Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agüimes

Las condiciones climáticas elevan un 20% la cosecha de uvas

Agüimes vigila el momento de empezar la vendimia y volver a conquistar con sus caldos

Las condiciones climáticas elevan un 20% la cosecha de uvas

Las condiciones climáticas elevan un 20% la cosecha de uvas

Unas condiciones climáticas más favorables y una menor incidencia de las plagas se han conjurado este año a favor de la cosecha de uva de Agüimes. Hasta un 20% más que el pasado año esperan recoger en esta vendimia los pequeños productores de este municipio, que recolectaron en la pasada campaña 1.740 kilos de uva tinta y unos 1.834 kilos de blanca. Si los cálculos se cumplen serán sobre unos 4.288 kilos los que saldrán a partir de la última semana de este mes de agosto de las parras.

"A la vista de los controles que se están realizando a las viñas para ver su estado de maduración y el momento ideal de la recogida, se estima que la producción va a superar a la del pasado año" aseguró ayer Carmen Delia Hernández, ingeniera técnico agrícola de la Concejalía de Desarrollo Rural del Ayuntamiento de Agüimes. Según explicó, el hecho de que la climatología haya sido más benévola sobre todo en los meses de enero y febrero ha sido clave porque ha contribuido a que el ciclo de producción sea óptimo.

Unas seis hectáreas, distribuidas en pequeñas parcelas, que explotan unos 11 viticultores conforman la superficie destinada a este cultivo en este municipio. Las fincas está incluidas en el Registro Vitícola del Gobierno de Canarias y forman parte de la Denominación de Origen Vinos de Gran Canaria.

Recuperación de la vid

Se trata de productores que se han implicado en el proyecto de recuperación de este cultivo, que puso en marcha en el año 2000 el Ayuntamiento con el objetivo de contribuir a la diversificación económica y al desarrollo de la zona de medianías. El compromiso que adquirieron desde entonces es trasladar toda la cosecha a la bodega Señorío de Agüimes donde el pasado año se embotellaron unos 2.000 litros, justo mitad de blanco y otra mitad de tinto.

La mano del viticultor junto a una climatología favorable, así como la destreza de quien elabora los vinos está haciendo que cada año los caldos de este municipio conquisten los primeros galardones por su calidad. En concreto, el pasado año un blanco seco fue distinguido entre los mejores vinos de Gran Canaria . "El cuidado y esmero de agricultor y también de quien se encarga del proceso de fermentación es clave en esta conquista de aromas, sabor, y frescura" resaltó la Carmen Delia Santana.

Por ello, en estos días se está llevando la puesta a punto de la bodega municipal con la finalidad de garantizar la eficacia y el rendimiento de las instalaciones. En concreto, se está revisando la maquinaria, y todos los instrumentos y utensilios, que a su vez serán sometido a un proceso desinfección, tarea obligada por no sólo por razones de seguridad alimentaria sino también para lograr la calidad del producto.

La citada vinoteca está ubicada en la zona de Las Crucitas en el casco de Agüimes, en una loma con excepcionales vistas sobre los Llanos de Arinaga. La edificación, con una superficie útil de 250 metros cuadrados, está construida con paredes de cantería de Agüimes y cubierta plana de madera.

Dispone de un espacio reservado para la recepción, control y elaboración de los caldos y está equipada con 15 depósitos de acero inoxidable que permiten vinificar las uvas, con un control de temperatura. Los equipos y piezas que forman parte de este proceso se convierten en los músculos de la elaboración de los blancos y tintos.

Pero, también en este edificio hay una sala donde se encuentra la almazara para la elaboración del aceite Caserío de Temisas. Según aseguró la técnico de la Concejalía de Desarrollo Local, también este va a ser un buen año de aceitunas.

"Los olivos están bastante cargados, lo que anuncia que las perspectivas de este cultivo son buenas y que va a haber bastante producción de aceite" comentó Carmen Delia Hernández. Será una vez que termine toda la recolección de la uva cuando le toque el turno a las aceitunas, si bien en este caso el proceso se alaga desde septiembre hasta noviembre. También puso de relieve la calidad que ofrece este producto de Agüimes.

En 2017, se recogieron en total en torno a 9.600 kilos de aceituna, de los que se obtuvieron unos 1.500 litros de aceite de oliva virgen extra. Unos 1.200 litros se repartió entre los agricultores y los 300 litros restantes los comercializó la Concejalía de Desarrollo Local.

Compartir el artículo

stats