Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El incómodo fichaje del Cabildo

Vicente Bartolomé se mantiene en su puesto pese a estar condenado por seis delitos en los últimos años

Vicente Bartolomé Fuentes, en una de sus comparecencias ante los Juzgados de Arrecife.

Vicente Bartolomé Fuentes, en una de sus comparecencias ante los Juzgados de Arrecife. LA PROVINCIA/DLP

La contratación de Vicente Bartolomé como técnico del Servicio de Formación y Prevención del Cabildo se ha convertido en un incómodo problema para el gobierno insular, pues a las condenas judiciales por delitos de corrupción cuando era secretario del Ayuntamiento de Yaiza se une el hecho de que es vecino del presidente Antonio Morales en Agüimes y mantiene una relación con una alta funcionaria de ese municipio del Sureste.

El caso de este trabajador ya ha sido motivo de interpelaciones en los dos últimos Plenos del Cabildo y es previsible que vuelva a salir a debate el próximo viernes tras conocerse que la Fiscalía Provincial de Las Palmas ha pedido el cumplimiento de las penas de prisión e inhabilitación que pesan sobre él.

Vicente Bartolomé ha esquivado hasta ahora la destitución en el Cabildo con los argumentos de que las condenas de inhabilitación solo se refieren al cargo de secretario municipal y que las sentencias que le inhabilitan para todo tipo de cargo público están recurridas y, por tanto, no son firmes.

Pese a las críticas de los grupos de la oposición, que han visto un filón en la vecindad con Morales, el gobierno insular ha defendido hasta ahora la legalidad de la contratación. Sin embargo, ante la última decisión de la Fiscalía, la consejera insular de Recursos Humanos, María Isabel Santana, comunicó ayer que su departamento queda a la espera de la decisión de la Audiencia Provincial y que el hipotético auto de ingreso en prisión supondrá el cese inmediato en su puesto del Cabildo.

El escrito de la Fiscalía a la Sección Segunda de la Audiencia Provincial no solo recuerda y ordena en el tiempo las sentencias contra el exsecretario de Yaiza, sino que informa de otros hechos desconocidos para el Cabildo, como que el Juzgado de lo Penal número 3 de Las Palmas de Gran Canaria le condenó en febrero de 2015 por un delito de "negativa de someterse a las pruebas de detección de alcohol".

Además, la Fiscalía hace mención a otro procedimiento penal "en el que se ventilan prevaricaciones urbanísticas cometidas desde su cargo de secretario de la Corporación de Yaiza". Se trata de una sentencia en primera instancia dictada por el Juzgado de lo Penal Número 1 de Arrecife (pendiente de adquirir firmeza por una apelación ante la Audiencia Provincial) en la que se condena a Vicente Bartolomé como "autor criminalmente responsable de un delito continuado de prevaricación urbanística, por el que se le impone una pena de 19 meses de prisión e inhabilitación especial para todo cargo público en la Administración Autonómica, Local o del Estado durante el tiempo de 9 años y 3 meses". Si esa sentencia se confirma, tendrá que dejar su puesto de técnico de gestión en el Cabildo aunque no tenga que ingresar en una prisión.

Además, según el escrito de la Fiscalía, Vicente Bartolomé está condenado en firme a 6 meses de prisión y 5 años de inhabilitación por un delito de prevaricación urbanística; a una pena de 6 años de inhabilitación por prevaricación administrativa; a 6 meses de prisión y 8 meses de inhabilitación por malversación de caudales públicos; y a 5 años de inhabilitación por prevaricación urbanística.

Gravedad

"Los delitos por los que ha sido condenado son graves y en este sentido, el artículo 80.1 párrafo segundo del Código Penal, orienta y obliga al juez a atender con carácter fundamental a tres parámetros: su conducta posterior al hecho, sus antecedentes y sus circunstancias personales", apunta la Fiscalía.

"Entendemos -añade el Ministerio Público- que en el presente caso y a la vista de la gravedad de los delitos cometidos es, obligado, no renunciar a la función de prevención general que cumple la pena (...). Máxime al tratarse de un servidor público cuya misión principal como secretario de la Corporación Municipal de Yaiza era impedir el abuso de poder y los caprichos urbanísticos del entonces alcalde [Francisco Reyes], que se ejecutaron durante un período prolongado de más de seis años en la masiva concesión de licencias urbanísticas a establecimientos hoteleros en contra de la normativa urbanística que le era obligado observar y hacer valer".

En el último Pleno del Cabildo, y a preguntas del consejero del PP Carlos Ester, el presidente Antonio Morales, admitió que conoce a Vicente Bartolomé y que ha coincidido con él como vecino, pero negó que vivan "puerta con puerta" o que haya intervenido en su contratación. Según Morales, el exsecretario ganó su plaza tras un examen ante un tribunal y su continuidad está avalada por los Servicios Jurídicos del Cabildo.

Compartir el artículo

stats