Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Kevin Soler Carracedo

"Hay que hacer un muro que mantenga el peso de la visera de Risco Caído"

"La cueva se controla con registros microclimáticos y sensores de vibración e inclinación" afirmó el físico

El físico Kevin Soler Carracedo, ayer. ANDRÉS CRUZ

Su intervención en las jornadas sobre Risco Caído se ha ocupado de la conservación de este conjunto arqueológico.

Sí, básicamente del trabajo que he estado realizando en los últimos años y se corresponde con la preocupación en las estrategias de conservación y cómo podemos medir ese problema.

¿Es un problema soluble?

Sí. Para solventar ese problema se ha creado una red de seguimiento, por la que en todas las cuevas, tanto en el yacimiento de Risco Caído como en el resto del espacio sagrado de montaña hemos instalado equipos de temperatura y humedad relativa. En algunas cuevas instalamos varios sensores para medir las condiciones de ambiente y en otras simplemente uno. También instalamos equipos exteriores para comprobar y poder comparar la temperatura y la humedad relativa en el exterior y en el interior de las mismas.

¿Cuál es el problema fundamental en Risco Caído?

Risco Caído en un poco especial porque son cuevas que están situadas justo debajo de una visera de rocas, que ya ha tenido desprendimientos en el pasado, con lo cual es importante estudiar la estabilidad estructural del conjunto y para eso se ha instalado también una serie de inclinómetros y sismógrafos.

¿Se conoce el resultado de las pruebas?

Presentaré en breve algunos resultados.

¿Hay que cuidar el entorno por el peligro de desprendimientos?

Sí, hay que cuidar y conocer dos cosas. La primera es el conjunto de paredes que tienen los restos de pinturas y grabados arqueológicos. Hay que ver que esas paredes estén bien, que no vayan a salir hongos, que no haya problemas de desprendimientos de la pared para que no se pierda la pintura. Y por otro lado en el caso de Risco Caído hay que ver que el propio risco no se caiga.

¿En eso consiste su trabajo?

Mi trabajo hasta ahora ha sido eso: conocer qué problemas existen en la cueva y hacer un informe diciendo cómo se podría remediar esto.

¿Risco Caído es vulnerable actualmente?

Entre los tres puntos importantes a la hora de conservar la cueva, uno de ellos es la estabilidad del soporte, que es básicamente cuidar para que no se puedan caer las paredes interiores de la cueva y con eso que se pierdan las pinturas.

¿Eso está controlado?

En esa parte no hay ningún problema porque la cueva está construida en una toba cohesionada. Luego están los problemas de afección directa a las pinturas porque hay partes en las que pueden crecer hongos o algas verdes en las paredes. En una de las cuevas hay un poco de problema porque se alcanza el 100% de humedad relativa, con lo cual he recomendado en un informe que se cambiara la puerta y se va a hacer ahora.

¿Con eso se resuelven las dificultades?

Ahora se va a cambiar la puerta y con eso seguramente se solucionará. De esa manera lo que hay dentro de las cuevas estaría a salvo. En teoría no debería haber dificultades de ningún tipo.

Lo de la visera parece más complicado.

Lo que estamos estudiando ahora es si puede haber un problema con la visera que está sobre la cueva porque puede haber desprendimientos de rocas. En cualquier tipo de visera la progresión natural es que se caiga.

¿Puede haber desprendimientos a corto o medio plazo?

El desprendimiento puede tardar miles de años, pero la progresión natural es caerse, aunque no sepamos cuándo.

¿Se deben tomar medidas preventivas?

Sí. Por eso estamos haciendo algunas cosas. Medimos la inclinación y la vibración del suelo. Lo que tenemos que buscar son microrroturas porque de repente los aparatos dan un pequeño salto y eso significa que poco a poco se podría estar cayendo.

¿Han detectado algún fallo hasta ahora?

Hasta ahora no lo hemos detectado, pero son muchísimos datos que tenemos que analizar para ver su evolución.

¿Cómo se repara sin hacer daño al conjunto arqueológico?

Pues podemos ver el ejemplo de la cueva de Altamira, que se abrió. Tenía un hándicap similar en el sentido de que el techo de la cueva se caía. Por eso hubo que construir muros dentro de la propia cueva.

¿Y qué propone entonces para Risco Caído?

Para Risco Caído propondremos para el futuro que se construya una estructura por fuera de la cueva. Una estructura bonita, con un muro que mantenga parte del peso de la visera. Hay una zona de la visera que es fina y tiene plantas. Algunas de esas plantas habría que quitarlas porque las raíces llegan muy profundas y empiezan a perforar la tierra.

¿No son plantas valiosas o endémicas?

No, son arbustos, no habría problemas con ellas. Nuestras estrategias van a ir por ahí: construir un muro sólido.

¿Han detectado hasta ahora movimientos sísmicos que hagan vibrar las cuevas?

Sí. Hemos detectado movimientos. Tengo una gráfica en la que hemos detectado un terremoto. Lo curioso es que tenemos dos aparatos para medir las vibraciones en el suelo, uno en la dirección este-oeste y otro en la dirección norte-sur. Este terremoto, que tiene 3,1 grados en la escala Richter y que se dio entre Tenerife y Gran Canaria, se detecta en la dirección este-oeste del Risco, pero no en la dirección norte-sur.

¿A qué se debe eso?

A que la dirección este-oeste es la dirección natural del Risco y de la visera. Entonces si lo detectamos es porque la visera vibra y resuena con el terremoto. Eso significa que los terremotos hacen que la visera vibre, mientras que en la otra dirección no se detecta la vibración en la visera. Problemas podría haber.

En el archipiélago canario se producen con frecuencias movimientos sísmicos, aunque no muy intensos.

Si se quiere mantener en el futuro Risco Caído, esa parte habrá que trabajarla. Hay gente preocupándose del asunto. Ya tenemos aparatos registrando y esos registros hay que analizarlos. En breve tendremos resultados.

¿Cuentan con medios suficientes o hay que dedicar más recursos?

Con los equipos que hay es suficiente, y en el caso de que necesitemos más equipos creo que podremos ponerlos.

La Unesco puede proclamar Patrimonio Mundial de la Humanidad a Risco Caído.

Espero que salga. Yo no soy un experto en arqueología pero me convencen los discursos de los arqueólogos. Risco Caído no solo es una zona preciosa sino que la gente se preocupa de verdad por ella.

Para eso es importante la conservación del conjunto.

Claro. Tengo una sensación de seguridad en ese sentido porque creo que se está haciendo todo lo que se puede. Hoy en día Risco Caído está controlado porque tenemos un registro microclimático, unos sensores de vibraciones e inclinaciones de la cueva y en general estamos haciendo todo lo que podemos para asegurar las mejores condiciones de conservación de la cueva.

¿Se trabaja de forma coordinada en esto?

Las personas que he conocido y que trabajan en Risco Caído es gente que se preocupa muchísimo por conservar el legado cultural.

Compartir el artículo

stats