Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Mateo

Toque de queda en el campanario

Las campanas de la iglesia han dejado de sonar por las noches por las quejas de los vecinos

Imagen de las campanas de la iglesia de San Mateo.

Imagen de las campanas de la iglesia de San Mateo. LP / DLP

Un grupo de vecinos de San Mateo se queja de que no puede dormir por la noche por culpa del tañido de las campanas de la iglesia. Eso es al menos de lo que se lamentan 26 vecinos que han presentado un escrito de protesta en el Ayuntamiento de la Vega. Por esa razón el consistorio envió un requerimiento al párroco para que las campanas dejaran de sonar por la noche de manera provisional, al menos hasta que se conozcan los resultados de las pruebas de audición y en el caso de que se traspasen los decibelios permitidos por la ley.

El alcalde de San Mateo, Antonio Ortega, comenta que "hay vecinos que se han quejado al ayuntamiento del tañido de las campanas por la noche porque les molesta en su descanso. Como medida provisional, el ayuntamiento ha dictado que dejen de sonar desde la diez de la noche a las ocho de la mañana".

"Se va a hacer una medición para ver los decibelios y adaptarlas a la normativa. Las campanas han estado siempre, no sé si han cambiado de campana. Se arregló el campanario y ahora hay más campanas que antes. Tras la reparación el sonido es más fuerte", añade.

Algunos vecinos, concretamente 26, han presentado un escrito en el ayuntamiento "y nosotros, ante eso, tenemos que actuar. Hemos solicitado la medición al Ayuntamiento de Santa Brígida, a su servicio técnico, para controlar los decibelios y regularlos si hace falta".

El ayuntamiento quiere que se cumpla escrupulosamente la normativa para que no haya problemas entre los vecinos. Al párroco, Sebastián Grimón, se le notificó la medida provisional e incluso se le dio traslado al vicario general de la Diócesis de Canarias, Hipólito Cabrera.

En principio el párroco ha hecho lo que se le ha requerido, que no se toquen las campanas por la noche hasta que se hagan las pruebas de medición y se ajusten para que no molesten el descanso de los vecinos que se han quejado. "El párroco ha acatado el requerimiento del ayuntamiento para que no suenen las campanas por la noche hasta que no se terminen las pruebas de sonido", aclara el alcalde.

La parroquia tenía tres campanas, pero como dos estaban rotas solo estaba funcionando una hasta que se arreglaron las otras. La campana grande llevaba rota más de veinte años, según dice la gente. En las dos últimas décadas no sonaba la grande porque estaba estropeada y solo funcionaban las dos pequeñas.

"Hay una polémica, pero prefiero no hablar todavía porque algunos vecinos han recogido firmas para que las quiten. El ayuntamiento mandó un requerimiento y ahora está recogiendo firmas por otro lado, pero yo quiero estar la margen porque el arreglo corrió a cargo del ayuntamiento", informa el párroco de San Mateo, Sebastián Grimón.

"La mayoría de la gente, por lo que tengo yo entendido, quiere que las campanas sigan tocando, pero hay una minoría que no quiere. Ahora también están recogiendo firmas los que piden que sigan tocando las campanas", agrega.

"Parece ser que la gente que se queja de las campanas, según me han dicho, es de fuera del municipio y ahora está viviendo aquí. No lo sé. Otros me han dicho que los han engañado a la hora de recoger las firmas. Por eso no quiero entrar en el fondo del asunto. Más adelante podremos informar".

El ayuntamiento ha tomado una medida provisional para que las campanas dejen de tocar por la noche hasta que se hagan las pruebas de decibelios a ver si el sonido es muy elevado o no. "Me han mandado un requerimiento por parte del ayuntamiento para que dejen de tocar. Y al día siguiente dejaron de tocar las campanas por la noche".

Los técnicos que arreglaron y pusieron de nuevo las campanas dicen que están dentro de la legalidad, "pero otros quieren ver detrás un tema político porque, como las arregló el ayuntamiento, quieren darle donde le duele. Por eso no quiero pronunciarme al respecto porque estoy al margen de todo".

"Las campañas llevan 200 años tocando y la gente no se quejaba porque forman parte de la vida y la historia del pueblo", concluyó el párroco sin querer entrar en polémicas estériles.

Compartir el artículo

stats