Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Brígida La cosecha vitivinícola

La Isla estrena una guía de los mejores vinos tras otra vendimia muy irregular

La publicación del Cabildo ofrece datos de las 33 bodegas de la Denominación de Origen

La Isla estrena una guía de los mejores vinos tras otra vendimia muy irregular

Los profesionales y aficionados a los vinos de Gran Canaria disponen desde ahora de una guía de las 33 bodegas con Denominación de Origen (DOP) de la Isla, editada en papel, en formato digital y también en una aplicación gratuita para teléfonos móviles que permite a los usuarios consultar toda esa información desde cualquier lugar.

Esta nueva herramienta del sector vitivinícola se presentó ayer en la Casa del Vino de Santa Brígida, donde el consejero insular de Sector Primario y Soberanía Alimentaria, Miguel Hidalgo, recordó que la cosecha de este año ha alcanzado los 460.000 kilos de uva, una cantidad superior a la de 2016, en la que se recogieron 306.000 kilos, pero que "tampoco ha respondido a las expectativas que tenían los agricultores y los bodegueros". Hidalgo precisó que ha sido una vendimia "muy irregular" en función de las zonas, mermada en la cuenca de Tejeda y algo más abundante en las fincas cercanas a la costa.

La guía, titulada Los Mejores Vinos de Gran Canaria, está editada en dos idiomas, español e inglés, y dedica cuatro páginas a cada una de las 33 bodegas con el distintivo de calidad del Consejo Regulador de Denominación de Origen, en las que se incluye su ubicación, una pequeña historia, la superficie de los viñedos, las características de la tierra, las variedades de las uvas, el método de elaboración de los caldos y los servicios que ofrece, como tiendas, visitas guiadas, catas o ventas por internet. Además, muestra los dos vinos más representativos que embotella cada bodega, elegidos por sus propietarios, con la nota de cata, el maridaje, las varietales, la temperatura de servicio y la graduación alcohólica, así como una foto de las botellas con su etiquetado comercial.

La publicación recuerda que el Archipiélago canario cuenta con uno de los patrimonios vinícolas más destacados del Estado español gracias a que las islas no se vieron afectadas por la filoxera, una plaga que arrasó los viñedos de la mayor parte del planeta a finales del siglo XIX. Entre las uvas cultivadas en tierras grancanarias destacan la listán negro, tintilla, vijariego negro, listán blanco, moscatel de Alejandría, malvasía volcánica y albillo criollo.

El 80% de los vinos producidos en Gran Canaria son tintos, mientras que la mayor parte del 20% restante es blanco, a los que se han sumado en los últimos años caldos madurados en madera y pequeñas experiencias de bodegas que embotellan crianzas, explica la nueva guía. Las 33 bodegas de la Denominación de Origen Gran Canaria producen una media anual de 310.000 botellas, de las que más de 12.000 se exportan a la Península o el extranjero, lo que supone unos ingresos superiores a los dos millones de euros.

Al respecto, el gerente del Consejo Regulador, Luis López, ofreció los datos referidos al periodo 2015-2016 y resaltó que en la isla están registrados 360 viticultores. Existen 72 bodegas, de las que 53 ya embotellan el vino y 33 están integradas en la Denominación de Origen.

El volumen de vino calificado a finales de julio de 2016 ascendió a 257.536 litros, con otros 116.920 litros sin calificar, lo que da un total de 374.451 litros. Las ventas en el mercado interior superaron los 200.000 litros, de los que 100.264 fueron de vinos tintos, 72.665 de blancos y 32.150 de rosados.

Las exportaciones a la Península y a varios países, entre ellos a restaurantes de Estados Unidos y de Centroeuropa, llegaron a los 12.204 litros. "No es una cifra muy grande, pero refleja que ya hay varios bodegueros que sacan sus producciones al extranjero", apuntó el gerente.

Las existencias en las bodegas grancanarias a 31 de julio de 2016 ascendían a 411.328 litros, de que 313.415 eran de vino tinto y 97.913 de blanco. Estas cifras, según Luis López, "demuestran que en Gran Canaria ya existe un sector vinícola muy profesionalizado, no como hace unos años, que se plantaban las viñas por afición o para el consumo propio".

Al presentar la guía, Miguel Hidalgo afirmó que "es un paso más desde el Cabildo en la promoción del todo sector primario, ahora de forma específica con el vino". Tras asegurar que los 33 bodegueros están "muy satisfechos" con la publicación, el consejero destacó que "tendrá también una aplicación informática para que cualquier ciudadano se aproxime a esta información a través del teléfono móvil, en los idiomas español e inglés".

"El sector del vino -agregó Hidalgo- ha tenido una evolución muy importante en los últimos 15 años, en primer lugar con un gran esfuerzo económico por parte de los productores, porque una bodega no es un equipamientos de bajo coste, sino que requiere grandes inversiones".

Además de la aportación a la economía de la isla, Hidalgo resaltó que también ha permitido una recuperación del paisaje con la plantación de viñedos en terrenos que estaban en desuso, que además hacen de cortafuegos en los incendios forestales.

"Las mejoras en la elaboración del vino ya se pueden constatar porque nuestros bodegueros han traído a los mejores enólogos españoles e internacionales; y ahora se abre la posibilidad de conseguir un sello de calidad ISO para darle una mejor imagen de marca a través de esa certificación", manifestó el consejero, quien aseguró que se ha constatado una incorporación e interés de la mujer y de los jóvenes al mundo del vino.

Preguntado por los precios de los caldos grancanarios, superiores a muchos de los vinos de importación de la Península, Francia o Italia, Hidalgo contestó que la menor producción eleva los costes, pero es un producto singular, diferente y cada bodega de Gran Canaria es una joya en sí misma. "Es diferente a cualquier otro vino del mundo y tiene un precio adecuado a lo que cuesta elaborarlo", concluyó.

Compartir el artículo

stats