El Grupo Popular en el Cabildo insular instó al gobierno insular a que inicie cuanto antes las obras para la colocación de mallas de seguridad a la altura del macizo de Faneque, después de que el consejero de Obras Públicas, Ángel Víctor Torres, anunciara esta semana su intención de instalar estos dispositivos para reducir el riesgo de desprendimientos.

"Aunque con dos años de retraso, nos alegramos de que el Cabildo se comprometa ahora a reforzar la seguridad de la GC-200 porque es lo que el PP ha defendido siempre, pero no acabamos de entender este repentino cambio de postura, pues el gobierno insular renunció en octubre de 2015 al mallado de seguridad por inútil y costoso, tras amagar primero con devolver las competencias de Carreteras al Gobierno de Canarias", explicó el consejero popular Carlos Ester.

En ese momento, Antonio Morales dijo que la actuación costaba demasiado dinero y no ponía "remedio" a los problemas de la carretera.