Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva carretera de La Aldea pone al descubierto restos prehispánicos

Las excavaciones en la zona de la playa no impiden continuar las obras de ese tramo

La nueva carretera de La Aldea pone al descubierto restos prehispánicos

La nueva carretera de La Aldea pone al descubierto restos prehispánicos

La construcción de la nueva carretera de La Aldea ha dejado al descubierto un yacimiento con numerosos materiales de origen prehispánico, que ya han sido recogidos para su estudio sin necesidad de paralizar las obras. La excavación arqueológica se ha realizado durante las dos últimas semanas en la zona de la playa, donde se construye una rotonda para enlazar el nuevo tramo del Andén Verde con la antigua carretera hasta el pueblo de La Aldea.

Los restos se descubrieron hace un mes en las labores rutinarias de los técnicos de Arqueocanarias, la empresa contratada por la UTE que construye la carretera para hacer el seguimiento de los posibles restos arqueológicos que se encuentren durante las obras.

Los materiales aborígenes se localizaron justo donde acaba la nueva carretera, en el subsuelo de una vivienda moderna que fue derribada hace unos años. Los estudios preliminares apuntan a una zona de reunión o convivencia comunitaria de los antiguos pobladores de La Aldea, pues se encuentra entre la playa y las laderas donde estaban las viviendas, según explicó ayer Consuelo Marrero, directora de Arqueocanaria.

Tras dos semanas de trabajo de campo no se encontraron más restos en los alrededores, como poblados, casas aisladas o enterramientos, por lo que los técnicos de Patrimonio y de Obras Públicas del Cabildo y del Gobierno de Canarias decidieron recoger todos los materiales prehispánicos para proceder a su catalogación.

Marrero consideró que se trata de restos "interesantes" para el estudio de los asentamientos aborígenes de esa parte de la Isla, pero no tan importantes como para frenar la construcción de la carretera o plantearse un nuevo trazado. No obstante, el Cabildo ha decidido realizar un seguimiento a todos los desmontes de esa zona por si aparecen nuevos yacimientos.

La zona estudiada está muy cerca del poblado aborigen de Lomo de Caserones, uno de los de mayor envergadura de toda Gran Canaria, cuyas necrópolis han apartado muchas claves de los ritos funerarios de los antiguos pobladores. Las últimas dataciones con Carbono 14 señalan que esa zona estuvo poblada desde casi el inicio de la era cristiana.

Al contrario de lo que ocurrió recientemente en El Veril, donde el descubrimiento de restos aborígenes generó una gran polémica por la posible paralización del proyecto del Siam Park, el hallazgo y la excavación de La Aldea se ha realizado con discreción. Tras la apertura de los túneles del Andén Verde, actualmente se construyen los tres kilómetros hasta la playa, que deben terminarse en el mes de junio.

Compartir el artículo

stats