La exposición Equipaje de mano hace honor a su temática, los fenómenos migratorios, y viajará desde Agaete hasta Montevideo en marzo para participar en el Encuentro Internacional de las Artes y las Letras de Uruguay, según anuncia el comisario de la muestra, Javier Cabrera, que explica que Equipaje de mano "responde a una llamada hecha a cinco artistas amigos para meditar sobre un tema que siendo de tristísima actualidad lo es, también, de carácter histórico y de cercanía inmediata para nosotros los canarios".

"Somos un pueblo", añade Cabrera, "acostumbrado a ver llegar a nuestras costas, por necesidad, a emigrantes y exiliados procedentes de las cercanas tierras africanas. Durante tiempos recientes ha sido así, pero también nosotros fuimos un pueblo de emigrantes, de exiliados forzados por las circunstancias. En nuestra memoria yace aún la gran emigración de los canarios, sobre todo a la América hispánica: Cuba de inicio, Puerto Rico, Méjico, Uruguay y de último Venezuela vieron arribar a sus costas, a muchos de nuestros antepasados insulares, bastantes veces en idénticas condiciones a los que ahora llegan a nuestras costas".

La meditación artística, por tanto, se sustenta en un ir y venir, marcharse y volver de los seres humanos en todos los tiempos, sitios y circunstancias. "A Venezuela llegaron, asimismo, bastantes de nuestros artistas emigrados forzosos o, aun peor, exiliados a la fuerza. Sería en la posguerra española y entre las décadas de los 40 y hasta los 60 del pasado siglo XX" apunta.

Entre ellos, destaca a Francisco Borges Salas, Antonio Torres, Antonio Otazo Padrón, Mariano Duarte, Pedro González, Tony Gallardo. Pero, sobre todo, a "artistas representantes de la Escuela Luján Pérez que dejaron una profunda huella en el país sudamericano, como Eduardo Gregorio, Juan Jaén, Juan Ismael, Antonio Padrón Diepa y el propio José Luis Vega".

Los artistas elegidos para conformar el proyecto ya había trabajado o colaborado en exposiciones de la Escuela Luján Pérez, y son una representación de distintas propuestas plásticas: Manolo Ruiz, pintor; Paco Cruz, escultor; Juan Guerra, pintor; Valme García, pintora; Berbel, fotógrafa y pintora y la incorporación del pintor José Luis Vega, por ser el nexo histórico que conduce el hilo de la memoria, esto es, fue nuestro último pintor emigrado a Venezuela y todos ellos, asimismo, artistas formados en la Escuela Luján Pérez.

"Por tanto, a aquellos, en homenaje y a sus memorias está dedicada la exposición", comenta Cabrera, quien precisa que, como apoyo a la muestra, el fotógrafo Alfredo Betancor dio cauce de continuidad y estableció el hilo común que los unía: la Escuela. "En ella hizo retratos personales y de grupo a los artistas y se conformó la idea. Se da, además, la circunstancia de que se cumple el centenario de la fundación de la Escuela Luján Pérez (1918-2018), con lo cual el proyecto toma una dimensión de representatividad". La exposición está abierta en la Casa de la Cultura de Agaete, hasta el 13 de enero y en marzo viajará a Montevideo.