El temporal que mantiene en vilo a Canarias ha dejado al Archipiélago con temperaturas de hasta seis grados bajo cero, así como hielo y nieve en las carreteras de la cumbre por encima de los 1.600 metros. El domingo la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias decretaba la alerta por nieve y por la previsión de tormentas cargadas de aparato eléctrico. Ayer, el Cabildo de Tenerife tuvo que cerrar el acceso al Teide por la presencia de nieve y hielo en la calzada, una prohibición que no todos los ciudadanos respetaron.

La temperatura rondó los seis grados bajo cero en Izaña. En Las Cañadas, durante la pasada madrugada del domingo al lunes, se registraron valores similares, de hasta cuatro grados bajo cero.

El Centro de Investigación Atmosférica de Izaña fue de los primeros en informar sobre la presencia de un manto de nieve que cubría desde primera hora de la mañana sus instalaciones. El tiempo adverso trajo consigo temperaturas muy bajas pero también vientos intensos en las zonas altas. Como medida de precaución, el Cabildo de Tenerife cerró el acceso al Teide por varios puntos diferentes debido a la presencia de hielo en la carretera.

En concreto, no se pudo acceder ayer hasta el Teide por Los Gigantes (TF-38 de Boca Tauce a Chío); por Puerto de la Cruz (TF-21 de Aguamansa a Las Lajas); por Las Américas (TF-21 de Tauce a Granadilla); y por Santa Cruz (TF-24 desde el cruce de Arafo a El Portillo). Todos los cortes de tráfico se fueron ampliando conforme transcurría el día.

El Teleférico del Parque Nacional del Teide permanece cerrado desde el pasado domingo por la presencia de condiciones meteorológicas adversas, según ha informado la misma empresa encargada de esta instalación en sus redes sociales. Ayer lunes tampoco se restableció su funcionamiento para los visitantes, dada la escasa mejoría del tiempo y que las carreteras continuaban cerradas. En la estación superior del Teleférico, a unos 3.550 metros, los termómetros marcaron varios grados bajo cero y las rachas de viento superaron los 60 kilómetros por hora.

A las17:40 horas, las redes sociales de la Aemet en Izaña informaban de que había acumulados 13,2 litros por metro cuadrado de precipitaciones en forma de nieve. Lo más peligroso para el acceso de los vehículos, además de la presencia de hielo, era la "niebla cerrada" con nula visiblidad. De hecho, todas las cámaras que tienen disponibles para la observación se encontraban tapadas casi por completo.

En Tenerife, como en otras islas del Archipieélago, varios municipios, entre ellos La Laguna, decidieron cancelar las actividades previstas al aire libre por la tarde, aunque no se suspendieron las clases ordinarias en ningún momento.

La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para hoy mantiene el aviso amarillo por tormentas que afectarán a Lanzarote y Fuerteventura, mientras que las precipitaciones en forma de nieve tendrán en riesgo a las islas de Gran Canaria, La Palma y Tenerife. La cota de nieve se situará en torno a 1.600 y 2.000 metros.

La Aemet ha pronosticado que este martes las precipitaciones podrán ser localmente fuertes en Canarias y soplará viento fuerte o con intervalos muy fuertes sobre todo en las islas orientales. Además, se esperan lluvias y chubascos, que podrán ser localmente fuertes y estar acompañadas de tormenta en el norte de las islas de mayor relieve y en las islas orientales.

En cuanto a las temperaturas, Meteorología señala que en el Archipiélago habrá valores anormalmente bajos.

De la misma forma, a última hora de la tarde, el área de Carreteras del Cabildo de Tenerife informaba de que las carreteras de acceso a la cumbre seguirían, siguiendo las previsiones de Meteorología, cerradas a los vehículos como medida de seguridad. Los operarios de la Corporación insular continúan trabajando para restablecer la circulación en el menor tiempo posible.