20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ingenio

Ingenio guarda uno de los archivos familiares más antiguos de Canarias

El fondo documental Ramírez Juárez está datado entre 1553 y 1960

Ingenio guarda uno de los archivos familiares más antiguos de Canarias

Ingenio guarda uno de los archivos familiares más antiguos de Canarias

El archivo privado Ramírez Juárez es uno de los fondos documentales privados más antiguos de Canarias y el más importante de la Villa. Está datado cronológicamente entre 1553 y 1960.

Esta familia Ramírez Juárez, en sus distintas generaciones, formó parte del desarrollo histórico del término municipal de Ingenio. Su contribución en la economía, en la política y en la sociedad durante siglos hacen que sea fundamental para entender y comprender los momentos trascendentales del municipio, como de la comarca. Por todo ello, está la importancia de este fondo documental, como su conservación y el poder contar con una copia del mismo.

Juana María Sánchez Maldonado Rodríguez (1886-1980), viuda de José Nicolás Juárez Urquía, ha sido la figura clave en toda este asunto, ya que inculcó a sus descendientes la trascendencia de conservar este patrimonio documental familiar, consciente de su importancia en la historia del municipio.

Sus descendientes, primero, Vicente Boada, que fue médico y alcalde de Ingenio, y luego Agustín Boada, también doctor, siguieron el ejemplo de ella a la hora de conservar este archivo familiar.

El propietario actual del archivo, Agustín Boada Juárez, y el responsable de la custodia y conservación de este fondo documental, Bartolomé Domínguez, permitieron y consiguieron que este archivo familiar se quede en Ingenio.

Asimismo, confiaron en la Concejalía de Patrimonio Histórico y Archivo para que sea catalogado para su mantenimiento, valoración y difusión por parte del archivero municipal, Emilio Sánchez, tras un convenio firmado el pasado año. Sánchez ya hizo un informe y elaboró un inventario general. Está iniciando la descripción archivística. Estos trabajos documentales aún continúan.

Bartolomé Domínguez, farmacéutico y biznieto de Juana María Sánchez Maldonao, fue quien consiguió, antes del convenio firmado el pasado año 2017 con el Ayuntamiento, unificar en la Villa todos los documentos, ya que se encontraban dispersos en distintos lugares: en Ingenio, Barcelona y en la capital grancanaria.

El objetivo fundamental que perseguía el representante de la familia y cuidador del archivo, Bartolomé Domínguez Boada, era convertir el conjunto de documentos en un archivo arreglado.

Este archivo familiar, del que se hará una copia de la documentación que será donada al archivo municipal, recoge los documentos de las ramas Juárez Rodríguez, Boada Juárez y Cantero Juárez. Se trata de 50 archivadores, o dicho de otra manera, cinco metros lineales de documentación.

Los documentos se pueden dividir fundamentalmente en dos grupos: los que son de carácter público; y los familiares. Entre unos y otros, se pueden encontrar, por ejemplo, recibos, cartas, donaciones de materiales de trabajo, así como documentos de compra y venta, y títulos de propiedad.

Emprendedora

Juana María Sánchez Maldonado Rodríguez, nació en el Carrizal de Ingenio el 6 de enero de 1886. Fue la cuarta de cinco hermanos, hijos de Sebastián Sánchez Maldonado y Juana Rodríguez Navarro, y nietos de Tomás Sánchez Maldonado, Alférez de la Compañía de Cazadores del Regimiento de Telde.

Por tanto biznieta del Teniente Capitán del mismo nombre, quien luchó contra los franceses en la guerra de la Independencia. Como premio a su valor, arrojo y lealtad fue reconocido por el rey Fernando VII con la concesión de tres Flores de Lis de los Borbones para añadir a su hidalguía, concedida y avalada en una ejecutoria de Alvar Sánchez por la reina Isabel de Castilla en 1553, reafirmada por Francisco Zambrana ante Manrique de Acuña, Gobernador de Canarias.

Se casó en 1904 a loa 18 años con José Nicolás Juárez Urquía de la Villa de Agüimes, mucho mayor de edad que ella. La vida matrimonial de ambos transcurrió en Ingenio, ya que poco antes de su boda, José Nicolás fue declarado por su prima María Juárez y Juárez, viuda José Ramírez, heredero universal de todos sus bienes en el pueblo de El Ingenio de la Villa de Agüimes.

Diez años más tarde muere José Nicolás Juárez, quedando viuda a los 28 años, con cuatro hijos y una hacienda en producción al inicio del siglo XX. Tal situación de viudedad la llevó a ejercer un matriarcado importante, la condujo a tomar el timón de la casa para llevar a buen puerto el destino, con un gran sentido de responsabilidad, autoridad y protección de lo suyo. Sin embargo, esta actitud jamás privó a nadie de su proximidad para ayudar a cuantos necesitasen de su auxilio. Ella dirigió la empresa familiar y pionera en la exportaciones de papas y tomates.

Compartir el artículo

stats