Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sur

La obra de la central de Chira-Soria no se licitará hasta diciembre como mínimo

El proyecto, que salió ayer a exposición pública, incluye el traslado de la bóveda donde se alojan las turbinas | Morales anunció la adjudicación para antes del verano

Presa de Soria, en Gran Canaria.

Presa de Soria, en Gran Canaria. Santi Blanco

Las obras para la construcción de la central hidroeléctrica que Red Eléctrica de España (REE) proyecta en Gran Canaria no se licitarán antes de diciembre, como mínimo. Tras varias modificaciones realizadas en el anterior proyecto, la consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias sacó ayer a exposición pública el nuevo proyecto reformado de REE, que incluye la reubicación de la bóveda que aloja las turbinas y de las chimeneas, así como un incremento en el presupuesto de 320 a 391 millones de euros.

El desarrollo de los trámites administrativos hace imposible que las obras de la central se adjudiquen durante el primer semestre del año, es decir, antes del verano, como afirmó el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, durante el Debate del Estado de la Isla celebrado a finales de febrero, y como le recriminaron este martes los alcaldes de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez, y la regidora de Mogán, Onalia Bueno.

El proyecto cuenta a partir de hoy con 30 días hábiles para que los interesados presenten alegaciones. A partir de entonces, según explicaron ayer fuentes gubernamentales, la consejería necesitará de un período de tiempo de entre dos y tres semanas para ordenar y clasificar toda la documentación recibida, y trasladarla luego al Servicio de Medio Ambiente.

Será este servicio el que se encargue de valorar todas las mejoras incorporadas en el proyecto, un trámite que necesitará "no menos de seis meses", según añadieron las mismas fuentes. Sumados todos los trámites, las estimaciones apuntan a que no será, como mínimo, hasta el próximo mes de diciembre cuando Medio Ambiente emita el informe de impacto ambiental necesario. A ello habrá que sumar el período de licitación y adjudicación de la obra, que alargará aún más los plazos. Así, los trámites confirman las estimaciones del Gobierno central, que afirmó en enero de 2018 que los trabajos para la construcción de la central hidroeléctrica se iniciarían después de 2020.

Bombeo y turbinación

En el nuevo proyecto reformado, ya en exposición pública, Red Eléctrica de España incluye un incremento exponencial del presupuesto, que asciende de los 320 millones de euros iniciales hasta los 391 millones de euros. Además, como resultado de los estudios geotécnicos realizados sobre el suelo, REE ha modificado la implantación de las cavernas, trasladándolas a una zona con "menor incertidumbre geotécnica", según recoge el proyecto publicado en el Boletín Oficial de Canarias.

La central hidroeléctrica estará conformada por seis grupos turbo-bomba reversibles de 33,3 MW de potencia unitaria en modo turbinación y 36,7MW en modo bombeo, según establece el proyecto. En modo bombeo, el agua se traslada desde el embalse inferior al superior, absorbiendo energía eléctrica de la red, mientras que en el modo turbinación el proceso es al contrario, se traspasa el agua desde la presa superior a la inferior, devolviendo a la red la energía previamente almacenada. La central tendrá capacidad para producir 200 megavatios de potencia eléctrica.

Entre los cambios que recoge el reformado está la reubicación de la bóveda que aloja estas turbinas, que se desplaza más de 500 metros desde su ubicación inicial, lo que obliga también a trasladar las chimeneas, que reducen su altura para disminuir el impacto paisajístico. El proyecto recoge también un túnel de acceso a las cavernas de tres kilómetros que partirá desde Las Filipinas y que servirá para favorecer el traslado de las piezas de la central. El promotor mantendrá la desaladora en Arguineguín, para garantizar que siempre haya agua en la presa en períodos de escasez de lluvias. Así, se establecerá una red de tuberías de 19,5 kilómetros para conducir el agua hasta los embalses; será necesario también desarrollar la línea de conexión de la central con la subestación eléctrica de Santa Águeda a través de una línea de 220 kilovoltios y 17,7 kilómetros.

La central Chira-Soria será el primer proyecto industrial de las Islas que se construirá con tecnología de cinco dimensiones.

Compartir el artículo

stats