20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cámaras, nada de acción y algo de sol

Los medios de comunicación esperaron, sin éxito, la llegada de los detenidos al juzgado

Cámaras, nada de acción y algo de sol

Cámaras, nada de acción y algo de sol

La batería de cámaras estaba alineada junto a la bajada que da acceso al aparcamiento de los juzgados de San Bartolomé de Tirajana. Al acecho para captar las primeras imágenes del furgón policial que debía trasladar a los presuntos autores de un delito de agresión sexual a una menor en la noche de San Juan, el pasado fin de semana, pero su gozo en un pozo. Mientras, en Fiscalía de Menores la jueza había decretado el internamiento terapéutico del único menor acusado de los hechos, un chico de 15 años con problemas de consumo de drogas y alcohol.

Eran los únicos que se encontraban desde ayer por la mañana allí, no hubo ningún colectivo que se presentara para reivindicar o increpar a los detenidos, ni familiares que se supiera. Solo los trabajadores de los juzgados o los repartidores de mercancías en el cercano centro de hostelería fueron testigos, entre la curiosidad y la perplejidad, de tamaño despliegue de los medios de comunicación.

Ubicados desde bastante tiempo antes de la apertura de la sede judicial, prevista a las 9.00 horas, los periodistas no perdían detalle de su más cercano horizonte -la calle por donde debía entrar el vehículo policial- mientras comentaban este suceso ocurrido el pasado domingo y confiaban en que la espera no fuese muy larga. No lo fue, pero por lo infructuoso de la guardia, ya que poco después de las nueve de la mañana, se comunicaba a los medios que no iba a pasar a disposición judicial ningún detenido por la presunta agresión grupal.

No obstante, mientras este aviso pasaba de uno a otros, el mentidero paró durante varios minutos con la llegada de un furgón de la Policía Nacional. Cámaras en marcha, objetivos fotográficos a punto y el sonido de los dispositivos a pleno pulmón para captar el recorrido del vehículo hasta el aparcamiento, pero ni señal alguna de sus ocupantes. Pero nadie se daba por vencido y esperaban al menos sacar aunque fuera de lejos algún rostro o figura. Nada de nada.

Y empezaba a hacer mella el madrugón y tiempo de espera perdido, más cuando se reiteraba desde la oficina de prensa que no habría novedad durante la jornada. Aunque sí la hubo, de cuatro presuntos agresores, uno de ellos menor de edad, la Fiscalía confirmó uno más para conformar el quinteto que supuestamente abusó sexualmente de la chica.

Hay pocos seres tan persistentes como los periodistas cuando deben llegar a sus redacciones y mostrar los resultados de su trabajo. Y en ese momento, ya sobre 9.30 horas, cuando algunos se había ido de esta suerte de batallón informativo, la aparición de un vehículo de la Guardia Civil volvió a animar el cotarro. Nuevas fotos, nuevas imágenes captadas por las cámaras, pero mismo resultado, sin noticias de los detenidos. No sería por falta de ganas, pero irremediablemente los medios aceptaron que no había nada que rascar y hoy volverán a la carga, a ver si la toma de declaración ante el juzgado número dos de San Bartolomé de Tirajana da mejores noticias que ayer. Pero la espera, sea el tiempo que sea, ya está asumida por todos.

Hoy, según fuentes consultadas, con toda probabilidad sí comparecerán los cuatro mayores de edad ante el juez, aunque será luego el juzgado de instrucción número uno el que se encargue del grueso del caso. La razón es que en el actual estaba de guardia en el día de la detención de los supuestos agresores sexuales y es el encargado de tomar las primeras declaraciones.

Compartir el artículo

stats