Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valsequillo

A la caza de la culebra californiana

Los voluntarios rastrearon parte del barranco de San Roque y capturaron seis ejemplares de este reptil

A la caza de la culebra californiana

A la caza de la culebra californiana

Una vez más, la plaza del barrio de San Roque, en Valsequillo, fue el pasado domingo, pasadas las 08.30 horas, un hervidero, un lugar de encuentro de cerca de medio centenar de personas. Todos los voluntarios iban ilusionados, vestidos adecuadamente y preparados para hacer una batida para capturar ejemplares de la culebra real de California ( Lampropeltis getula californiae), especie invasora que provoca grandes daños en la biodiversidad de Gran Canaria.

El personal de Gesplan realizó con rapidez el trámite de firmas de todas las fichas y seguros de los participantes, así como de las camisetas, bocadillos y botellas de agua para cada uno. Se anotaron 32 voluntarios, entre ellos unos quince miembros del Club de Francófonos de Gran Canaria.

Ramón Gallo Barneto, del Área de Medio Ambiente de Gesplan, acompañado por siete técnicos de la misma empresa, explicó cómo se debía hacer la captura de las culebras, buscando entre la maleza, ramas y cañas, y levantando piedras. Además, mostraron tres ejemplares de esta serpiente para que los participantes se familiarizaran con él y conocieran sus características y colores. Uno de los ejemplares era albino, de color blanco. También se enseñaron cómo son las trampas que se emplean para su captura. Se formaron dos grupos de voluntarios con tres miembros de Gesplan cada uno. Un grupo subió por el barranco para luego hacer la batida de arriba abajo y el otro en el sentido contrario, con la plaza y la iglesia como punto de salida y de reencuentro.

Gallo Barneto explicó, que aparte del éxito de esta batida y de las próximas que se hagan, era importante divulgar la aplicación de móvil, Lampropeltis, con el fin de que el ciudadano de a pie tenga un instrumento a mano para alertar de la presencia de este reptil en un lugar o si lo ha capturado. Al mismo tiempo puede telefonear al 112 o al Cecopin.

Todas estas iniciativas son como consecuencia del proyecto Life + Lampropeltis, que respaldan, entre otros, Gesplan, Gobierno de Canarias y Cabildo de Gran Canaria. Este proyecto tiene como finalidad minimizar el impacto de esta culebra en la biodiversidad, especialmente en sus presas habituales, el lagarto canario ( Gallotia Stehlini) y la lisa de Gran Canaria ( Chalcides sexlineatus). Para que varios voluntarios comprendieran el daño que hace este invasor, un técnico recordó que hizo un estudio en el que en un periodo de dos meses contabilizaba el número de ejemplares de este lagarto en el barranco de San Roque y en otro lugar de la Isla similar a l anterior, también con terrazas de cultivos y mismo tipo de vegetación y fauna. En el primero, donde sí está la culebra, sólo contó dos lagartos y en el otro, sin este intruso, 800 ejemplares.

Los dos grupos de voluntarios capturaron el domingo seis culebras, tres de ellas gracias a trampas y colaboración de los vecinos, que tienen un papel positivo importante. Desde 2008, ya se capturaron más de 4.000 ejemplares de este sigiloso protagonista de una invasión silenciosa.

Compartir el artículo

stats