Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arucas | Entrevista

"Arucas tiene que ganar más peso en el mercado turístico de la Isla"

"El buen vecino es el que aporta soluciones y ayuda a mejorar su entorno", destaca el alcalde Juan Jesús Facundo

El alcalde, Juan Jesús Facundo, en la plaza de la Constitución junto al Ayuntamiento de Arucas, ayer.

El alcalde, Juan Jesús Facundo, en la plaza de la Constitución junto al Ayuntamiento de Arucas, ayer. JOSÉ PÉREZ CURBELO

Pasado ya el ecuador de su mandato, ¿qué balance hace de su gobierno?

Como pasa el tiempo, nos queda año y medio que se pasará volando. El balance es positivo. Hemos mantenido una continuidad de la salud financiera del municipio, de no tener deudas con los bancos, cosa que creo que es importante cuando se gestionan las arcas del Ayuntamiento. Una de las prioridades era mantener el superávit, cosa que para el 2017 también esperamos conseguir. Esto nos ha dado la posibilidad de invertir un crédito extraordinario. En el ejercicio de 2015 fueron tres millones de euros y en el de 2016 1,8 millones. Luego el Estado te dicta en que tipo de cuestiones puedes gastarlo, pero nosotros siempre preferimos utilizar ese dinero a tenerlo guardado en un banco. Por eso en cuanto al balance económico creo que vamos bien, dejaremos las cuentas saneadas para el siguiente mandato. También hemos ido aumentando el presupuesto, que para este año han sido unos 24 millones de euros.

¿En qué se invirtió el remanente presupuestario del pasado ejercicio?

En diferentes obras, entre ellas asfaltados y varias actuaciones en los 43 parques infantiles que tiene el municipio, instalaciones deportivas, reformas en los siete edificios de usos múltiples. En total hasta 33 obras repartidas en todos los distritos.

A parte ha conseguido bastantes inversiones.

Sí, unas cuantas, el Fedecan nos aporta tres millones de euros para poder abrir el hotel emblemático, por ejemplo. Luego el centro de formación, que debido a los plazos vamos a cambiar la inversión, porque nos permite el Fedecan mover la partida, y será financiado el año que viene con el superávit de 2017. Después los 4,2 millones de euros de la estrategia de desarrollo sostenible urbano integrado, que ayudarán a ejecutar proyectos como el del huerto urbano junto a la estación de guaguas. También queremos expandir la zona peatonal del casco hasta la Heredad del Agua.

Por otra parte, ¿se está intentando cambiar el modelo turístico del municipio?

La idea es hacer la zona norte más atractiva, ya sea para un vecino grancanario o un turista extranjero. Y Arucas tiene mucho atractivo pero poco alojamiento, por ello la apertura del Hotel Emblemático, el primero de la comarca Norte, junto a la Hacienda del Buen Suceso, ofrecen esas plazas que son necesarias para que el turista pase más tiempo en el municipio. Además de las casas rurales y el alquiler vacacional, una cuestión que tiene polémica por su posible regulación. Lo que está claro es que el Norte tiene que ganar peso dentro del mercado turístico. Tenemos ocio, playa, medianías... puedes hacer un circuito de senderismo por la montaña, comer en el casco antiguo y cenar junto al mar. Son elementos que pocos destinos pueden ofrecer, y tenemos que aprender a ponerlo en valor de cara al turista. La fábrica de Arehucas atrae numerosos visitantes a lo largo del año, y tenemos que conseguir ofertar nuestras virtudes al visitante. También queremos poner en valor la iglesia, conocida aquí como catedral. Creo que tenemos una edificación única y queremos sacarle provecho. Tenemos una subvención de 85.000 euros para instalar un ascensor en el interior para poder acceder al triforio. Porque las escaleras de caracol son muy estrechas. En definitiva hay que aprovechar este repunte de turistas que está recibiendo Gran Canaria, y Arucas tiene que jugar un papel importante en la zona norte.

¿Qué estrategias comerciales está llevando a cabo?

Los comercios intentan arrancar. Hemos hecho inversiones en la calle Suárez Franchy y en Juan de Bethencourt. Nos queda una segunda fase con el Cabildo que llega a la Avenida el Mirón, un proyecto aprobado para 2018. Hay que intentar hacer las obras acompasadas para no colapsar el centro de Arucas. La idea es hacer un circuito donde la gente pueda comprar con comodidad y que los comercios tengan una zona destacada. Intentamos crear esas sinergias, porque no podemos ir solos. Tenemos que apoyarnos en el sector empresarial, con la asociación de comercios y empresarios y también con los que no estén. Hay que atender también a los comercios pequeños. Creo que tenemos que seguir trabajando coordinados.

¿Y el futuro del mercado del casco?

Lleva quince años en una especie de nebulosa. Bankia nos tiene que responder en breve a unos informes y, desde entonces, buscar la forma jurídica de que eso se pueda abrir. Es difícil a día de hoy, porque está en las manos de una concesión, pero vamos a luchar por poder recuperar ese espacio.

¿Qué le gustaría ver en ese espacio?

Bueno me encantaría que estuviese disponible. Ese mercado tendría que estar abierto. Tendría que ser una zona más de dinamización dentro del casco. Creo que nunca se tendría que haber ido. Me fijo en el caso del mercado del Puerto en la capital grancanaria, cuando hace unos años nadie daba un duro por él y ahora es una zona que crea valor. Sería interesante buscar un uso similar, ya sea de restauración, mercado ecológico, pequeños comercios, pero tiene que volver a ser un factor dinamizador del casco aruquense. Claro, eso sería el futuro, pero hay que tomar decisiones hoy para que alcancemos esas metas. Espero que la oposición nos apoye, porque lo que no puede ser es que tengamos diez años más ese espacio en desuso, además de que es un edificio con historia dentro del municipio. Eso también ayudaría al resurgir de los comercios que hay a su alrededor. Porque un Ayuntamiento no puede crear empleo, pero puede poner las infraestructuras al servicio de sus habitantes. Sé que en este mandato no lo vamos a conseguir, pero tenemos que encaminarnos.

En cuanto a la zona de costa, ¿Qué necesidades tiene y cómo afecta su mayor afluencia en la seguridad?

Teniendo una empresa de salvamento que puede haber estado teniendo una gestión buena o mala en momentos determinados, y que se está intentando rescindir una prórroga que había en su momento, afortunadamente casi no ha habido accidentes. Hay que distinguir entre El Puertillo y sus piscinas naturales y otras zonas que no son de baño. La mayoría de los casos de accidentes son pescadores que caen al mar golpeados por el oleaje. El último suceso, en San Andrés, fue motivado por un infarto, no por el oleaje. Hemos trabajado conjuntamente con Chano Quintana y su programa Canarias, 1,500 kilómetros de costa, para concienciar de los peligros del medio marino. Porque hay mucha gente imprudente, cuando hay una bandera amarilla es porque hay peligro y la roja es que no te puedes bañar. Hay que saber respetar la señalización. Yo que procedo de esa zona conozco el mar, sé cuando me puedo bañar y cuando no. Hay que mejorar las infraestructuras, la señalización la hemos mejorado nuestra parte, la que es del Cabildo estamos en proceso. En definitiva, también hay que poner en valor la zona de costa. En los últimos años ha ganado en número de visitantes y es algo a tener en cuenta.

¿Hay que invertir más en seguridad?

En cuanto a salvamento creo que hay que invertir más, porque el verano cada vez dura más. Las vigilancias comienzan en marzo o abril con la semana santa y terminan en septiembre. Pero hasta principios de noviembre hemos tenido bañistas en nuestras costas. Son aspectos a tener en cuenta, porque las cosas cambian y hay que ir adaptándose a ellas. También hay que implicar al ciudadano: a que conozca los peligros y después en los primeros auxilios básicos. Prolongar también los horarios de los servicios (baños públicos), porque son zonas que se usan mucho y la gente pasea y tiene sus necesidades. Hace cuatro años que tenemos la bandera azul y para mantenerla tenemos que invertir en la zona. Siempre digo que la joya de la corona de Arucas es su costa.

Recientemente ha conseguido la inversión del carril bici hasta la calle Venezuela, ¿Hasta dónde se podrá llegar en ese vehículo en el futuro?

En proporción en kilómetros cuadrados, Arucas es el municipio con más metros de carril bici de Gran Canaria. Si nos vamos desde la gasolinera BP, terminando la inversión de casi 4 millones de euros hasta la calle Venezuela, podríamos llegar hasta la zona de Cardones, que se uniría a través de las pasarelas que ahora construyen sobre la circunvalación. Así que en el futuro se podrá ir desde la BP hasta Cardones por la zona peatonal. Estos espacios son muy importantes dentro de un municipio. Pongo el ejemplo de Portugalete, en el País Vasco, que tiene más de 10 kilómetros de carril bici.

Como también lo son las zonas verdes...

Otra parte fundamental. Tenemos que cuidar nuestro parque de las Flores, lo mejor que tenemos en el casco. A los 43 parques infantiles también le faltan zonas verdes. Tenemos que tener un pulmón en el municipio. Las zonas verdes son importantes, pero tienen un mantenimiento importante. También hay que aprovechar las rotondas, lo malo es que la mayoría que hay en Arucas son del Cabildo. Otra apuesta verde grande es el huerto urbano junto a la estación de guaguas. Estos espacios son muy demandados por la ciudadanía.

Ahora como aruquense, quiero que cite dos cosas positivas del municipio.

Un aspecto positivo es que Arucas se mueve, genera ocio, cultura, economía y otros factores. Otro punto fuerte es la localización. Con la circunvalación Arucas está más accesible a todos, residentes y visitantes. Que pueden disfrutar de nuestras riquezas, ya sean arquitectónicas, costeras o de montaña.

...Y dos a mejorar.

El tema del tráfico. El interno y el externo. Los accesos a la GC-2 y 3 durante las horas de entrada y salida de colegios y trabajo se colapsan. Estamos trabajando con el Cabildo, el Gobierno de Canarias y la Guardia Civil para poder remediar esta situación mientras duren las obras. Otro aspecto a mejorar es la poca implicación que a veces muestra la sociedad. Criticamos pero no buscamos soluciones. Me gusta pensar que el buen vecino es aquel que aporta soluciones y ayuda a mejorar su entorno, y es algo que a veces echamos en falta. Se tiene esta percepción por las redes sociales, por donde llegan muchas críticas pero pocas ideas.

Compartir el artículo

stats