El salón de Plenos del Ayuntamiento de Ingenio que se ha celebrado esta mañana con el fin de formalizar de forma oficial la renuncia del hasta momento primer teniente alcalde, Juan Rafael Caballero Lozano, se ha transformado en un escenario en el que se ha entremezclado la emoción, los elogios y la indignación.

Este Pleno extraordinario y urgente se ha convocado hoy jueves, 10 de mayo, para dar cuenta a la Junta Electoral Central de la renuncia que ha presentado Caballero el pasado martes a su acta de teniente alcalde, así como de las concejalías de Personal, Régimen Interno y Festejos.

Con este paso, el siguiente en la lista del PSOE, Manuel Ramírez, de profesión arquitecto, podrá asumir el cargo abandonado tan repentinamente tras iniciarse las investigaciones sobre la titulación en Medicina de Caballero.

Durante el acto, un concejal del PSOE, Dámaso Vega, que ha leído una carta de despedida del exedil, ha llegado a emocionarse al trasmitir los agradecimientos y peticiones de disculpas de Rafael Caballero con más de 15 años de trayectoria política.

Como respuesta a esa despedida en diferido, los portavoces de cada partido han deseado la rápida recuperación del exprimer teniente alcalde que fundamentó su abandono en ciertos problemas de salud. Incluso, entre las expresiones, en el salón de Plenos de la Corporación se han escuchado frases que han hecho referencia al carácter personal del político: "¡Qué buena persona era!".

No obstante, también se han oído otras voces dirigidas en la línea de requerir explicaciones sobre el inexistente y ya popular título de Medicina. Así lo hizo el portavoz de Agrupa Sureste (AGS), Domingo González que, precisamente, es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de La Laguna.