Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mogán

Guardias muertos de quita y pon

El Ayuntamiento coloca reductores de velocidad en la GC-200 sin permiso del Cabildo

29

El paso de grandes camiones daña balcones en el casco de Mogán

Guardias muertos de quita y pon. Puestos por el Ayuntamiento de Mogán, pero retirados por el servicio de Conservación de Carreteras del Cabildo de Gran Canaria ya que estaban colocados sin permiso. El Consistorio moganero cargó ayer contra la Corporación insular por eliminar los guardias muertos que colocó durante la jornada anterior en la carretera GC-200, a su paso por el casco del municipio, para reducir la velocidad de los conductores que circulan por la zona. Tanto el Consistorio como vecinos y empresarios llevan años reclamando al Cabildo limitar o prohibir el tránsito de camiones por esta vía en dirección a La Aldea como medida para proteger el patrimonio, ya que a su paso destrozan balcones y fachadas que datan de hace más de dos siglos, así como la colocación de estos reductores para garantizar la seguridad de los transeúntes. El Cabildo aún no ha tomado medidas, pero rechaza la actuación del Ayuntamiento.

"Sabemos que la GC-200 no es de nuestra competencia, pero el Cabildo tampoco hace nada al respecto", criticó la alcaldesa, Onalia Bueno. Y es que el Ayuntamiento ha enviado hasta cuatro escritos al Cabildo en los que solicita la instalación de los guardias muertos para reducir la velocidad y garantizar la seguridad de los vecinos y la conservación de los edificios.

De hecho, un informe de Patrimonio Histórico del Cabildo con fecha del 19 de diciembre de 2017 da la razón al Ayuntamiento y reconoce que el paso de vehículos de gran tonelaje está provocando daños en las viviendas. "Los vehículos pesados están provocando daños que ponen en riesgo la conservación de este patrimonio inmueble, por lo que se deben adoptar medidas, cautelares y de futuro, para evitar a corto y medio plazo el riesgo y posible pérdida de los bienes arquitectónicos". Y estas medidas, prosigue el documento, "deberían empezar por limitar el paso a vehículos pesados en este tramo, y pasar a considerar esta vía como calle de valor histórico para el pueblo de Mogán".

"Los hemos instalado ante la inacción del Cabildo para tomar alguna medida respecto a los informes que ya tienen", señaló Bueno, "se va a cumplir un año desde que se firmase ese informe de Patrimonio Histórico, y aún no ha tenido efectos". En este sentido, la regidora instó al presidente del Cabildo, Antonio Morales, a pronunciarse y actuar de árbitro entre las consejerías de Cultura y Obras Públicas.

Semáforo con pulsador

Desde el departamento de Obras Públicas e Infraestructuras de la Corporación insular, su titular, Ángel Víctor Torres, censuró ayer la actuación del Ayuntamiento al colocar guardias muertos en una vía que no es de su competencia. "El Consistorio no puede colocar ilegalmente reductores de velocidad sin haberlo solicitado y obtenido los informes favorables", explicó Torres, "lógicamente, lo que ha hecho Conservación de Carreteras es retirar de la vía el elemento que se ha instalado sin la autorización expresa de su titular, en este caso el Cabildo". Así, recordó que en las carreteras interinsulares estos elementos "no están autorizados ni son autorizables".

Como medida, Torres aseguró que su departamento está trabajando para la colocación en este punto, y en otros muchos de la red viaria insular, de un semáforo con pulsador para permitir el tránsito de personas y reducir la velocidad de aquellos vehículos que circulan por encima del límite permitido.

Compartir el artículo

stats