Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Mateo

Los trece años de arte de Ariadne Duque

La joven expone sus pinturas este sábado en La Caldereta: "Dibujar es la esencia de mi vida, no me imagino sin un papel y un grafito", asegura

La niña de 13 años Ariadne Duque Acosta expondrá por primera vez sus pinturas en La Caldereta de San Mateo a partir del 11 de mayo. La sorprendente promesa del arte insular hará la exposición de su obra bajo el título 'Ariadne solo', con el que presentará su primer proyecto expositivo individual. Actualmente, aunque vive y estudia en Santa Brígida, es alumna de la Escuela Municipal de Dibujo y Pintura de Vega de San Mateo, que continúa con la línea de promoción del alumnado marcado por la Concejalía de Cultura.

A Ariadne ya le atraían el lápiz y el papel desde los primeros años de vida. "En el transcurso de mi infancia siempre tenía la necesidad de dibujar, no aventurándome nunca con el color. Es cuando descubro el mundo de los figurines con los que desarrollo mi creatividad en bocetos de modelos con diseños de ropa y descubro la potencia del color y sus efectos", explica.

A raíz de este punto, continúa acercándose a otros estilos de dibujo, como el manga, dándole así continuidad a la figura humana, uno de los principales ejes de interés de esta joven alumna y artista. Además, en esta corta pero intensa andadura, Ariadne Duque Acosta da el salto también al pastel y a la acuarela, sintiendo la necesidad de cambiar de formatos y de soportes, y dando resultados tan sorprendentes como los que se podrán disfrutar en esta exposición.

"Para mí dibujar es una forma de vivir, es la esencia de mi vida; no podría imaginarme sin un papel y un grafito", explica. La obra de esta primera muestra individual estará formada por piezas de tamaños variados en técnicas como la acuarela, pastel y tinta sobre papel.

Su madre, Ruth Acosta, que también pinta, recuerda que Ariadne comenzó a pintar desde muy niña. "Cuando ella estaba en la guardería con dos años, un día me llamó la directora y yo salí corriendo para allí porque mi hija padecía alergia. Cuando llegué apresuradamente vi que no era por su alergia. La directora de la guardería me llamó porque había dibujado una mesa redonda de casa de la abuela con una cafetera y sus tazas".

Regalo de Reyes

Ariadne tiene una clara relación con el mundo de la pintura a través de su madre y de sus dos padrinos: Juan Cabrera, pintor canario especializado en retratos, e Inés Pacheco, acuarelista burgalesa afincada en Canarias desde hace muchos años.

La niña pintora, a la que no le gustan los teléfonos móviles y solo usa de vez en cuando el de su madre, cuenta con 60 obras, aunque lógicamente no estarán todas en la exposición que inaugura el sábado en La Caldereta "porque no caben".

Siempre que sale a la calle va acompañada con una mochila en la que guarda su estuche con acuarelas y pinceles. "Trabaja mucho el tacto con el papel y los pinceles. Tiene buena mano, tiene un don y debe desarrollarlo. Tiene mucha creatividad y así es feliz", señala Ruth. "Su regalo de Reyes fue un estudio en nuestra casa. Estaba cansada de no poder disponer de su espacio en casa para pintar. Si no dibuja le entra el mono, como un drogadicto sin droga", añade su madre.

"La muestra 'Ariadne solo' "nos llevará a un mundo expresivo, colorista, llenos de sueños y de realidades; en una edad en la que no ha hecho más que desplegar sus alas y comenzar el vuelo. Nos sentimos muy orgullosos de que nuestra Escuela Municipal de Dibujo y Pintura continúe dando al arte local e insular nuevos artistas, en masculino y en femenino", explica Iluminada Santana, concejal de Cultura y Patrimonio Histórico. "Está comenzando su prometedora carrera artística, como ya lo han hecho otros compañeros de la Escuela", añade la edil.

Compartir el artículo

stats