Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Rafael Sahagún Schwartz

"La observación por satélite nos permite salvar vidas en todo el mundo"

"Los datos de algunos satélites están disponibles para quien los solicite, siempre sin uso comercial", cuenta el nuevo director del Centro Espacial de Canarias

Rafael Sahagún Schwartz, director de la Agencia Espacial de Canarias.

Rafael Sahagún Schwartz, director de la Agencia Espacial de Canarias. SANTI BLANCO

¿Cuál es el trabajo principal de la estación?

La Estación Espacial de Canarias se dedica principalmente al seguimiento de satélites, la observación terrestre y a participar en el programa Cospas-Sarsat. El seguimiento nos permite controlar el estado de los satélites, determinar su órbita y mandarles instrucciones. La observación de la Tierra nos aporta datos que una vez procesados nos permiten obtener información como temperaturas del agua y del suelo, contaminación atmosférica o índices de vegetación,;y el Cospas-Sarsat es un programa de rescate en el que la localización de accidentes se produce vía satélite.

Observan la Tierra, ¿Cómo se usa esa información y quién la reclama?

La solicitan sobre todo los grupos científicos y universidades con las que tenemos convenios de colaboración, gobiernos, ayuntamientos o cabildos. Los datos de algunos satélites están disponibles para cualquiera que los solicite, siempre que se pueda acreditar el uso científico de las imágenes., Porque en ningún caso las ofrecemos para uso comercial.

Este centro colaboró en los trabajos previos de la llegada del hombre a la Luna. ¿De qué forma?

La Estación Espacial de Canarias participó en el proyecto americano Géminis, que empezó a principios de los 60. Este proyecto hizo pruebas y desarrolló tecnologías para poder llevar al hombre a la Luna y este centro realizó el seguimiento de todas las naves que se lanzaron. Posteriormente, durante el programa Apolo, que fue el que finalmente condujo a los aterrizajes en la Luna, la estación formó parte de la red de seguimiento que apoyó todas estas misiones.

¿Por qué tiene tan buena cobertura esta estación?

Al estar tan al sur, tenemos una buena cobertura del arco geoestacionario. Así, desde el centro de Maspalomas podemos ver satélites geoestacionarios ubicados entre la vertical que va desde Sudamérica hasta un poco más allá de la vertical de la Península Arábiga. Además, para el satélite meteorológico de órbita baja nuestra posición también es muy buena, el Atlántico tiene una influencia fundamental en el clima Europeo. A eso se suma que durante mucho tiempo la zona sur del Magreb ha sido un área de alto valor estratégico, y nosotros hemos sido durante años la mejor estación para observar esa zona. Esa combinación de factores nos ha hecho importantes entre las estaciones de seguimiento europeas.

Explíqueme un poco más el programa Cospas-Sarsat.

A través de diferentes satélites recibimos alertas de radiobalizas situadas en aviones o barcos que se encuentran en una emergencia en cualquier parte del mundo. Al captarla, informamos al país que corresponda de que una baliza ha sido activada en el interior de sus fronteras, para que pongan en marcha los servicios de rescate correspondientes en cada caso. Todas las radiobalizas están registradas en distintas bases de datos de forma que el servicio de rescate puede acudir a ella y saber de quién se trata y en qué condiciones se encuentra para acudir con un material u otro. Se pretende ahorrar tiempo para salvar vidas y ahorrar en costes de búsqueda.

¿Y no se ha podido localizar el submarino argentino desaparecido?

Los submarinos tienen la capacidad de llevar esta radiobaliza, pero desconozco si la llevaría o no. Hay submarinos españoles que sí la tienen y en caso de tener un problema la liberarían, saldría a flote y se activaría. Pero no es obligatorio que un submarino integre una radiobaliza Cospas-Sarsat.

¿Cuál es la misión más complicada en la que ha participado esta estación?

Todas las misiones son complejas, algunas más críticas que otras. Por ejemplo, a principios de los 2000 se averió un satélite de la Agencia Espacial Europea, y todas las estaciones del continente estuvimos buscándolo. Se localizó con una antena de 70 metros en base a datos de enlaces que fuimos estableciendo todas las estaciones europeas. Ha habido muchas misiones significativas: los alunizajes de Apolo; somos una de las dos estaciones de control de los satélites Meteosat de segunda generación; y somos una de las tres estaciones de recepción de datos del programa Europeo Copernicus. Pero quizás la misión más importante en la que participamos es la Cospas-Sarsat, ya que la observación por satélite permite salvar vidas.

En su momento fue necesaria la ampliación de la estación. ¿Es necesaria otra?

No. De hecho teníamos más metros cuadrados pero se cedieron al no utilizarse. Ahora mismo, aunque sí hay prevista la instalación a corto-medio plazo de dos o tres antenas nuevas, no prevemos que el área ocupada por las instalaciones crezca.

¿Qué proyectos futuros tiene la Estación Espacial de Canarias?

Básicamente seguir con las actividades que venimos desarrollando. A corto plazo quizás la misión más llamativa es el Chang'E 5, una misión de retorno de la Luna de una cápsula que China enviará en el año 2019 para recoger muestras. La reentrada de la nave en la Tierra se controlará desde esta estación de Maspalomas.

¿Son buenas las relaciones internacionales?

Perfectas. En este sector la norma es la colaboración mutua entre agencias.

En el exterior hay gran cantidad de basura espacial, ¿debe regularse?

Sí. Debe regularse y exigir a quienes quieren poner un satélite en órbita que una vez se acabe su vida útil se disponga de ellos, bien forzando su reentrada en la Tierra o enviándolo a órbitas cementerio.

¿Cómo valora que un Youtuber afirme que la Tierra es plana y quiera demostrarlo lanzándose en un cohete casero?

Es de locos. Si alguien no quiere convencerse de que la Tierra es redonda, allá él. Pero no podemos estar en el siglo XXI discutiendo estos asuntos.

Ocupó el cargo hace dos meses, ¿qué planes tiene?

He venido a aprender de este mundo apasionante. Mi trabajo será gestionar y dirigir la Estación Espacial de Canarias e intentar mantener, como mínimo, los altos índices de operatividad actuales.

El año que viene el centro cumplirá 50 años, ¿cómo lo celebrarán?

Todavía no tenemos una agenda definida, pero probablemente iniciemos un ciclo de conferencias sobre asuntos espaciales en el que nos acompañe alguna autoridad en la materia. Ya estamos en conversaciones con el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana para conmemorar el aniversario, que organizaremos conjuntamente.

Compartir el artículo

stats