Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carreteras

El Cabildo ve necesario un cambio de patrón en la movilidad de la Isla

El tren y otra vía de acceso a Telde se toman como futuras soluciones al tráfico de la GC-1, que estuvo afectado por el accidente del lunes

El Cabildo ve necesario un cambio de patrón en la movilidad de la Isla

El Cabildo ve necesario un cambio de patrón en la movilidad de la Isla

El vuelco de un camión a primera hora de la mañana en el corazón de la GC-1, a la altura de Las Rosas en Agüimes en sentido sur, provocó durante la mañana del lunes colas kilométricas que afectaron al tráfico de la ciudad y a todos los accesos y vehículos que circularon durante las primeras horas. Con ello, se pone en la mesa de debate las medidas que se han de tomar para efectuar una disminución de la afluencia de los cerca de 100.000 motores que recorren la autovía diariamente. El consejero de Obras Públicas, Infraestructuras, Transportes y Movilidad del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Ángel Perez, considera que la solución no es única y pasa por distintas opciones entre las que se encuentra la concienciación social por un cambio de patrón en la movilidad de Canarias.

De manera paralela, se produjo ayer una charla en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria con el título Emergencia en la GC-1, ¿conservamos bien las carreteras? Una ironía del destino. El acto, organizado desde hacía semanas, contó con la presencia del consejero, a quien acompañaba Ángeles Ojeda Ojeda, jefa del Servicio Administrativo de Obras Públicas, y el ingeniero Francisco Rodríguez-Batllori de la Nuez, jefe de Servicios de Obras Públicas e Infraestructuras.

"Hay tres cosas que analizar, la primera, que el 80% de la población se encuentra en el litoral de la GC-1 y eso implica que la mayor parte de los desplazamientos se sitúen en la autovía", analizó el consejero, "la segunda, si no hay una vía de escape empieza a haber colapsos". A esta cuestión toma como posibles soluciones una llamada "vía de acceso especial para la zona de Telde y aeropuerto que nos permita esa capacidad de escape", la cual se diferencia del proyecto de la tangencial por su proyección y alineación con las actuales vías; y, por último, "probablemente el tren tenga una capacidad disuasoria con unas tarifas adecuadas para que la gente deje el coche en casa o en los aparcamientos habilitados". Ante todo, "el patrón de movilidad de Canarias tiene que cambiar, no hay más remedio", subrayó Pérez.

Acerca de la congestión que se produjo en la GC-1, el consejero hace un símil con la fisiología humana "esto es como la vida, si te cortan la aorta, por muchas técnicas que te hagan ya está cortada, es lo que le pasó a Gran Canaria de manera figurada". El último acontecimiento de magnitudes similares fue el derrumbe en Tívoli en el mes de diciembre con consecuencias directas para los miles de comercios y trabajadores que utilizan la GC-1 para desplazarse. "No se trata de una solución mágica si no de un cambio de mentalidad acompañado por medidas y sistemas que eviten lo que pasó ayer", entre otras cosas, se plantea una revisión del transporte público, "nuestra intención es rebajar las tarifas de este año y evaluar las líneas que vienen del sur", puntualizó.

"Agudizar la imaginación"

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, coincide con Miguel Ángel Pérez en que la administración debe ofrecer nuevas propuestas para mejorar la movilidad de la autopista y evitar en la medida de lo posible nuevos episodios de retenciones de tráfico como el sucedido el pasado lunes tras el vuelco de un camión a la altura de Arinaga.

"Hay que agudizar la imaginación y buscar nuevas fórmulas para mejorar la circulación; en muchos lugares se emplean ciertas pautas, a veces que no son populares, pero que consiguen aliviar el tráfico", explicó el mandatario, que recuerda medidas como la prohibición de camiones en las horas puntas del día (a primera hora de la mañana o al mediodía).

"Sin duda hay que pensar entre todos nuevas alternativas, para eso se ha creado una mesa de trabajo en la que colaborarán las diferentes administraciones públicas", expresa, en referencia al Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Las Palmas y Telde.

Asimismo, reitera que la mejor solución pasa por "el transporte guiado: ahora más que nunca se hace patente la necesidad del tren en la Isla", sostiene, recordando que el problema del tráfico también se debe al número de vehículos que transitan diariamente. "Es mayor que la media recomendada para un territorio aislado", concluye.

Compartir el artículo

stats