Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ningún ingreso por organizar el Mundial

El convenio con la Federación de Baloncesto estipulaba que el Cabildo debía recibir el 50% de la taquilla de los partidos celebrados en el Gran Canaria Arena

El Cabildo de Gran Canaria no ha recibido ningún ingreso por la organización del Campeonato Mundial de Baloncesto de 2014 pese a que había suscrito un convenio con la Federación Española para recibir el 50% de la taquilla de los partidos celebrados en el Pabellón Gran Canaria Arena.

Los actuales consejeros insulares de Deportes, Ángel Víctor Torres, y de Hacienda, Pedro Justo, confirmaron que la institución no ha ingresado ni un solo euro por la venta de entradas del Mundobasket. Torres recordó que ya advirtió de esa circunstancia en un Pleno del Cabildo, durante un debate con Lucas Bravo de Laguna sobre los resultados económicos de esa competición deportiva.

Por su parte, el responsable de Hacienda explicó que ese asunto se ha tratado en las reuniones del Instituto Insular de Deportes y aún no se ha determinado si se trata de alguna irregularidad o porque el Cabildo no cumplió con alguna de las condiciones del convenio.

Fuentes del Instituto Insular de Deportes precisaron que la Federación Española de Baloncesto no solo ha rehuido el pago del 50% de la taquilla, sino que incluso reclamó más dinero al Cabildo por ser una de las sedes del Mundobasket, a lo que no se accedió.

El convenio lo firmaron el 3 de octubre de 2011 el presidente de la corporación insular, José Miguel Bravo de Laguna, y el de la Federación, José Luis Sáez (investigado por la Fiscalía por varios presuntos delitos cuando ocupaba el cargo) y estipulaba el pago de 1,8 millones de euros por parte del Cabildo como canon por ser sede del Mundobasket, junto a Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao y Granada.

Además de abonar los 1,8 millones de euros, el Cabildo se comprometió a costear el desplazamiento y el alojamiento de las selecciones que quedaran encuadradas en la sede grancanaria, así como el traslado y el hospedaje del personal de la FIBA y de la Federación, además de posibles representantes de los patrocinadores del torneo.

El único ingreso directo que debía recibir el Cabildo era la recaudación de la taquilla, a mitad con la propia Federación. Ese dinero, que nadie se ha atrevido a cuantificar, nunca llegó.

Aparte de la factura de 64.000 euros que reclamó la empresa portuguesa, las mismas fuentes aseguran que tanto el anterior gobierno del PP como el actual de NC y PSOE han levantado numerosos reparos del departamento de Intervención para poder pagar los gastos asumidos por el Instituto Insular de Deportes. Según fuentes de ese organismo, en un año se ponen hasta una veintena de reparos a los gastos.

De hecho, los informes de la Intervención General del Cabildo a la gestión del Club de Baloncesto Gran Canaria en la etapa de Bravo de Laguna ya sostenían que, en materia de contratos, "la entidad está incumpliendo reiteradamente la normativa de contratación pública" y consideraba "especialmente grave" que, pese a su insistencia, el club no iniciara ningún trámite para acabar con esos incumplimientos.

Compartir el artículo

stats