Gáldar se convirtió este fin de semana en la capital del plátano y ayer sábado vivió una fiesta dedicada a dar a conocer al sector platanero y a quienes están detrás de este cultivo de tanta tradición en el municipio. El Ayuntamiento preparó en la Plaza de Santiago una jornada para mostrar cómo es la labor de lavado y empaquetado de racimos, y degustaciones de este producto de gran sabor y calidad. La lluvia, que apareció a partir de mediodía, solo afectó a las últimas actuaciones folclóricas previstas, pero no impidió celebrar y disfrutar de un gran encuentro donde se rindió tributo al mayor sector agrícola de este municipio.

Una representación de las mujeres que han dedicado su vida al empaquetado de plátano hicieron una demostración de cómo es el proceso para la comercialización de esta fruta, contando para ello con la colaboración de Vicente Montesdeoca, un hombre que ha estado toda una vida, desde los diez años, vinculado a este cultivo.

Así, ante la presencia del alcalde de la ciudad Teodoro Sosa y el concejal de Desarrollo Socioeconómico, Agustín Martín, hicieron una representación de cómo las mujeres en los almacenes cantaban mientras el patrón vigilaba que se cumpliera con el trabajo, en un homenaje a tantas vivencias del pasado cuando no había mecanización y todo se hacía a mano.

El público saboreó plátanos fritos, crema de plátanos, buñuelos y tortillas hechas con esta fruta, que fue un atractivo más a esta fiesta que el Ayuntamiento de Gáldar creó hace tres años para promocionar y dar visibilidad a este cultivo y a los agricultores que han dedicado su vida a su producción, además de una modo de vida y de sustento para generaciones de galdenses.

La III Fiesta del Plátano fue el broche final al Encuentro de Productores Ecológicos celebrado el viernes en el Teatro Consistorial con la presencia de ponentes y especialistas en el sector, que hablaron de la producción ecológica y de los problemas que afectan a los cultivos, con especial atención al cambio climático y a las plagas que han afectado a la producción de esta fruta.

Reconversión

En esta edición, además, de ámbito europeo, ya que contó con la experiencia de la reconversión a ecológica de zonas como Guadalupe y Martinica con la presencia como ponente de Sébastien Zanoletti. A diferencia de lo que ocurre en Canarias, allí, explicó, la unión de productores ha permitido contar con un plan estratégico para reconvertir sus fincas en ecológicas, con un plan de acción de varios años que les facilita la colocación de su producto en el mercado, logrando además elevar a Bruselas una propuesta y lograr que la reconversión en ecológica suponga que se le reduzca un 30% las cantidades de referencia para no perder las subvenciones al plátano.

Estas Jornadas, que fueron organizadas por el Cabildo de Gran Canaria, el Gobierno de Canarias y Ayuntamiento de Gáldar, contaron además con una mesa redonda y de debate entre los agricultores y ponentes, en la que demandaron que la reconversión en ecológica permita compaginar un cultivo tradicional con un cultivo respetuoso con el medio ambiente, siempre y cuando no estén en el mismo sitio, por las características de las explotaciones que existen en Canarias, que pueden estar distanciadas. Y así, poco a poco, ir reconvirtiendo. También hubo debate en cuanto a que si el plátano que procede de Centroamérica que tiene el sello de ecológico, realmente lo es, porque no tienen las mismas restricciones que existen para los de Canarias, poniendo en duda si lo es.