El municipio de Mogán vendió solo en dos días 300 kilos de aguacate de invierno. Las setas cultivadas en Fontanales (Moya) y el licor de tuno de Gáldar causaron sensación entre los asistentes.

La feria insular de sabores se impone como el plato fuerte del año en la capital. Más de 80 expositores ofrecieron este fin de semana en Infecar sus delicatessen cultivadas y elaboradas con esmero en las cumbres y medianías de Gran Canaria. Quesos de Guía, tarta de manzana de Valleseco, papas de San Mateo o caldos de Santa Brígida abrieron boca a los comensales que decidieron disfrutar de un día en familia.

El menú dominical regaló texturas, aromas y sabores para todos los gustos de la mano de varios cocineros que compartieron en directo sus recetas más innovadoras.

El chef del hotel Riviera Marina, Silvio Feist, apostó por demostrar a los visitantes que en un solo postre se puede combinar la acidez de la piña tropical, cultivada en Gáldar, y la sidra de Valleseco con la dulzura de fresas maduras de Valsequillo bañadas en yogur de cabra. El ingrediente secreto de semejante manjar fue recolectado por él mismo entre los montes de Tejeda. La flor de pino, triturada con azúcar, le sirvió para "espolvorear" su fusión de sabores y crear un vínculo en la "cadena alimenticia" de los ingredientes que componen su receta.

No fue el único que sorprendió a los visitantes. Bajo el paraguas de los ayuntamientos de la Isla, los expositores regalaron nuevas sensaciones al paladar de los asistentes.

La asociación para la promoción de las setas de Moya trajo a la capital cerca de 50 kilos de esta especie vegetal cultivaba a 20 grados de temperatura en cuevas de Fontanales y en el barrio de Carretería. Desde hace dos años, este colectivos de agricultores del municipio norteño apuesta por diversificar la economía y enriquecer la despensa insular con setas ostra. En la segunda jornada de la muestra, vendieron más de la mitad de su mercancía y ayer no daban a abasto ante tanto curioso.

El licor de tuno indio, elaborado en Gáldar por la familia Santana, también acaparó la mirada de los que buscaban "algo diferente" en la feria insular.

En esta segunda edición, el municipio de Mogán se impuso como uno de los expositores que más mercancía vendió en la muestra. Desde el valle de Mogán y las aguas de Arguineguín y la Pequeña Venecia llegaron a la capital más de 300 kilos de aguacate de invierno, de las variedades fuerte, hass y pírgano, y 100 kilos de atún fresco. En 48 horas, el stand había agotado prácticamente sus existencias. La agrupación de agricultores y productores de Mogán hizo gala del producto estrella del sur de la Isla y sus derivados. En esta ocasión, el municipio se trajo a más de una decena de alumnos del programa PFAES de la rama de restauración y hostelería del Sur para preparar suculentos bocaditos de bonito con mojo de aguacate.

Además de gastronomía, la feria surtió a sus visitantes de talleres infantiles con barro, que reproducía los principales enclaves de la Isla como la Cueva Pintada de Gáldar o el mismo Roque Nublo, juegos tradicionales y folclore a cargo del grupo Sancocho.

La iniciativa, recuperada el año pasado por el Cabildo, ha triplicado su superficie de exposición con nuevas carpas de restauración y demostración culinarias en vivo. Según rescató el consejero de Desarrollo Económico, Raúl García Brick, Gran Me Gusta forma parte de una estrategia que pretende aunar esfuerzos con otros sectores de la economía insular y, principalmente, con el turismo.

En estos días el canal Cocina ha rodado tres "microespacios" turísticos en la Isla para promocionar a nivel nacional los encantos naturales y culinarios de Gran Canaria.

Compartir el artículo

stats