Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gáldar

Una empresa noruega pide suelo para la cría de atún rojo en piscifactoría

Nortuna solicita 5.000 metros cuadrados en el Parque Científico de Gáldar para iniciar la producción en el verano de 2020 l La inversión asciende a unos 35 millones

Infografía del Parque Científico Tecnológico de La Punta de Gáldar, con la zona de paneles solares ya instalados, la prevista piscifactoría y el resto de servicios.

Infografía del Parque Científico Tecnológico de La Punta de Gáldar, con la zona de paneles solares ya instalados, la prevista piscifactoría y el resto de servicios. lp / dlp

La empresa noruega Nortuna pretende invertir casi 35 millones de euros en los próximos diez años en una piscifactoría de atún rojo en el nuevo Parque Científico Tecnológico de la Mancomunidad de Ayuntamientos del Norte en La Punta de Gáldar, que estudia en estos momentos su solicitud para ocupar unos 5.000 metros cuadrados de superficie. El proyecto creará unos 453 empleos directos e indirectos cuando esté a pleno rendimiento, y permitirá la producción de unas 20.000 toneladas al año de este apreciado pescado, por el que se llegan a pagar hasta 90 euros por kilo.

Nortuna ha trabajado durante los últimos cinco años en Murcia en el proceso de reproducción en cautivad del atún rojo. Y, tras completar esta primera etapa de investigación, ha puesto ahora sus ojos en la costa grancanaria para instalar sus granjas marinas y comenzar la producción de alto rendimiento en el nuevo Parque Científico, una instalación que le facilitará cuando se ponga en marcha toda su infraestructura y sus relaciones, contando para ello también en su entorno con otras empresas con las que puedan compartir servicios y fomentar una economía circular.

El proyecto promovido por Jan Helge y su socio Svein Løken ha entrado en una etapa de crucero. Tanto, que la empresa tiene interés en empezar la crianza de huevos de atún rojo en el verano de 2020, según anunció ayer en Gáldar en un encuentro entre empresarios e instituciones. Para ello, antes deberá superar el proceso de selección para que se le adjudiquen los 5.000 metros cuadrados que va a requerir para poder instalarse en este nuevo centro tecnológico, según la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria (SPEGC).

Nortuna prevé criar el atún rojo hasta que cada ejemplar alcance unos 30 kilos de peso, lo que supondría unos dos años. Y la empresa estima que el precio de venta podría cotizarse hasta los 90 euros, aplicándole valor añadido en su proceso industrial previo a la comercialización. El objetivo es llegar a una producción de 20.000 toneladas al año, lo que supondría más que duplicar la crianza actual en granjas marinas en las Islas. Y, sobre todo, permite entrar en el negocio de una variedad de pescado con un alto rédito económico, sobre todo en el mercado asiático, como lo demuestra la disputa por las capturas del atún rojo en libertad. Los pescadores canarios disponen este año durante el periodo de captura de 438,5 toneladas, 183 toneladas más que el pasado año, después de un largo pleito.

La crianza de alevines se realizará en tierra (cinco gramos), para luego trasladarse a jaulas en mar abierto. Por este motivo, se tramitan de forma paralela dos solicitudes, ya que también requiere para ello una zona de costa donde colocar las granjas. En el litoral del Norte-Noroeste existen amplias franjas marinas delimitadas de interés para esta actividad empresarial, y sin actividad de momento.

Nortuna prevé mantener una plantilla de 113 trabajadores de forma directa, así como otros 340 empleos indirectos, lo que daría trabajo a un total de 453 profesionales con los servicios complementarios.

La inversión ronda los 35 millones de euros, que se irían desgranando a lo largo de la próxima década. Nortuna cuenta con respaldo económico de inversores noruegos y espera que se sumen socios locales. Sobre todo, porque también existe la posibilidad de cultivar en granjas marinas otras variedades de pescados, como el medregal y el pulpo, entre otros, en las granjas marinas. Los inversores señalan que la piscifactoría generará otras fuentes de negocios paralelas, como la alimentación, vacunaciones y el tratamiento de agua, entre otras actividades, de las que se puede aprovechar el resto de empresas que se instalen en La Punta.

El proyecto Nortuna "es solo uno de los ejemplos de empresas que pueden instalarse en el Parque y de proyectos que podemos atraer", apuntó el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, en la presentaron ayer de la Agenda Estratégica de Economía Circular para la comarca, que fue dado a conocer por la Mancomunidad del Norte y la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria (dependiente de la institución insular).

El Parque Científico y Tecnológico-Área Experimental de Economía Circular contará con una inversión total de 2,2 millones de euros, de los que 1,8 millones provienen de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (ACIISI) del Gobierno de Canarias para el periodo 2018-2020, y 330.000 euros del Cabildo de Gran Canaria. "Queremos convertir este centro en un espacio para que trabajen y en el que dar facilidades a las empresas del Norte", manifestó el presidente de la Mancomunidad y alcalde de Moya, Hipólito Suárez. El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, destacó la aportación que tendrá la mayor planta solar de las Isla ya acabada, y de la que todavía se espera su puesta en servicio.

Al acto asistieron los alcaldes del Norte y una quincena de empresarios, enmarcado en los actos de la feria empresarial Enorte, que se inaugura mañana viernes en Gáldar.

Compartir el artículo

stats