Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proyecto Chira-Soria reafirma el liderazgo de la Isla en el uso de presas

Gran Canaria es el territorio con más grandes embalses por kilómetro cuadrado del mundo

El proyecto Chira-Soria reafirma el liderazgo de la Isla en el uso de presas

El proyecto hidroeléctrico de Chira-Soria reafirmará el liderazgo de la Isla en el uso y aprovechamiento de los embalses. Gran Canaria es el territorio del mundo con la mayor cantidad de grandes presas por kilómetro cuadrado, pero cuando se ponga en marcha ese salto de agua también podrá presumir de la utilización de esas infraestructuras para garantizar el suministro de energía y, al mismo tiempo, el regadío para las fincas agrícolas de San Bartolomé de Tirajana y Mogán.

La relevancia de estas infraestructuras hidráulicas se debatió ayer en la I Jornada de Presas de Gran Canaria, organizada por el Consejo Insular de Aguas, el Colegio de Ingenieros de Caminos Canales y Puertos, y el Comité Español de Grandes Presas (Spancold).

Miguel Hidalgo, consejero de Sector Primario del Cabildo, presentó el catálogo de embalses, un total de 167 en sus 1.560 kilómetros cuadrado de superficie, de los que 69 tienen la consideración de grandes presas al disponer de un muro de 15 metros de altura o una capacidad para un millón de metros cúbicos de agua.

La mayoría de los embalses se construyeron en las décadas de 1960 y 1970. De hecho, los últimos que se inauguraron datan de hace más de treinta años, según recordó el actual gerente del Consorcio, Gerardo Henríquez. La presa de Pinto, en Arucas, fue la primera que se levantó, en el año 1910.

Hidalgo consideró que "estos depósitos suponen "un rico patrimonio, un indudable atractivo paisajístico con estampas admiradas por residentes y turistas, y una fuente de recursos esencial dadas las bajas precipitaciones en la época de lluvia".

Yonay Concepción Goudemar, ingeniero y jefe de sección de Recursos Hidráulicos del Consejo Insular de Aguas, explicó las principales características del proyecto hidroeléctrico de Chira-Soria y los próximos pasos a dar para su construcción. Las dos mayores presas del Archipiélago, Soria con una capacidad de 32 millones de metros cúbicos virtuales (el máximo histórico es de 12,9 millones), y Chira con 12,9 millones, serán un referente en la generación de energías limpias y sostenibles.

Para resaltar la relevancia del salto de agua entre ambos embalses, el ingeniero explicó que la tubería subterránea tendrá un diámetro de cinco metros, más grande que un túnel, y una longitud de 1.430 metros. También se construirá, casi a mitad de camino entre ambos muros, una chimenea de equilibrio, de 415 metros de altura. El sistema está preparado para 17 horas diarias de turbinado y 7 de bombeo.

Linea eléctrica

Respecto a la potencia, señaló que generará unos 200 megavatios diarios, el equivalente para alimentar a 20 millones de lámparas led o el suministro de 45.000 viviendas. La linea eléctrica para evacuar esa potencia a la red tendrá un tramo aéreo y otro subterráneo, ambos de doble circuito y 200 kilovatios. El primero tendrá una longitud de 17.086 metros y 41 postes de apoyos, mientras que el tramo enterrado irá en dos conductos de 505 y 155 metros. El plazo de ejecución de las obras es de 65,5 meses y el presupuesto inicial de 320,9 millones de euros.

Yonay Concepción también reveló los últimos informes sobre la seguridad de las presas públicas y precisó que Chira y Soria están en óptima situación para el uso que se les va a dar. No obstante, comentó que el Consejo inició en 2015 un proyecto para un mejor mantenimiento técnico y paisajistico de los embalses porque no se hizo en los años precedentes.

El inventario de presas presentado por Hidalgo recoge que "de las grandes presas, 48 están construidas con mampostería, dos son de escollera, las de Tirajana y Siberio, y las restantes de hormigón, todas ellas con una altura media que supera el mínimo para pertenecer al club de grandes presas, ya que prácticamente lo duplican con una media de 32 metros y una capacidad media de 1.300.000 metros cúbicos". De ellas, 39 están por debajo de los 500 metros sobre el nivel del mar y solo cinco superan los 1.000 metros de altitud.

Así, la situada a menor cota es la de La Monta, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, y la situada a mayor altura es la de Cuevas Blancas, en San Mateo, a 1.635 metros de altitud. El Consejo Insular de Aguas gestiona las presas de Chira, Gambuesa, Ayagaures, Fataga, El Mulato, Candelaria y Vaquero, así como la de Soria como accionista mayoritario de la heredad de La Lumbre.

El director Spancold, Clemente Prieto, disertó sobre los beneficios de las presas, especialmente en los territorios con escasez de lluvias, como ocurre en Gran Canaria, y las actuaciones de seguridad que se realizan para garantizar la seguridad y el funcionamiento.

Pero en espera de que empiecen las obras de salto hidroeléctrico Chira-Soria, la situación de las grandes presas de la cumbre es desoladora por la sequía de los últimos años. Algunas de ellas se encuentran vacías y otras en mínimos históricos. Las últimas mediciones, correspondientes al día 2 de noviembre, reflejan que las reservas están al 11% de la capacidad total, el 14% las públicas y el 8% las privadas. El volumen actual de agua embalsada es de 5,2 millones de metros cúbicos.

Así, Soria está al 0,25% de su máximo histórico, apenas un charco de agua junto al muro, mientras que Chira está el 9% y Ayaguares al 1%, aunque esta última se alimenta de La Gambuesa, al 32%. Todas estarían ya vacías si el Consejo no hubiese adoptado este verano la decisión de enviar un millón de metros cúbicos de aguas depuradas para el regadío de las fincas de El Salobre y El Tablero.

Las presas privadas no están mucho mejor y en La Aldea y la comarca norte empezará a cundir la alarma si no llueve con intensidad en las próximas semanas.

Compartir el artículo

stats