Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabildo Presupuesto para el año 2018

La oposición rechaza las cuentas de Morales ante la baja ejecución de obras

PP, Unidos, Podemos y CC critican que el gobierno insular solo gaste un tercio de las inversiones reales

La oposición rechaza las cuentas de Morales ante la baja ejecución de obras

La oposición rechaza las cuentas de Morales ante la baja ejecución de obras

Los cuatro grupos de la oposición del Cabildo de Gran Canaria -PP, Unidos, Podemos y CC- criticaron ayer las cuentas de 2018 elaboradas por el gobierno insular de Antonio Morales y coincidieron en que el aumento presupuestario de los tres últimos años no se ha traducido, a su juicio, en una mejora económica y social de la Isla.

Tras una primera lectura del proyecto de Presupuesto presentado el jueves por el presidente del Cabildo, los partidos opositores se plantean pedir la devolución del proyecto o presentar enmiendas parciales, aunque con escasas expectativas de que sean admitidas por el pacto de gobierno entre NC, PSOE y los dos escindidos de Podemos.

Más allá de las cifras o de los objetivos del Presupuesto, los portavoces del PP, Unidos y Podemos, resaltaron la baja ejecución de las cuentas de este año, especialmente en el capítulo de las inversiones reales, solo un 28%, lo que les llevó a denunciar que el gobierno de Morales no es capaz de gestionar los fondos que recibe de las otras administraciones y, por tanto, todo ese dinero pasa a remanentes de tesorería de un año a otro o acaba en las cuentas bancarias.

El portavoz del PP, Felipe Afonso El Jaber, adelantó el voto en contra de su grupo y consideró que "los ciudadanos no han visto ningún cambio a mejor en la Isla pese a que desde 2015, el último año del gobierno del PP, el presupuesto del Cabildo ha aumentado en 263 millones de euros, más de un 44% más".

Ejecución

"Los datos de ejecución que nos ofrece el gobierno son muy pobres, un 63,7% a 23 de noviembre, peores incluso que el año pasado, lo que significa que tener más dinero para invertir no equivale a realizar más obras o prestar mejores servicios a los ciudadanos", señaló El Jaber, quien criticó que el presidente Morales "presuma del aumento del Presupuesto cuando en realidad la mayor parte de los ingresos proceden de la Comunidad Autónoma y del Estado".

"Todo esto desmonta su discurso victimista de las últimas semanas y demuestra que Morales está más en la política del enfrentamiento que de la realidad", apuntó el portavoz popular. A su juicio, la partida de inversiones reales, 118 millones de euros, crece poco en relación con el aumento global del Presupuesto, 854 millones, "pero más preocupante es que a estas alturas del año no se haya ejecutado ni el 30% del Capítulo 6 y que el presidente reconozca que no va a llegar al 50% cuando acabe este ejercicio".

El Jaber opinó que del Presupuesto de 2018 "no se desprende que exista un proyecto de isla, sino un reparto de dinero para tener a todos contentos, como si Morales fuera un presidente interino o accidental". Por tanto, anunció una enmienda a la totalidad y la justificó en que "el PP tiene un proyecto distinto". Al respecto, afirmó que el actual Cabildo "no está aprovechando la recuperación económica, pues las carreteras están igual de deterioradas, la cultura no es ahora más dinámica que hace tres años y la mayoría de los proyectos no arrancan".

José Miguel Bravo de Laguna, portavoz de Unidos, declaró que su grupo aún no tiene decidido el voto, pues dependerá de un análisis más en profundidad de las cifras y de la aceptación o no de las enmiendas que se presenten. "El Presupuesto de 2016 lo apoyamos porque a nosotros no nos gusta rechazar las cosas porque sí; en 2017 ya nos abstuvimos; y si siguen así las cosas ya se pueden imaginar lo que vamos a hacer", anunció el expresidente insular.

Bravo de Laguna coincidió con El Jaber en que el gran aumento presupuestario "no se nota en la calle, pues ni se ven obras públicas del Cabildo de cierta relevancia ni tampoco transformaciones importantes en la sociedad grancanaria". También consideró que "el problema es la ejecución, pues no se gasta ni la mitad del Presupuesto de las inversiones reales y sigue aumentando el dinero en las cuentas corrientes, de tal forma que ahora dispone de más de 400 millones, casi otro Presupuesto".

El líder de Unidos dijo que hay que estar "satisfechos" por el aumento del Presupuesto es 152 millones y añadió que ojalá hubiese tenido esas cantidades en su etapa de presidente del Cabildo, pero aclaró que la mayor parte de ese incremento, unos 136 millones de euros, proceden del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) y de otras transferencias de los gobiernos central y canario.

Miguel Montero, portavoz de Podemos, manifestó que su grupo aún no ha tomado una decisión sobre el voto, pero del primer análisis concluyó que la Política Social "ya ha dejado de ser una prioridad" para el gobierno de Antonio Morales porque esa consejería no aumenta sus recursos en la misma proporción que el Presupuesto total. "Es crecimiento es ficticio y no resolverá los problemas en los centros de atención de mayores o menores", puntualizó.

El portavoz de Podemos también criticó que las cuentas de 2018 incluyan una nueva emisión de deuda pública, de 21 millones de euros. "Nueva Canarias, el PSOE y sus dos subcontratados están endeudando al Cabildo sin necesidad ninguna para contentar a unos pocos empresarios grancanarios que aún tienen dinero de la RIC sin materializar". Montero también criticó que NC "amagara con denunciar el reparto del Fdcan sin consultar a los demás socios y ahora se atribuya el mérito de la obtención de esos recursos".

El cuarto grupo de la oposición en el Cabildo, Coalición Canaria (CC), está pendiente de la recuperación de su único consejero, Fernando Bañolas, de baja médica. Fuentes del partido señalaron que no se descarta presentar enmiendas parciales.

Por otra parte, el consejero de Sector Primario, Miguel Hidalgo, informó ayer que el Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria dispondrá el próximo año de más de 34 millones de euros, un 21,7% más, con el objetivo de impulsar la mejora de sus instalaciones y de la red hidráulica, así como a implantar las energías renovables.

Esas actuaciones son la instalación del emisario en Bocabarranco en Gáldar, las ampliaciones en las depuradoras de Jinámar y de Guía-Gáldar, así como parte de los proyectos del Plan Renovagua, como la instalación de fotovoltaicas en las desaladoras de Moya y Bocabarranco y en la depuradora de Arguineguín, entre otras.

Además, avanzará en la actualización del censo de instalaciones subterráneas inactivas con una partida de 172.80 euros, realizará el estudio de recarga del acuífero del barranco Real de Telde por 30.000 euros y ejecutará trabajos de conservación y limpieza del dominio público hidráulico por 219.350 euros. También sube la partida de gastos corrientes, que será de 900.000 euros ante el previsible aumento en la producción de agua desalada y regenerada como consecuencia de la sequía.

Compartir el artículo

stats