Los acordes de las isas resonaron este domingo durante gran parte del día en las calles de Tejeda que, un año más -y ya van 49 ediciones-, se vio desbordado por la afluencia de canariones, grancanarios adoptados y visitantes en general para honrar al Almendro en Flor en su día grande. La jornada cálida y soleada acompañó a los cientos de personas que se congregaron para celebrar la canariedad, degustar los productos locales y darse un belingo por uno de los pueblos más bonitos de España.

Los olores de las papas arrugadas, las sardinas a la brasa, la carne de cochino al carbón o las aceitunas en mojo se unieron en una simbiosis perfecta para llenar el ambiente festivo. Las tonalidades rojas de los quesos espolvoreados con pimentón o verdes de la salsa autóctona del Archipiélago también formaron parte de la jornada. En definitiva, el día se saldó con un auténtico recital de sentidos que favorecieron la algarabía generalizada. Todos los ingredientes para convertir la fiesta en un éxito absoluto de cara a coger fuerzas para la edición del medio centenario, que tendrá lugar en 2021.