Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ingenio

Un administrador pide que se investigue la quiebra de la empresa pública Isoges

El gestor judicial ve fraude en el concurso de acreedores y pide la inhabilitación de los exalcaldes Juan Gil y Domingo González

Juan Díaz. LA PROVINCIA / DLP

Un administrador concursal ha pedido al Juzgado de lo Mercantil número 2 de Las Palmas que impute por fraude contable al Ayuntamiento de Ingenio y al Consejo de Administración de la empresa pública Ingenio Sociedad de Gestión (Isoges).

La compañía fue creada hace unos 15 años para gestionar diferentes servicios municipales, pero en 2014 inició un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y, al año siguiente, entró en liquidación al presentar concurso de acreedores. El procedimiento fue declarado fortuito, sin mala fe por parte de los gestores que llevaron la empresa a la ruina. El actual alcalde, Juan Díaz, del PSOE, se comprometió entonces a pagar una deuda de casi cuatro millones a los proveedores y trabajadores, pero el administrador del concurso, Luis Miguel Domínguez Ramos, ha cambiado de criterio por el incumplimiento del regidor y ha pedido al juez que declare el concurso culpable.

El Ayuntamiento, al ser el único socio de la entidad, es "responsable universal" de su deuda tras disolverse la empresa. Por eso la denuncia también se dirige contra la Corporación, como cómplice de incumplir el acuerdo alcanzado en octubre de 2015 para pagar a los proveedores. Juan Díaz ha declinado aclarar por qué no ha puesto en marcha el procedimiento para liquidar la deuda, que ronda los cuatro millones, con el argumento de que el asunto está judicializado y son los tribunales quienes deben pronunciarse porque "los informes no están claros". Ese incumplimiento es lo que ha motivo la reapertura del concurso al denunciarlo uno de los proveedores.

El administrador nombrado por el Juzgado de lo Mercantil cree que existe una "agravación del estado de insolvencia por dolo o culpa grave", pues se ha "maquillado" la contabilidad de la empresa para ocultar su verdadera realidad patrimonial, entre otras supuestas ilegalidades, con la finalidad de eludir la obligación de presentar el concurso de acreedores desde 2010 , incluso por agravar su situación financiera al pedir un crédito de casi 400.000 euros para pagar al personal, cuando la realidad es que la compañía apenas tenía actividad en el año 2013 porque ni siquiera ejecutaba obras.

También existen facturas que están pendientes de reconocimiento de crédito, por importe de 1,1 millones, así como un "artificio" para vender suelo público y pagar por unos terrenos que ya tenía el Ayuntamiento. Se trata de un suelo valorado en 2,1 millones cuyo precio ha podido ser inflado para eludir entrar en concurso.

Otra cuestión comprometida es un crédito de 365.000 euros pedido en 2013 para pagar las nóminas de una plantilla "sobredimensionada", 37 trabajadores, 11 en la sección de obras y 21 en la residencia de ancianos, entre ellos "familiares y amigos" de concejales, cuando la realidad es que en esas fecha Isoges "llevaba meses sin hacer nada". Ese centro y la ampliación de la sede municipal fueron las obras que han generado la mayor parte de la deuda.

El administrador reclama por todo ello la inhabilitación durante 15 años del exalcalde Ingenio Juan José Gil Méndez, ahora director territorial de Educación del Gobierno de Canarias, además de líder de Coalición Canaria en el municipio del Sureste; así como del exregidor Domingo González Romero, que está de concejal en la oposición y es presidente de Nueva Canarias - Agrupa Sureste. Ambos han tachado de "disparate" la propuesta de sanción, aseguran que heredaron la deuda de Díaz y culpan al alcalde de incumplir el propio convenio en el que figura como liquidador de la deuda.

"Estoy tranquilo. Aquí no se ha hecho nada alegal o delictivo. Esto es una maniobra política y torticera hecha con mala fe para tratar de inhabilitar a la oposición, para que los concejales nos veamos forzados a dejar el acta", asegura Juan José Gil. "El administrador dice lo contrario de lo que ha dicho antes, esto es una huida hacia adelante que no irá a ningún sitio. Un absurdo total porque la deuda la ha generado Díaz y el Ayuntamiento está obligado a pagarla", replica Domingo González.

La misma sanción de inhabilitación solicita el administrador concursal para Lucrecio Suárez Romero, secretario de Coalición Canaria de Ingenio y candidato al Ayuntamiento en las elecciones 2015 con Agrupa Sureste; Manuel Hernández Estupiñán, exconcejal, sin partido en la actualidad; María Ángeles Rodríguez Valerón, exconcejal y candidata en 2015 con Agrupa Sureste.

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Las Palmas, tras el informe del administrador concursal, volvió a abrir el concurso el pasado día 11. El siguiente paso es pedirle informe a la Fiscalía de Las Palmas y convocar una vista para determinar, con las testificales y las documentales pertinentes, si se trata o no de un concurso culpable. Si el Juzgado finalmente llega a esa conclusión se podrían abrir hasta diligencias penales para investigar si hay delitos contables en la actuación de los gestores públicos.

Isoges era la única empresa pública municipal creada hace unos 15 años para gestionar diversos proyectos, la mayoría con personal municipal. Entre sus realizaciones están la gestión de la residencia de mayores de Ingenio, que ahora gestiona Iscan, los centros deportivos de Guayadeque, junto a Carrizal, el centro deportivo de El Puente y las casas rurales. También hizo la ampliación del Ayuntamiento de Ingenio.

Compartir el artículo

stats