Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Lucía de Tirajana

"El mantero que sufrió un infarto en Madrid murió por ser negro y pobre"

"Para solucionarlo todo hay que quitar la Ley de Extranjería que mata, junto al estrés y las persecuciones" señaló el portavoz del Sindicato de Manteros y Lateros de Madrid

El activista Malik Gueye, ayer, en la entrada del Teatro Víctor Jara.

El activista Malik Gueye, ayer, en la entrada del Teatro Víctor Jara. SANTI BLANCO

¿Qué pretendió transmitir en el II Foro Internacional de Derechos Humanos, Activismo y Justicia Social en el que intervino?

Explicar el contexto de la venta ambulante en la calle y por qué se vende como manteros. Eso ocurre porque hay racismo institucional. La gente cuando emigra tiene como objetivo conseguir una vida más digna. Sin embargo, está la Ley de Extranjería, se acorrala y se persigue, por lo que hay que vivir en la clandestinidad. Se vende con mantas porque no hay otra opción como están las cosas en la actualidad.

¿Dónde está la solución?

Hay que atacar en la raíz que es la Ley de Extranjería. Hay que buscar alternativas políticas a esa ley, a la penalización de la manta y al centro de internamiento de extranjeros (CIE). Hay que cambiar todo eso para que los emigrantes tengan otra oportunidad para poder estudiar y formarse, y así buscar una vida más digna.

¿Cambiaría algo si fuese legal la venta ambulante en las calles de los manteros?

No se trata de que sea o no legal la manta. El mantero vende porque no tiene otra opción. Los senegaleses, como yo, que no lo hacen por gusto, en sus países tenían otros trabajos muy distintos. También es verdad que vender en la vía pública es visto, en Senegal, como un trabajo normal de la persona que compra unos productos y los ofrece para su venta en la calle.

En relación a los manteros se sumó la trágica muerte del vendedor ambulante Mame Mbaye el día 15 de marzo en Lavapiés, en Madrid

Ha sido muy lamentable la muerte de Mame Mbaye, también era senegalés y mantero [llevaba 13 años en Madrid y estaba en situación irregular]. Además fue lamentable que hayan acusaciones de injurias y acusaciones. Lo que está claro es que el sistema criminaliza y provoca estas situaciones porque hay agresiones y persecuciones. Mi compatriota murió de una parada cardiaca, y no de una agresión. Sin embargo, todos los manteros, como le pasaba él, sufren cada día estrés y miedo por tener que salir corriendo por si te van a perseguir en cualquier momento. Hay persecuciones a diario. Eso sí que mata, como la Ley de Extranjería. Mame Mbaye perdió la vida por ser negro, pobre y mantero.

¿La situación sobre este tipo de venta era distinta antes de la muerte de Mane Mbaye?

No. Se habla más porque se murió una persona, a parte de la polémica de que si era o no por la agresión. Nosotros ya habíamos presentado denuncias desde hacía tres años en el registro del Ayuntamiento y ante el Defensor del Pueblo por este sistema que criminaliza a los que realizan esta actividad y por las agresiones. No hay nada escondido. Llevamos tres años denunciando. Tenemos que luchar para que no se produzcan más agresiones, ni persecuciones, y para que cambien las leyes que consideran un criminal al vendedor ambulante.

Usted conoce muy bien toda esta situación

Claro que lo viví y conocí desde muy cerca todo ésto ya que fui mantero y era irregular. Nací en Pikine, en Dakar (Senegal) hace 35 años. Allí trabajaba como educador social. En la actualidad me dedico a la educación medioambiental de niños, y con los papeles en regla. Llevo doce años en Madrid. También al activismo en la lucha contra el racismo social e institucional. Soy uno de los portavoces del sindicato de manteros y lateros de Madrid.

A parte de las posibles soluciones que comentó, ¿hay otras?

Sí, a parte de quitar la Ley de Extranjería y los centro de internamiento de extranjeros (CIE), el otro pilar está en la educación. Las personas no son racistas porque quieren ser racistas, sino porque han crecido en una sociedad que lo es, ya que está, como te dije, institucionalizado y normalizado. La gente tiene estereotipos y prejuicios porque lo fomenta la sociedad. Esos males existen por el capitalismo y por las leyes. No hay igualdad, ni libertad de oportunidades para todos. Los problemas sociales hay que abordarlos desde la educación y enseñar qué hacer contra el racismo.

¿Cómo reaccionaron los alumnos del Instituto de Educación Secundaria (IES) Tamogante con los que tuvo un debate en el centro?

Muy bien. Debatimos sobre el racismo social e institucional. Les expliqué qué son, como también qué son los CIEs y la existencia del código penal que te mete en la cárcel por ser pobre. Ahora, estos jóvenes entienden cosas que antes desconocían. Opinaron e hicieron muchas preguntas. Me quedé muy contento porque fue muy interesante el debate con ellos. Preguntaron mucho. Y les puse como ejemplo mi vida, que fui mantero, que no tenía los papeles y todo lo demás. Fue muy interesante. Les he hecho entender que cuando emigras, y vienes por ejemplo a España, te encuentras muchas barreras y todo es mucho más difícil para sobrevivir y superar dichas barreras.

¿Cómo valora la existencia y celebración Encuentro Solidario de los Pueblos de África y Latinoamérica (Espal)?.

Está muy bien y se agradecen espacios como este Espal, claro que sí, porque así se puede visibilizar la lucha de muchísimas personas. Muchas veces cuando nos acercamos a los medios de comunicación la mayoría de las ocasiones quieren mostrar la parte más victimista, de lo triste que es nuestra vida y esas cosas, pero nunca nos dan la oportunidad de explicar nuestra lucha, nuestra organización y cuáles son nuestros sueños. Estoy encantado y satisfecho de haber podido explicar sobre este tema en mi intervención en el foro y con los jóvenes en el instituto.

Compartir el artículo

stats