Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

El museo Condal festeja sus dos años

6.000 personas han visitado la exposición desde su apertura

El museo Condal festeja sus dos años

El museo Condal festeja sus dos años

Más de 6.000 personas han pasado por el museo de la Finca Condal desde su apertura a finales del mes de junio de 2016. Esa cifra de visitantes respalda el interés y apoyo del público. Los responsables de esta iniciativa privada impulsada por Alejandro del Castillo, conde de la Vega Grande, valoran como "muy positivo" ese dato, pues saben lo difícil que es la penetración de una oferta nueva en un sector de tanta competencia como el del ocio, según aseguró su directora, Rosa Fey.

"En coincidencia con este segundo aniversario, y en una apuesta clara de Alejandro del Castillo por el medio ambiente y la mejora continua, se ha puesto cartelería con su nomenclatura a las especies de la colección botánica, en colaboración con los expertos del jardín canario Viera y Clavijo", apuntó la directora del centro.

También se han diseñado nuevas actividades para niños relacionadas con las plantas y el medio ambiente. Atentos a la innovación y mejora tecnológica se ha desarrollado una nueva página web adaptada a su navegación desde diferentes soportes, móvil y tablets, con numerosas imágenes, contenidos más amplios y una mejora notable en el diseño. Los promotores esperan que éste sea el punto de partida de un proyecto que se consolidará y permitirá la proyección de la cultura y la historia de Gran Canaria de una forma global.

A finales de junio de 2016, recordó Rosa Fey, autoridades, medios, empresarios y representantes del sector cultural y turístico se dieron cita en la histórica finca de Juan Grande, perteneciente a la familia condal, actualmente grupo Vega Grande, para inaugurar las nuevas instalaciones del museo.

Este proyecto supone una nueva mejora de la oferta cultural y de ocio en la isla, para disfrute de los turistas que visitan este destino turístico y también para los residentes canarios. Las piezas en exposición tienen un gran valor patrimonial, así como los edificios históricos que lo albergan. Se trata de una muestra completa y rigurosa de gran interés en sus contenidos, tal y como valoró el catedrático Manuel Lobo en su intervención en el acto de inauguración. Ese día se resaltó que el objetivo era "cubrir una carencia en la oferta museística de la zona turística y de esta forma enriquecer con un nuevo producto el destino Maspalomas", que se suma a la oferta cultural de Gran Canaria.

Los dos años y medio previos a la apertura del museo se dedicaron a la preparación del diseño del producto y a la implementación de contenidos, traducción, búsqueda de recursos, producción e instalación. Un equipo de una docena de profesionales coordinados por Rosa Fey y bajo las indicaciones de Fernando del Castillo, representante de la propiedad, hicieron posible materializarlo.

Patrimonio

El museo aúna, en un paseo por un bello entorno de edificación típica canaria y de plantas autóctonas, el conocimiento de la historia de la isla, su vino, su queso, su flora y su arquitectura. La idea es que el visitante pueda hacer un viaje que le lleve a conocer la riqueza del patrimonio y etnografía de la isla y comprender en perspectiva la historia de Gran Canaria, en un recorrido por un pueblo canario en una hora y media.

Aborígenes, la conquista, Colón, piratas y fortificaciones, sagas dinásticas, genealogía, son algunos de los contenidos con magníficas ilustraciones que se muestran en este recinto. Por su carácter de museo local, y por la importancia que tuvo el impulso de la familia condal en la evolución económica, se incluyeron los distintos ciclos productivos isleños, así como el desarrollo de la industria turística con la creación del destino Maspalomas Costa Canaria.

Las conclusiones de los datos de visitantes al museo reflejan que son mayoritariamente parejas de la tercera edad, que aprecian la cultura canaria, el vino de la tierra y el queso, así como la arquitectura y la vegetación. Así, en estos dos años de andadura, la mitad de los visitantes son residentes canarios que acuden en pareja, en familias, agrupaciones vecinales, grupos de amigos, centros escolares y colectivos de la tercera edad.

Son casi 3. 000 residentes, la mayoría españoles, los que han pasado por el centro, mostrando así su apoyo a esta iniciativa y su afán de conocer mejor la historia isleña.

Más de 2.000 visitantes, dos tercios del total, son de nacionalidad alemana y austriaca, muchos de ellos turistas fidelizados que pasan largas temporadas en Gran Canaria, ya jubilados, y acuden en pareja al museo aconsejados por sus paisanos residentes en la isla.

Los británicos e irlandeses suman más de 1. 500 visitantes. La mayoría acude en grupos de la tercera edad y suelen comprar botellas de vino de la bodega Vega Grande y queso de Bolaños, recientemente premiado, que se vende en la tienda del museo junto con Aloe gran canario, en una firme apuesta de la Finca Condal por dar a conocer y potenciar los productos, cultivos y gastronomía.

Respecto al turista nórdico, 350 visitantes suecos, noruegos y finlandeses ya conocen la historia de Gran Canaria y se muestran especialmente interesados en nuestra vegetación. La sorpresa es la asistencia de 80 visitantes polacos, un turismo de reciente penetración en la isla, además de 75 franceses y belgas, muy atraídos por la cultura del vino y por ser el museo de la Finca Condal uno de los escasos centros de cultura y ocio de la isla con textos traducidos a su idioma. También acudieron 70 italianos, otro colectivo que está creciendo rápidamente, siendo los visitantes tanto turistas como nuevos residentes.

Los meses con más número de visitantes son siempre el primer trimestre de cada año. Los colegios suelen acudir el tercer trimestre escolar que coincide con los meses de abril y mayo. Sin embargo, los meses de estío, donde el museo ofrece un recorrido por sus estancias a la sombra, el fresco de la sala de crianza de la bodega y la tranquilidad de la ermita hay menos trasiego de público.

El museo, nacido con vocación educativa, a través de su área pedagógica ha desarrollado cuadernillos para profesores y actividades para los alumnos que les permiten interactuar con los contenidos y realizar juegos de búsqueda en el jardín. Los centros educativos han mostrado su interés y son muchos los colegios que han programado sus actividades extraescolares con la visita al museo, como el Colegio Arenas Sur, Arenas Internacional, Liceo Francés, Colegio Americano, Dominicas, y los CEIS El Tablero, Castillo del Romeral, Aguadulce y Doramas, entre otros.

Compartir el artículo

stats