Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Lucía de Tirajana

Un hotel por el bien social

El Avenida de Canarias, en Vecindario, contrata más en vez de repartir beneficios. Su energía procede al 100% de renovables

José Juan Alejandro Martín, director del Hotel Avenida de Canarias.

José Juan Alejandro Martín, director del Hotel Avenida de Canarias. M. Á. M.

El Hotel Avenida de Canarias, creado en 2007, que cuenta con sesenta habitaciones de la tercera planta de un edificio, en Vecindario, y 27 trabajadores -el 69 por ciento femenino-, sigue los principios de economía de bien común. En su política como empresa no todo son ideas o buenos principios, sino numerosas aplicaciones prácticas para hacer realidad esas ideas. Con todo se busca el bien social.

José Juan Alejandro Martín, director de este centro hotelero, con 25 años de experiencia como tal, explicó los principios de la economía del bien común: "la ecología; la ética con los clientes, proveedores y trabajadores; y democracia interna, y transparencia".

El director del hotel resaltó que "con los beneficios se busca dar vida. Es decir, liberar en tiempo de trabajo. Se contrata más con esos beneficios y así el empleado tiene una reducción del tiempo de trabajo y es más productivo. También se defiende el sueldo digno".

Con esos beneficios no se reparte dinero, sino que se invierte para que haya bien social. Se permite la conciliación de los trabajadores.

Cada año, esta empresa realiza, aunque no sea obligatorio, un balance no financiero, en el que se explica qué se hace por la sociedad y por el medio ambiente, así como los planes de cara al futuro.

Entonces, con toda una serie de iniciativas prácticas, este hotel logró que en 2016 tuviese una huella del CO2 de 0.067 toneladas casa mil pernoctaciones.

Este caso de un hotel que practica una serie de acciones sociales y de protección de medio ambiente contaminando menos no es nada raro o puntual en distintas partes de la Península o en otros países europeos. Existe la asociación canaria para el fomento del bien común. El Cabildo de Tenerife difunde y asesora a las empresas que quieran practicar el bien común.

Entre esas numerosas medidas que puso en marcha el Hotel Avenida de Canarias están: eliminar la caldera diesel para calentar agua y la sustituyeron por paneles termosolares; la empresa que le proporciona energía eléctrica (Axpo) tiene el compromiso de que proceda el cien por cien de energías renovables; y compra a productores locales y próximos, como fruterías, así hay menor emisión de CO2.

Este centro hotelero se lava su propia ropa al no encontrar un proveedor que respetase el medio ambiente. También fomenta el uso de botellas retornables

Desde 2012 cambió a favor de la economía de bien común y uno de los más destacados fue la sustitución del buffet del desperdicio.

Entonces, en el restaurante se fomenta el consumo de ensaladas y productos vegetales, y reducir aquellos de origen animal. En vez de mostrar muchos kilos de carne, se guarda en las neveras, se ofrece y se prepara delante del cliente, como el pollo. Así, se ahorra dinero y no se suben los precios.

Compartir el artículo

stats